• Argentina Tango - Operación Bandoneón por Tino Díez

    La iniciativa está latente en la comunidad de nuestra música popular y se han intentado  en el curso de los últimos cincuenta años, emprendimientos, tendientes a popularizar al bandoneón, puntal de la permanencia de lo nacional en el rescate de la plena vigencia del tango. Agregada a las cuestiones ya expuestas, el costo de un bandoneón es inalcanzable para la mayoría de los bolsillos argentinos ya que supera los 40.000 pesos y la idea es bajar esa cifra a niveles asequibles y populares, creando paralelamente modelos adecuados a las criaturas, pero con las prestaciones de los instrumentos actuables, mejorados, según los relevamientos entre sus músicos bandoneonistas-

    Un bandoneón para el tango argentino. Proyecto (y realidad) para salvar al fueye
    Por Tino Díez

    Ya hablamos de la creación de la familia Bruñini, del fueye “doble B.” ó “B.B.”, pero hubo y hay otros emprendimientos tratando de fabricar bandoneones para el tango por músicos tangueros argentinos, como es el caso que comentamos de los Zullo y su bandoneón argentino AZ. Dentro de un ambicioso proyecto “Para salvar al bandoneón”, se prevé solicitar la aplicación de las restricciones de su venta al exterior y fomentar a quienes se muestren dispuestos a crear los modelos argentinos necesarios, con apoyos oficiales, sea en la exención de derechos de importación de aquellos insumos que no se producen el país, como en el otorgamiento de subsidios direccionados a los luthiers y en defensa de la cultura  nacional.

    El prtofesor Amoresano y el lutrier Frere, unidos por un proyecto en común, fabricar bandoneones para el tango en ArgentinaEl ingeniero Carlos Amoresano y el luthier Julio Pablo Fredes, en La Plata, la capital de la Provincia de Buenos Aires, en Argentina, se abocaron a la tarea de lograr los objetivos propuestos, pero avanzaron más allá, en la doble tarea de que el costo del fueye, estuviera al alcance de estudiantes y músicos,  con un instrumento apto para todas las expresiones sonoras. Así surgió el bandoneón electrónico, que es una creación absoluta a nivel mundial, ya que conserva esa particularidad, donde cada uno de sus botones emite distinto sonido, en respuesta a la apertura o cierre del fuelle, característica principal de los bandoneones tradicionales. Como una denominación técnica son bandoneones “midi”, con un sintetizador que logra que suene como un tradicional “doble AA”, un piano, un órgano u otro instrumento y que además se puede conectar como un periférico a una computadora para transcribir la música a una partitura. Además circuitos eléctricos ad hoc suplen a la delicada maquinaria que le otorga al bandoneón ese  rezongo tan propio del tango, pero que son la causa del encarecimiento de esos instrumentos.

    Julio Fredes, luthier argentino que está desarrollando la fabricación de nuevos bandoneones para el tangoY por último permite diversificar el uso del bandoneón no solo a las nuevas modalidades tangueras – el tango electrónico – sino a otro tipo de géneros musicales que pueden adoptarlo. Distintos músicos que tuvieron acceso a este nuevo instrumento, entre ellos Carlos Rulfo, Daniel Prócoro y Enrique Asuelo, se mostraron gratamente sorprendidos por la versatilidad del nuevo fuelle.

    Se armaron distintos modelos de bandoneones, algunos de los cuales destinados por estructura y diseño a niños y adolescentes. Julio Fredes - secundado por científicos de la Universidad Nacional de La Plata y de la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires – llegó a construir artesanalmente siete bandoneones para niños. Por ese trabajo, le fue otorgado de manos de Horacio Ferrer, presidente de la Academia Nacional del Tango, el “Gobi de oro”. En la universidad platense existe el epígrafe 7011 que designa al la carrera de Técnico Universitario en Bandoneón, Técnico Instrumental.

    Según Fredes, contador jubilado, bandoneonista, ex director de la escuela de música “Che bandoneón”, la iniciativa tiene diferentes apoyos técnicos y económicos de importantes personalidades y entidades culturales, entre los que se cuentan, profesionales de la Universidad de La Plata. La labor de Fredes, fue destacada por la Secretaria de Cultura de la Nación, quien reconoció al equipo platense y a su trabajo “Construcción de bandoneones nacionales”, de interés cultural.
     

    Otra iniciativa en el suroeste bonaerense, Lanús

    Un bandoneón tradicional, fabricado en Alemania. En Argentina y Uruguay estos instrumentos siguen vigentes gracias al tangoEn la Universidad Nacional de Lanús, se proponen también recrear al bandoneón, con un proyecto que asegure la perpetuidad del tango. Para ello su rectora, Ana Jaramillo, fanática del tango y a la sazón bandoneonista y perteneciente a la Academia Nacional del Tango, con sede en Buenos Aires,  impulsa la creación de un bandoneón de estudio, que piensan llamar “El Pichuco”, en pos de mantener  y desarrollar el patrimonio cultural, creando un bandoneón totalmente argentino.

    El grupo lo conforman Roberto de Rose, director de la carrera; Roberto Crespo, director del proyecto; Guillermo Andrade, codirector; Edgardo Canquia, Martín Llorens, Mayte Ossorio, Agustín Peralta, Fabián Martínez, Andrés Ruscitti y Magdalena Vidart, docentes; y los alumnos Rubén Hassna, Luis Nocetti Fasolino y Melisa Ríos. Realizaron un trabajo de investigación que ahora se transformó en algo tangible, como lo es la creación de un bandoneón. Un fueye  que sea accesible y que se ofrece a otros establecimientos, donde los más pequeños podrán aprender a tocar el fuelle tanguero, lo mismo que los estudiantes de mayor nivel. Dicen que es un diseño con la pretensión de acercarse a la gente.

    Bandoneón Pichuco diseñado y producido en la Universidad Nacional de Lanús, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Se trata de dotar de instrumentos para la enseñanza a jóvenes músicos que continúen con la vigencia del tango Dice Roberto de Rose que la rectora  les preguntó si se animaban a hacer un bandoneón como proyecto de investigación, como diseño industrial: “El desafío nuestro fue tratar de industrializar la fabricación del bandoneón. Además de darle una estética y transformarlo en un producto cultural del siglo XXI, la intención de masificar la venta, a través de los beneficios que nos va a dar la industrialización de todo el procedimiento y el empleo de nuevos materiales y tecnología. Muchos se han lanzado a tratar de reproducirlos en forma artesanal en el mismo sentido que estaba hecho y han llegado a replicar las (…) piezas que tiene el bandoneón, pero nosotros pensamos que el camino era otro.”

    Uno de los primeros pasos fue desarmar un bandoneón, pero para ello, había que tener ese instrumento y contemplar la posibilidad de las que podían resultar en el posterior armando. Por fin consiguieron el bandoneón y pasaron meses, desarmando las piezas, midiéndolas con un calibre y cargando los datos y dibujándolas en la computadora. Cada pieza era un desafío. Respetaron casi todo y cambiaron algo, como el fuelle donde reemplazaron el cartón de cada uno de los pliegues, por el plegado de una lámina total de polímero, lo que redujo sustancialmente el tiempo de construcción. Mantuvieron el sistema bisonoro de 71 teclas y las cualidades tímbricas.

    Le Bandoneón Pichuco de la Universidad Nacional de Lanús ha debutado con mucho éxito, recibiendo premios de diseño y siendo muy bien acogido en el mundo del tango de ArgentinaSegún los músicos consultados, era menester mantener la sensibilidad del teclado, detalle en la empuñadora y el peso, además que  la botonera no se alejara más allá de la distancia del modelo, ya que afectaría la digitación. Además uno de los temas que enfrentaron fue el de las voces, que los luthiers liman y ajustan a mano una a una, imposible de realizar en un proceso industrial. Decidieron cortar una única chapa, con laser, y que esa chapa tuviera el sonido adecuado.

    Ana Jaramillo, concluye expresando: “Todos sabemos que el bandoneón es el protagonista del tango. Entonces de este modo se preserva el patrimonio cultural de la Nación. Haciendo que los chicos en las escuelas puedan tener uno, así como tienen una guitarra, un piano o un violín. Por eso la idea fue construir un bandoneón de estudio accesible. Estético y accesible. Funcional y económico. No una réplica, ya que no se puede copiar un Mercedes Benz, un Doble A nacarado. Hicimos algo nacional y popular con buen diseño, por eso lo titulé “el modelo de sustitución de importación de ideas”. Y ahora esperamos poder presentar al `Pichuco´, así se llama, en sociedad. Un amor eterno de muchos que empezamos a querer el tango por él.”

    El 20 de noviembre de 2011, el prototipo fue presentado en sociedad, y por tal razón esa jornada  fue designada el Día de la Soberanía de la Soberanía Musical, por la misma Universidad Nacional de Lanús. En 2012 recibió el Primer Premio en la categoría Diseño Industrial en el  Concurso Nacional de Innovaciones INNOVAR, organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

    Emilio Sittner, entrerriano y apasionado por el tango, siguió la tradición de sus ancestros alemanes y, siendo bandoneonista, se ha dado el gusto de diseñar y fabricar bandoneones para el tango argentinoSí, se fabrican fueyes

    Lo dice Emilio Sittner, cantor y bandoneonista en respuesta a los pesimistas que opinan que ya no se fabrican bandoneones. Pero este entrerriano cuyo nombre es Tomás Emilio Schlotthauer y que apocopó su nombre de pila, tomando el apellido de su madre, para su nombre artístico, tomó el desafío cuando lo invitaron a cantar en Carslfed, Alemania, y tuvo oportunidad de conversar con uno de los empleados de la mítica fábrica de los Arnold. Asistió en la iglesia de la aldea, donde los cánticos religiosos tenían el marco de bandoneones, y se dijo “Si alguien lo hizo, por qué no lo podría hacer yo”.

    La historia sigue, pero ya está contada en primera persona por el mismo Sittner: - y nos ayuda a afirmar que sí, se fabrican fueyes y hecho por argentinos…  Fuentes: E- Infu  - El Bandoneón - Bandomecum - Argentina tango. Del bandoneón Doble AA, al muy argentino AZ  y las Webs de las dos universidades de Argentina citadas

    Notas de Tino Díez, de Ingeniero White, Provincia de Buenos Aires, Argentina, y relacionadas con el tema
    Roberto Achával, con el corazón y el tango argentino mirando al sur
    Tango argentino. Nora Roca la voz que vino desde Ingeniero White
    Nora Roca con tango argentino triunfando en Buenos Aires y el mundo
    Los Bailes del Internado recordados por Tino Díez,  hombre de tango
    El tango refleja en sus letras la realidad social. Se pregunta Tino Díez en Argentina
    En Argentina el misterio se hizo tango chamuya Tino Díez
    Los cantores de orquestas de tango en Argentina por Tino Díez
    De antinomias y segundas partes en el tango argentino, chamuya Tino Díez
    Tango argentino. Tino Díez y la ñata contra el vidrio de Discepolo
    Argentina Tango. Del bandoneón Doble AA al muy argentino AZ
    El argentino Emilio Sittner fabrica bandoneones, canta tangos y nos hace emocionar...
    11 de julio. El tango argentino celebra El Día del Bandoneón

    Argentina Tango  - Radio Aldiser - Argentina Mundo  - Argentina Folklore


     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Rene Casarsa15/02/2017 01:13:44

    Felicitaciones a todos los que estan involucrados en este emprendimiento único, y mis mejores deseos de que se haga realidad el objetivo de comercializar un buen bandoneon al alcance de todos, particularmente de los jovenes que quieran conectarse a la magia del tango. Un tanguero de los de antes . . .

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html