• Argentina Tango en Buenos Aires con Cucuza Castiello

    Es el recuerdo de una noche cualquiera de este 2013. Allá por Villa Pueyrredón, donde la Capital de Argentina se  va haciendo provincia, se enciende El Faro en La Pampa y Constituyentes. Un escenario, el encordado que va acariciando Maximiliano “Moscato” Luna marca un tango y aparece él, cantor porteña de punta a punta, Cucuza Castiello que viene diciendo “Muchachos, el tango vuelve al barrio”.

    Ahí, a un costado, escabiando la vida, Ricardo Bruno con su Olga, metido en la historia que frasea este porteño de Villa Ortúzar. Y me va contando cosas de Hernán Jorge Castiello, con apellido de pueblo del pirineo aragonés, mucho más conocido como Cucuza, por haber debutado en Canal 11 de Buenos Aires en el programa concurso “El Tango del millón”, cantando Cucusita

     

    Hernán Cucuza Castiello cantando un tango en su Bar El Faro del barrio de Villa Pueyrredón, en Buenos Aires, ArgentinaAntes aún, cuando ya era una persona mayor de cinco años de edad, encaró un micrófono del bar de su barrio, y entonó un tango. Ya mucho más formado y requetemayor, fue cuando llegó a la televisión con seis años… los que lo veían y escuchaban en sus casas lo sabían, estaba naciendo un cantor. Ganó de puro apronte el concurso al año siguiente y ya no paró más. Cuantas veces en el colegio se le quedó dormido a la maestra, venía de estar en escenarios con sus otros compañeritos nocheros, como Alberto Marino, Floreal Ruiz, Roberto Rufino, Luis Cardei o el mismo Miguel Montero, de quien había aprendido la historia de aquel chico como él, que fue a hablarle al médico para que curara a su hermanita.

    Se le cruzó el fútbol en su camino, emparentándose su destino con el de Ángel Vargas y el mismo Montero. Anduvo haciendo de defensa recio por Argentino Juniors, en La Paternal, y eso lo desconectó unos años, pocos, del canto tanguero. Quién sabe si el destino acaso no le jugó una buena pasada cuando, en forma de lesión, lo dejó veintiañero fuera de las canchas pero de nuevo en los escenarios.

    Pinta, personalidad y voz del tango argentino, Hernán Cucuza Castiello, cantando en los jardines del Palacio General San Martín de Buenos Aires, ArgentinaAllá por 2003, cuando hacíamos Yosoytango en Madrid, me hablaron de un muchachito que venía pegando fuerte. Me llamó la atención el nombre del binomio que había formado con el guitarrista Gabriel Genlote… “Dúo Máaaríiiiaaa” ¡Qué me Contursi! Ahora me cuenta Ricardo que ese nombre surgió de un decir de su padre Nelson, como exclamación ante algo muy bueno. Que su madre se llama Lucy.

    Y he vuelto a tener noticias suyas cuando ganó Hernán Castiello como autor, con el tango “Tibieza”,  el Certamen Hugo del Carril 2005.  Pasaron dos años y allí estaba otra vez, pero compitiendo como cantor. Así en 2007 se lleva un nuevo galardón como voz masculina, cantando Vendrás alguna vez, un clásico del `38 que firmaron Luis César Amadori  y Alfredo Malerba.

    El Cucuza Castiello en su bar El Faro de Villa Pueyrredón, junto a otro cantor que también empezó de niño y en la televisión a cantar tangos, Guillermo Fernández. Los acompañan Maximiliano Luna y AngeleriAllá por 2011 les decía a los colegas de Punto Tango sobre su actual binomio con Moscato Luna… “Un día canté en el Museo del Tango y me enteré que entre el público estaba Moscato. Al poco tiempo canté en el Centro Cultural de la Cooperación y también estaba él entre el público. A la salida fuimos todos a comer a una pizzería, él había llevado su guitarra y empezamos, como tantas veces, a cantar. Yo estaba con mi mujer y ella me dijo muy atinadamente “Él va a ser tu guitarrista”. Al poco tiempo me sale una fecha en un lugar que se llamaba La Puerta de Teodoro, lo llamé y así empezó todo. Llevamos cuatro años de “sociedad” (ahora ya son seis). Moscato es muy talentoso y disfruto mucho de su acompañamiento. Muy humildemente dice `yo no hago nada, hago ritmos´, como si fuera una cosa menor!”. Y también recuerda a otra guitarra del tango que, en una de sus actuaciones siendo un niño, camino a la adolescencia, lo acompañó. Era Roberto Grela… y en su momento no le dio a eso ninguna importancia.

    Ahora es farero mayor de ese bar del oeste porteño del que supimos cosas cuando entrevistamos a Bárbara Grabinski, que es un lugar de encuentro desde 19131 para los vecinos del rioba, como me lo había contado Carlos Sánchez, poeta, que lo añora cada tarde en su Folignano italiano.

    Y nosotros, también añoradores profesionales por la misma razón, la distancia, le decimos al pibe de Villa Ortúzar, Hernán Jorge Castiello“Vení, canta pa´la muchachada que está por las Europas, Cucuza”… se planta otra vez frente al micrófono de un bar de barrio, Moscato Luna arranca con fuerza y así sale “Lo que vos te merecés

    Lo que vos te merecés
    Tango argentino
    Letra:   Abel Aznar 
    Música: Carlos Olmedo


    Que querés no te esperaba, perdoname la franqueza
    Porque desde que te fuiste no pensaba verte más,
    Y hoy que honrás con tu presencia la miseria de esta pieza
    La sorpresa del encuentro, la podés imaginar...
    Perdoná, no me di cuenta... casi ni te doy la mano
    Si querés quedarte un rato, sin ninguna pretensión,
    Poco tengo pa´ ofrecerte... no sabés cómo he quedado
    Si estoy dando lo que gano, pa´ pagar mi metejón.
     
    Y vos, estoy seguro, que habrás echado buena
    Y que te dio vergüenza entrar en el bulín,
    Ya no andarás cuerpeándole al hambre y a la pena...
    Tu vida noche y día, será un sólo festín...
    Me alegra que hayas vuelto, después de todo un año
    Con ese vestidito que yo te regalé,
    Tus lujos, tus alhajas, me hubieran hecho daño...
    Qué bien que te has portado, volviendo como ayer.
     
    ¿Qué tenés?... ¿Estás llorando?... ¡No te pongas de ese modo!
    Si no vas a consolarme con tenerme compasión,
    No fue sólo por tu culpa que he perdido todo... todo!
    ¡Es que entonces yo tenía un otario corazón!
    ¿Qué decís?... ¡Que te engañaron con un mundo de promesas!
    ¡Que volvés arrepentida!... ¡Que hoy recién me comprendés!
    ¡Que querés, si se acabaron tus delirios de grandezas
    hoy tenés de recompensa... lo que vos te merecés!
     
    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango - Radio Aldiser - Argentina Mundo  - Argentina Folklore

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Edgardo Tessuri21/04/2017 22:35:21

    Cucuza- y Moscato_ cosa de locos----que personalidad la de Cucuza-----Moscato un alevoso de la guitarra MATA-------como me gustaria verlos juntos otra vez--------vamos muchachos en el Faro nos vemos pero me avisan.--------------

    Julian28/05/2014 03:32:37

    Papá, los recuerdos que me traés de tiempos perdidos en la distancia. Mi primer departamento de casado lo compré en el deslinde de Villa Ortuzar, Colegiales y Chacarita a una cuadra de las cinco esquinas, donde se cruzan Alvarez Thomas, Forest y Elcano y a cinco cuadras del cementerio (Elcano y Triunvirato). Conocido como barrio fabriquero, creo que nunca mas pude disfrutar, en verano, un clima como el que tenía en ese tercer piso. Un amigo me decía que ese era un departamento de verano porque en invierno, hasta que le puse calefacción en invierno era imbancable, un ofri que te la voglio dire. Pero eso no importaba, éramos tan jovenes............
    además lo de "Cucusa", me trae recuerdos del Luna los sábados en la noche, donde ese gran campeón pluma que fué Cucusa Bruno, perdió el cinturón argentino a manos de un paisano rosarino, boxeadoe elegante si los hubo que era Alfredo Bunetta.
    Chau, un abrazo desde los Andes patagónicos.

    Ricardo Bruno27/05/2014 20:31:32

    Es lindo ver a un amigo (Cucuza) en casa de otro amigo (Eduardo). Son buenos amigos. La calidad de cada uno en lo suyo la tomo como yapa.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html