• Tango en Argentina - Yo me presento así - Ricardo Bruno

    Como es porteño, de la Reina del Plata, capital de Argentina, se fue a la orilla del anchuroso río que es un mar dulce y allí, con cierto ceremonial tanguero propio del realizador de Cantores Nacionales, nos manda Ricardo Bruno...

    "Creo que se los llama “navegantes” a los lectores de Eduardo Aldiser y su “Argentina Mundo” en la web. Si son navegantes acaso pesquen del agua esta botella al mar que arrojo aquí, por gentileza de Eduardo. Sé que estamos en una página leída por los argentinos en el mundo y también por personas que no son argentinas pero aman nuestro tango y nuestras costumbres.

    El papelito, ya fuera de la botella, dice así: “Ayúdenme. Estoy un poco loco. A los 70 años quiero, con un libro, golpear las puertas de la "Fama". Un libro con noventa de mis canciones y con prólogo de Juan María Solare (el sí que es un artista reconocido).

    También soy un poco razonable. Con uno de ustedes que me lea, sería fantástico. Con diez, un milagro. Yo les hablo en mis canciones a las nostalgias de ustedes y no, como en algunos tangos supuestamente modernos, a las nostalgias de sus padres o abuelos. Desconocido y querido navegante: pruebe el libro. Y si algo le gusta, por favor hágamelo saber.
    Suyo". Ricardo Bruno ricardoebruno@yahoo.com.ar

    Nosotros, desde España, agregamos que el 30 de mayo 2012 estará a la venta "Artista en borrador", un libro con 90 canciones de Ricardo Bruno. Precio del ejemplar, 30 pesos argentinos. Prólogo: Juan María Solare. Versión on line gratuita:  ARTISTA EN BORRADOR
     
    Nos dice Ricardo Bruno, letrista y poeta de Mi Buenos Aires Querida: "Mi esposa actual y final, Olga, es tanguera. O de barrio. En cualquier caso es mi musa inspiradora. Beatriz, de la cual soy viudo, también me inspiraba pero no tangos. (Su sombra se puede ver en  “Villa Crespo”.) No íbamos a recitales de tango, si es que había alguno, ni a Caño 14, ni al Viejo Almacén. Nos hubiera gustado ir a “El chino” pues los universitarios suelen ser curiosos. Tampoco íbamos a bailar, ni tango argentino ni nada. Ni siquiera íbamos exageradamene al Di Tella, con lo cual, al menos, me salvé de Nacha. Psicoanálisis, una pizca de militancia, mucho teatro, mucha lectura.

    A Olga le tocó mi mejor etapa, aunque ya, sin apuro, me esté yendo. Antes de la adolescencia me habían copado los instrumentales y los cantados de Aníbal Troilo. Cuando escuché a Ástor en 674 me dio vuelta la cabeza. Años después, empecé a escribir canciones febril y serenamente. Y a cantarlas en los karaokes de tango y compañía (melódico, folclore, de todo). Carolina me llevó a Bien Bohemio. Allí Marta me dio el holding de su café cultural y de su empatía. Con Oscar Acebrás hice pininos de cancionística. Carlos Ferrone asentó esa iniciación de Acebrás. Me reí y sonreí con la barra trasnochada del restó-bar “Férvido”. Traté a Paco Berón…

    Portada del libro del poeta argentino Ricardo Bruno "Artista en borrador"Tuve paredros (como diría Cortázar): Mandrini, Natalio Gorin, Marcela Bublik, Haidé Daibán, Marta Kitay, Pepa Vivanco, Hugo Fumero, Estela Maidac, Solange Bazely, Meri Lao, Wilson Saliwonczyk, Sergio López, Martina, Guille, Hilda. Hugo Salerno me invitó a la mesa de Héctor Negro en el Tortoni. Me senté al lado de conocedores en el café Frankfurt… Con Belén y Olga organizamos desopilantes verbenas… Hoy y siempre, me solazo con las semblanzas y los audio de TodoTango el de Ricardo García Blaya, como me relamí, de chico, con El Alma que Canta. Del paso por Letrango no me ha quedado nada, sólo el agradecimiento a Ernesto Pierro. Un día encontré a Juan María Solare. Pero esto ya pertenece al presente".

    Nos dice Juan María Solare, el compositor y pianista argentino que vive en Bremen:
    "Si hay algo que nos asemeja a Ricardo Bruno y a mí es esa incomprensible afición por arrojar al mar mensajes en una botella. Esta botella que usted tiene entre las manos, gentil lector, contiene un cancionero con poemas que no son calcos ni clones de poesías ajenas. Seguramente algunos de tales poemas le gustarán. Pero no me es suficiente. Me permito sugerir que le responda al náufrago y que imagine usted melodías que se ajusten a estas letras. Algunos textos aquí incluidos se lo merecen".

    Les digo yo... dos amigos que son siempre bienvenidos. Y Ricardo... a los setenta es el mejor momento de empezar cosas, cuanto más complicadas mejor.

    Eduardo Aldiser
    Argentina Mundo  con los poetas y escritores que difunden el tango argentino por el mundo

    Compartir en

    Lista de comentarios

    ricardo bruno04/11/2014 01:33:21

    usted es muy buen poeta pero no tiene autoridad para hablar de letras hechas por otros

    Ricardo Bruno06/02/2014 21:20:59

    ¿Qué me voy a llevar
    cuando no me lleve nada?
    Un olorcito a mujer
    y a la linda muchachada.

    Fernando Miceli27/03/2013 15:26:43

    Muchas gracias Eduardo por este artículo sobre Ricardo! y por seguir apoyando a los creadores de nuestra música ciudadana, un fuerte abrazo Fernando

    héctor raul folini19/06/2012 04:02:40

    Conozco a Ricardo. Es un buen amigo, yo he sido testigo de sus actuaciones y lleva en sus dones los de la poesía por elempedrado, no por la vereda.

    Pedro Colombo10/06/2012 09:00:58

    Estimado Eduardo:
    Tuve el gusto de compartir varios cafés con Ricardo Bruno el sábado pasado, entre una prolongada y amigable charla. Ya conocía parte de su obra poética, que fuera publicada en Todo Tango, espacio visceral -dirigido por Ricardo Garcia Blaya- de la música que nos empeñamos en difundir, junto con el común y querido amigo Carlitos Del Mar.
    Su poesia es de por sí innovadora, sin escapar del aferramiento a los valores tradicionales, en un tiempo diferente al de nuestra juventud: "Para ella mis flaquezas / son apenas teatrerías/como pasando por alto/lo que no sea alegría" (La última no se olvida) o "Sale tristeza/ sale/sale a borbotones/por boca de guitarra/sale tristeza/sale" (Tristeza).
    Es que revalorar el espíritu vivificante de la mujer de nuestros días, expulsar en rasguido de cuerdas la soledad en que nos hunde un tiempo angustioso, nos refiere al respeto hacia ese otro que nos complementa y hacia nuestro propio yo, que a veces por temores nomás, se resiste a darse/darnos con frescura.
    Breves y sugerentes, en un hilo conductor que se desovilla a puro asombro, ese Bruno poético contrasta casi con la persona respetuosa, casi tímida, escuchante y escuchadora que tuve enfrente primero y después al lado mío.
    Es que vos muy bien sabés, estimado Eduardo, lo difícil que resulta congeniarnos con el tiempo que vuela, con las novedades que se deshacen ni bien acaban de mostrarse novedosas. Por extensión, congeniar con el poeta que a veces se nos escapa porque el apuro nos arrastra, la exigencia nos impele.
    No fue el caso con el amigo Ricardo Bruno, con el colega -que uno desearía así él lo sienta y nos lo permita en atrevimiento, Ricardo Bruno...un hacedor de canciones y de poesías nacidas para cantarse.
    Te felicito porque más que a "gauchada", más que a "un gesto de nobleza", cosa que de por sí caracteriza a tu persona y a tu espacio, te reconozco además la percepción profunda para difundir lo realmente valioso, la profesionalidad y el don de calibrar fino a la hora del compromiso ante tus innumerables lectores, tu público fiel.
    De mi parte, admito la deuda de un par de notas que acordamos y me resultaron difíciles de compaginar, por motivos que oportunamente te señalaré. En parte, deseo cumplir con este aporte a tu página, que espero se encuentre en la exigencia que ella y ellos (tus lectores) merecen.
    Un fuerte abrazo, en este día feliz para la barrabuena futbolera argentina, que disfrutó las maravillas de "Lío" Messi...todo un lío para las mejores defensas.

    Ricardo Bruno24/05/2012 19:19:30

    Amigos del mundo entero:
    En la Argentina llamamos "gauchada", a un favorazo, a un favor muy grande. Más aún, a un gesto de nobleza. Gracias, Eduardo. Gracias, amigos.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html