• Argentina Tango - Roberto Rufino - Cantor de Buenos Aires

    Un periodista de raza, Pedro Alberto Colombo y la esposa de Rufino, Perla Lorenzo, dieron forma a través de recuerdos, documentación y testimonios, de una obra que nos muestra al excelente cantor de tangos a lo largo de su trayectoria artística.

    Editado en Argentina por Corregidor, de Buenos Aires, la primera parte de la obra es una cronología comentada de la vida de Roberto Rufino desde su nacimiento, el 6 de enero de 1922, infancia y comienzos en el canto (1922-1936) hasta la celebración de sus Bodas de Oro con el Tango y todas las distinciones que ha obtenido, para cerrar finalmente con los homenajes que le han rendido y la revaloración de su carrera.

    En la segunda parte, Rufino nos llega a través de la mirada de su esposa, Perla Lorenzo de Rufino. En la tercera parte, Pedro Alberto Colombo nos muestra su versión de Rufino en una “aproximación al Hombre, homenaje al Artista” dividido en once capítulos. La cuarta parte contiene la discografía completa de Roberto Rufino, el repertorio no grabado y las fuentes de investigación, también aportados por el periodista argentino, residente en La Plata, capital de la provincia de Buenos AiresPedro Alberto Colombo.

    A él nos remitimos para que nos relate aspectos desconocidos en la vida del cantante de tangos con España como epicentro: “Dentro de la discografía de Roberto, ubiqué a través de la Biblioteca Nacional de España, archivos digitalizados de la Compañía de Gramófonos Odeón de Barcelona, una grabación del tema "La luna y el Sol" (de Bobby Terré, seudónimo de Rufino), interpretada por Juanito Segarra. Del mismo modo hay una grabación del "Trío Guadalajara" del tema "El cielo y el mar". Son de 1953. El asunto es que esas placas prácticamente son dificilísimas de hallar. Obviamente constan en el libro”.

    Curiosidades referidas en el libro “Roberto Rufino, Su Vida y Su Obra”, que también nos relata Pedro Colombo: . “Hay en el libro un capítulo basado en las cartas de sus admiradoras. Bajo el título de `Genio y figura de un ídolo juvenil´, hago referencia al cantor que emociona a los hombres y apasiona a las mujeres. "Robert chante avec tout son coeur" o “Roberto canta con su corazón”, le dice una de ellas.

    Perla Lorenzo y Roberto Rufino, la esposa y el cantor de tango. Foto gentiliza de Carlos del Mar, realizador de Los Invitados del TangoCorría el año 1944 y Rufino debutaba en Radio Belgrano, con su propia orquesta, dirigida por Atilio Bruni, autor de "Señora Princesa". Van a presenciar el programa nada menos que Francisco Canaro y Francisco Lomuto. La audición radial se publicita como "Un bombazo", auspiciada por Vino Toro, el "Rey de copas". Tiene glosas de Julián Centeya y grajeas cómicas de Juan Bono.

    Bueno, el tema es que a propósito de aquel debut le llovieron cartas de todas las provincias y de los países limítrofes, hasta del Brasil, habida cuenta del fenómeno radial de entonces, que lo copaba todo. Algunos ejemplos: "A mi príncipe de Ensueños", le dice Nelly D.L. desde Artigas (Uruguay). "Soy romántica, joven y por lo tanto imaginativa, gustaba, gusto y me atrevo a asegurar que gustaré oír su suave voz en las interpretaciones que a menudo escucho para deleitar mis oídos. A través de los pocos minutos que duraban sus canciones, mi imaginación volaba fantaseando novelas de amor, en la que yo era la heroína y usted mi galán, que me confesaba su amor, cantando con la suavidad de su voz...Es por eso que ha encendido en mi pecho un amor avasallador. Envíeme su foto. Será para mí una dicha enorme, mantendré conversaciones con ella y será la luz que ilumine mi camino...etc.”

    Roberto Rufino, una de esas voces del tango que no sólo no se apagan, sino que crecen en el tiempo a través de la evocación y análisis de sus técnicas, tonos, estilo, pasión tanguera. Evoquemos a Rufino en lo suyo, cantando… 

    La novia ausente
    Tango (1933)
    Letra: Enrique Cadícamo
    Música: Guillermo Barbieri


    A veces repaso mis horas aquellas
    cuando era estudiante y tú eras la amada
    que con tus sonrisas repartías estrellas
    a todos los mozos de aquella barriada.
    ¡Ah! las noches tibias... ¡Ah! la fantasía
    de nuestra veintena de abriles felices,
    cuando solamente tu risa se oía
    y yo no tenía mis cabellos grises.

    Íbamos del brazo
    y tú suspirabas
    porque muy cerquita
    te decía: "Mi bien...
    ¿ves como la luna
    se enreda en los pinos
    y su luz de plata
    te besa en la sien?"
    Al raro conjuro
    de noche y reseda
    temblaban las hojas
    del parque, también,
    y tú me pedías
    que te recitara
    esta "Sonatina"
    que soñó Rubén:

    (Recitado:)
    "¡La princesa está triste! ¿Qué tendrá la princesa?
    Los suspiros se escapan de su boca de fresa.
    Que ha perdido la risa, que ha perdido el color...
    La princesa está pálida en su silla de oro,
    está mudo el teclado de su clave sonoro
    y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor."

    ¿Qué duendes lograron lo que ya no existe?
    ¿Qué mano huesuda fue hilando mis males?
    ¿Y qué pena altiva hoy me ha hecho tan triste,
    triste como el eco de las catedrales?
    ¡Ah!... ya sé, ya sé... Fue la novia ausente,
    aquella que cuando estudiante, me amaba.
    Que al morir, un beso le dejé en la frente
    porque estaba fría, porque me dejaba.
     

     Eduardo Aldiser 

    Argentina al Mundo  recordando a los grandes intérpretes del tango argentino

    Compartir en

    Lista de comentarios

    JUAN CARLOS MAUMUS20/03/2014 23:51:41

    Soy un humilde cantorcito de tangos y su version de La novia Ausente me estremece

    Daniel ángel Cafaro03/10/2013 02:09:34

    Roberto Rufino demostró su talento en el tiempo, escuchar sus canciones su voz es entonar lo mas alto niveles de nuestra música nacional el tango, nadie puede hacer comparaciones de un maestro como El Gran Rufino

    Pedro Alberto Colombo08/07/2013 01:40:26

    Estimado Eduardo:
    Te agradezco por todo lo que desarrollas como periodista y hombre de la cultura, tratando de mantener lazos firmes en medio de situaciones conflictivas (políticas, económicas y sociales), que exigen desafíos mayores.
    Leo tus páginas con gratitud y admiración. En cuanto a lo poco que puedo aportar dentro del tango, se vincula con comentarios y opiniones en Todo Tango, con una investigación que estoy realizando sobre personalidades del tango de La Plata, en los últimos cincuenta años; en algunas letras, etc.
    En lo que hace a la historia de Roberto Rufino, tengo opiniones que no han podido incorporarse al libro, entre ellas una de Jorge Bocacci, gran amigo y admirador de Rufino, como la investigación sobre versiones de temas suyos en idéntica situación.
    Una historia, siempre se está re-construyendo. Metafóricamente, para recrearla completa, faltaría que el personaje renazca, meterle un chip en el cerebro y hacerlo andar. Es de ciencia ficción. Suelo escribir relatos sobre este género y otros. Un gran abrazo. Pedro Alberto Colombo.

    milton eugenio rodríguez06/07/2013 02:08:05

    Fue un Grande. Tuvo etapas brillante; por ejemplo, con Francini-Pontier, con Carlos Di Sarli ( en sus comienzos como cantor ), con Aníbal Troilo; y, ya maduro, con la orquesta Baffa-Berlingieri.-
    Un fraseo majestuoso, una voz llena de matices.-
    Siempre va a estar vigente

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html