• Moneda de Cobre - Argentina Tango / España - Claudia Sandina-

    La curiosidad despierta al saber. Cuantas veces uno repite frases sin pensarlas. A mí me llamó la atención el nombre del tango, entonces tuve curiosidad de conocer por qué su autor, Horacio Sanguinetti, lo habría bautizado así.  Hoy día, en 2013, las monedas de ese metal ya no existen en Argentina, es más ya casi no quedan de estas monedas. Pero alguna vez sí existieron.

    Moneda de Cobre, Mulata con ojos de cielo que estás en el tango
    Por Claudia Sandina

    Sin pretender hacer un estudio numismático -que no viene al caso- y al solo fin de situarnos en la época y familiarizarnos con el tema, tenemos como dato que en Argentina hubo “cobres” desde 1824 a 1860 aproximadamente, y por períodos interrumpidos, algunas veces fabricados aquí, otras en Londres. Recién en 1881 se sancionó una  ley nacional, la Ley 1.130, que instituyó el Peso moneda nacional (m$n) con el objetivo de unificar nuestro sistema monetario que hasta ese entonces había sido bastante caótico, ya que circulaban variedad de monedas, tanto locales como extranjeras.

    Se acuñaron, entonces, las primeras monedas nacionales propiamente dichas, de oro, plata, y cobre, con diseño del famoso grabador francés Eugene Oudine. En cobre se habían acuñado monedas de 1 y 2 centavos, es decir, las de menor valor.  De ahí la expresión coloquial “no tengo un cobre”, que remite justamente al significado de no tener ni lo más pequeño de una moneda, nada. Y ya vamos acercándonos a  la idea de lo que viene…

    Moneda de cobre de 1 centavo acuñada por la República Argentina en 1890, ambas carasContinuando con el relato, dichas monedas duraron muy poco por cierto, por resultar antieconómicas, interrumpiendo definitivamente su emisión en 1896 para ser reemplazadas por otros metales (las de oro y plata ya habían dejado de acuñarse mucho antes de esa fecha). Varias décadas después, las de cobre vuelven a emitirse nuevamente -de 1939 a 1950-, pero con  un menor tamaño, y otra vez en valores  de 1 y 2 centavos. Todo esto para decir que Horacio Sanguinetti escribió la letra del  tango que nos ocupa en 1942, cuando hacía escasos años que habían reaparecido en los bolsillos de la gente las modestas moneditas que le sirvieron de inspiración. 

    Al contrario del famoso y melancólico dicho “veinte años no es nada”, para la historia de este tango, en cambio, es mucho…despiadadamente mucho. Ya que en el imaginario del poeta, Moneda de cobre es la gastada, ya vieja mulata con ojos de cielo y mota en el pelo de negro carbón; la misma que ayer fuera hermosa…como una reina de bronce; la que  cumplió sus frescos veinte años trabajando en un cabaret. -¡Moneda de cobre!, así te llamaron, tan despectivamente, cruelmente, porque como los centavos, vieja y triste muy poco valés.

    En la evocación de los veinte años que han pasado, el poeta remite a una época, justamente la década del ´20 -valga la redundancia- en la que era bastante habitual  que muchas jóvenes humildes, debido a la falta de trabajo o a las condiciones humillantes de sus existencias, dejaran aquel barrio triste de barro y de lata para dedicarse a la prostitución. Basta escuchar las muchas letras de tangos escritas en esos años, que han dejado testimonio de esa realidad.

    Y ya que estamos, aprovechando que el tango lo menciona, es interesante decir que hubo por aquel entonces un barrio apodado “el barrio de las latas” en la zona que hoy es Parque Patricios, segregado del barrio de San Cristóbal, llamado así porque las casas tenían sus paredes hechas con los tambores de la Standard Oil, latas de aceites y hojalatas, de extrema precariedad.  También agregar, porque la letra lo evoca,  que de los  muchos cabarets que funcionaron  en Buenos Aires, existió el Folies Bergére, ubicado en la calle Cerrito, que a semejanza del esplendoroso cabaret parisino del mismo nombre, supo contar con distinguida clientela y variados espectáculos.  

    “Pasaron veinte años, querida mulata,
    no existen tus padres, no existe el farol…
    Seguí, no te pares, no muestres la herida.
    No llores mulata, total ¡para qué!”.


    Moneda de cobre es un tango muy bailado en las pistas argentinas y del mundo, un clásico en las voces Alberto Castillo y Raúl Berón.
     
    ¡Ah!... Como broche final a la introducción numismática, las monedas de cobre reaparecieron en Argentina en 1992 en valor de 1 centavo; esto coincidió con la estabilidad económica y una ley de convertibilidad que duró tan solo 10 años. Cambia, todo cambia…

    Moneda de cobre
    Tango argentino (1942)
    Letra: Horacio Sanguinetti
    Música: Carlos Viván


    Tu padre era rubio, borracho y malevo,
    tu madre era negra con labios malvón.
    Mulata naciste con ojos de cielo
    y mota en el pelo de negro carbón.
    Creciste entre el lodo de un barrio muy pobre,
    cumpliste veinte años en un cabaret,
    y ahora te llaman moneda de cobre,
    porque vieja y triste muy poco más valés.

    Moneda de cobre,
    yo sé que ayer fuiste hermosa;
    yo con tus alas de rosa
    te ví volar mariposa
    y después te ví caer...
    Moneda de fango,
    ¡qué bien bailabas el tango!...
    Qué linda estabas entonces,
    como una reina de bronce,
    allá en el “Folies Berger”.

    Aquel barrio triste de barro y de latas
    igual que tu vida desapareció...
    Pasaron veinte años, querida mulata,
    no existen tus padres, no existe el farol.
    Quizás en la esquina te quedes perdida
    buscando la casa que te vio nacer;
    seguí, no te pares, no muestres la herida...
    No llores mulata, total, ¡para qué!

    Y aquí está el vídeo producido en Buenos Aires donde Claudia Sandina cuenta esta historia...



    Claudia Sandina, historiadora y dramaturga argentinaOtras notas de Claudia Sandina

    El mundo del juego y el tango en Argentina. Lo analiza Claudia Sandina... Barajando


    El cuadro que abre esta nota es "Mulata" del pintor italo brasileño Alfredo Volpi (1896-1988)

    Argentina Tango  - Radio Aldiser - Argentina Mundo  - Argentina Folklore

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Elsa Rossi Raccio03/02/2016 02:20:50


    Claudia, felicitaciones por tu trabajo,está hermoso. Me hiciste retroceder muchos años con esta exposición,si bien siempre me gustó Castillo y la orquesta de Tanturi para mí tiene un sabor especial, es porque mi papá fue amigo de Alberto Castillo, eran del mismo barrio.

    Muchas gracias por lo que nos das , te mando un fuerte abrazo.

    Elsa

    Pedro Alberto Colombo02/02/2016 17:36:42

    Felicitaciones a Claudia y como siempre a la página en blanco que nos ofrece Eduardo, para contribuir al Tango y en especial al tango cantable, como en este caso. Poco para agregar a la nota, bien redondeada con la versión inigualable de Alberto Tanturi y ese enorme cantante y mejor persona que fué y es (Memoria mediante) Alberto Castillo. Tan solo recordar que en ese año (1942, Domingo Federico y "Mimo" Expósito (Poeta de mi preferencia, con seguridad el más completo que diera nuestro cancionero), estrenaban "Tristezas de la Calle Corrientes", con versiones de Miguel Caló y Raúl Berón; y de Anibal Troilo con Francisco Fiorentino, ambas de setiembre. Año de otras grandes obras: "Barrio de Tango" (Troilo-Manzi); "Gricel" (Mores-J.M.Contursi); "Malena" (Demare-Manzi); "No te apures Cara Blanca" (Garza-Bahr), entre otros grandes éxitos. ¡Golazos!.

    Cesar11/10/2013 05:23:01

    Un gusto Claudia Sandina leer tus artículos, siempre tan interesantes, en este prestigioso portal. Saludos!

    Norma10/10/2013 23:49:10

    Siempre tan interesantes tus notas... Y sigo conociendo tangos y lo que estos comunicaban con vos. Espero ansiosa el próximo!

    Victoria09/10/2013 23:15:10

    Tanturi-Castillo: qué dúo y qué tangazo!!!
    Y Claudia Sandina: siempre investigando un poco más por los senderos que entrelazan tango e historia.... Gracias querida amiga :)

    Claudia Sandina09/10/2013 15:03:42

    Muchas gracias y encantada de conocerte, César, aunque sea por este medio. Es un honor para mí estas palabras de tu parte. ¡Un fuerte abrazo!

    cesar jose tamborini duca07/10/2013 23:01:02

    Que dúo fantástico, Eduardo a quien conozco desde hace unos cuantos años y admiro su vocación periodística y tanguística, y Claudia a la que conozco desde este momento en que nos hace un lindo relato del tango "moneda de cobre" y sin pretender hacer un estudio numismático como dice al comienzo,sin embargo en unas breves pinceladas nos permite conocer la historia de esas monedas.
    Admiro a Alberto Castillo y este es uno de mis tangos preferidos en su voz, de modo que triplemente agradecido. Un abrazo para ambos

    Claudia Sandina07/10/2013 02:57:07

    Un gusto poder compartir mis notas en tu prestigioso portal, Eduardo. Muchas gracias por tu apoyo. Y qué bueno el cuadro que abre la nota, muy atinado. ¡Un abrazo desde Buenos Aires!

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html