• Tortazos en Villa Ariza, milongas lunfardas del tordo argentino César Tamborini Duca

     

    Como bien saben, nuestro compatriota residente en Veguenilla del Órbigo, León,España, tiene en su haber un libro sobre  el tema, Che (lunfardiadas). Ese doctorado extra que tiene este argentino pampeano, aparte del odontológico, le lleva a dominar la jerga de los arrabales, enriquecida por ladrones y proxenetas. Aquí nos deja dos botones de muestra… que no son de los que te llevan preso!

    Y que sepan nuestros amigos músicos y compositores que César Tamborini Duca pone a disposición de quien se atreva estas dos milongas que están esperando música. Hacemos de gestores en esta iniciativa.


    Tortazos en Villa Ariza

    Bodegón de Ricardo Albisini, artista plástico argentino que se inspira en muchas de sus obras en el tango, el arrabal, sus personajes

     

     

     

     

     

    Hoy mi chamuyo no es lungo ni diquero, es pa` batirte bien debute que me se enyenó el balero con una bronca fulería por causa de una mamúa; y de paso batirle al manyamiento a los gilastrunes otarios, chabones y farabutes, pa` que sepan que...
     

     

     

    Comenzaron los tortazos
    por una mina canchera
    nacida por Balvanera
    y amante del escolazo.

    Pirajusió pa` la Boca
    escolaseando en amores
    suscitando amplios fervores
    cuando no fulera bronca.

    Allí conoció a un cafishio
    del ambiente, escrutador
    titulándose `dotor`
    del escabio;... y era un mishio.
     
    Para relojear la pampa,
    del conventillo boquense
    se piró para el Oeste
    …y dejó al reo en guampa.

    Aprovechando su estampa
    se arrimó a un camandulero
    y en coyunda del ladero
    farabutear quiso a un pampa.

    El jovie que estaba en pedo
    dejando a un costa`o el caño
    les batió ¡esto es escarnio!
    peló el envenao chairado
    haciendo un feite a un tarado
    que se metió en el enredo.

    El veinteañero atorrante
    y la minushia tanguera
    viendo la cosa fulera
    se ganaron... pa`l espiante.

    El pampa estaba dormido
    -por efecto de la curda-
    cuando apareció el canero
    y en medio del entrevero
    ¡rajemos! gritó otro curda
    y la trifulca a la gurda
    ...acabó con un ronquido.
     
       
    Más tortazos en Villa Ariza

    Obra del pintor argentino Ricardo Albisini, inspirada como gran parte de su producción en el tango y su habitat natural, el arrabal porteño

     

     

     

     

     

    Se estremeció el lunfardo en la voraz rutina de incomprensibles voces chamuyadas en la esquina, resabio de amarguras clavadas como espinas de arbustos ávidos de amor… al ofrecer sus rosas finas.
     

     

     

     

    En otra ocasión la cosa
    fue culpa de una morena,
    la morocha era mi esposa
    que no tolera sin pena

    que su cusifai la engañe
    y menos en su presencia
    por más que éste se apañe
    mancusando displicencia.

    Una rubia jactanciosa
    de su pedigree alardeaba
    ella creíba que era hermosa
    porque con guita afanada

    su papi la engalanaba
    ¡todo su briyo exhibía!
    pero el cafishio exigía;
    consintiendo amor manyaba,

    que con cualquier manganeta
    con la percanta maleta,
    si mancusaba finura
    sería jailaife de altura.

    Junó entonces pelechando
    lo que su alma de canero
    punga, rufián y diquero…
    ¡y a mireya desplumando!,

    acostumbrado al esparo
    la hizo entrar por el aro.

    Para qué voy a narrar
    los entreveros aquellos
    cosas de no recordar…
    terminaban en degüellos.

    De las grelas las más mansas
    de las mechas se tiraban
    y arañaban a las gansas
    que a sus cafhiolos junaban.

    La Villa ganó su fama
    así, a los brutos tortazos,
    con la jeta hecha pedazos
    quedaba la gente en cana.

    Por César J. Tamborini Duca 

    Los bodegones tangueros que ilustran esta nota, son obras del pintor argentino Ricardo Albisini

    La imagen de César Tamborini corresponde a su caracterización en el personaje Minguito Tinguitella, inolvidable creación de Juan Carlos Altavista, con motivo de la visita a León de la viuda del gran actor argentino, a quien se recordó. En esa ocasión su actuación le permitió expresarse en el lunfardo de los barrios porteños que utilizaba Altavista en radio y televisión.

    Eduardo Aldiser 
    Argentina al Mundo difundiendo la cultura de los argentinos, el tango, el  lunfardo, la música ciudadana

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Nélida Caracciolo25/10/2016 21:44:17

    Qué lindos versos lunfardos de César Tamborini Duca, ojalá les hagan la música, una linda música como él merece para sus versos! Gracias Sr. Aldiser por presentarlo. Muchos saludos para los dos y éxitos para César. Nélida Caracciolo

    Mario Valdéz10/05/2012 12:27:40



    Felicitacions a César Tamborini Duca por la excelencia de sus milongas, y que cuente con mi música. Lo esperamos en Buenos Aires.
    Un abrazo.
    Mario Valdéz.

    cesar26/09/2011 23:24:12

    Gracias a vos por los aplausos, Betty. Me alegra que te guste el tango y el lunfardo. Contestando tu pregunta, publiqué un diccionario del lunfardo titulado "CHE (lunfardiadas)" y para tu conocimiento, existen muchos diccionarios sobre el tema.
    Un saludo
    César

    Betty23/09/2011 13:59:14

    Aplausos!! para Cesar, ¿existe ya un diccionario de lunfardo? es que algunas palabras se me escapan y me encantaría disfrutar estos poemas a pleno...gracias!! Betty Danza

    yolanda solis (NALÓ)22/09/2011 22:22:31

    CESAR TAMBORINI: los excelentes "Tortazos en Villa Ariza" se oyeron hasta en Barcelona. Exhaustivo relato de trifulcas en lunfardo, que a la vez, me hicieron conocer los buenísimos bodegones de Ricardo Albisini.......regalos para una argentina .....
    un cariñoso saludo . Naló.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html