• María Lavalle en Argentina Tango / España

    Esta muchacha porteña con apellido de céntrica calle de Buenos Aires, tiene el sentido justo para llevarnos en su voz y su arte al tango de la tierra natal, Argentina, y a otras muchas músicas que fue viviendo a lo largo de su vida. Es que su padre, diplomático argentino, ejerció su cargo en capitales europeas como Ámsterdam, Lisboa, Paris, Atenas y Madrid… como partió de la Reina del Plata cuando tenía siete años… la escolarización, estudios secundarios y universitarios los fue realizando en países distintos, nutriéndose de culturas diversas y aprendiendo a cantar sus cosas con la naturalidad de los allí nacidos…. Por eso María Lavalle nos emociona por igual, en sus presentaciones, cuando canta tangos, valses y milongas… o cuando nos sumerge en el fado portugués, en las canciones parisinas con rumores del Sena o en esos temas griegos de los que tuvimos noticias por Zorba.

    Además la caracteriza la exquisitez y en sus actuaciones se rodea de grandes músicos, especialistas todos ellos en los cancioneros que recorre, con la presencia de excelentes guitarristas portugueses Luis Ribeiro y Lelo Nogueira, que acompañaron a Amalia Rodríguez, a quienes se suma el español, andaluz para más señas,  Rafael Andújar.  A la hora de los tangos, surgen el bandoneón de Pablo Mainetti, Cristian Zárate al piano y Daniel Falasca en el contrabajo. Todo lo amalgama Rafael Flores, su director artístico.

    Señoras... señores... canta María Lavalle, el tango argentino está presenteSu discografía va recorriendo los momentos de María Lavalle, pues su arte es íntimo, con silencios, con plenitud, de miradas interiores. Así en 1994 llegó el primer disco “Sabotaje”, cual llamado de atención. Con "Frutos Compartidos" de 1999 nos encontramos también con la canta… autora, acompañada por los españoles, el cantautor Luis Eduardo Aute y el cantante Amancio Prada. Cuando en 2007 actuó en el Nuevo Teatro Alcázar de Madrid, de Alejandro Romay, su concierto se transformó en el disco “De igual a igual”, con tangos y canciones francesas, colaborando en las orquestaciones un tal Osvaldo Berlingieri. Ya en 2011 llegó “María Lavalle canta a George Brassens” con la particularidad que a sus letras las enriqueció con los ritmos de tango, fado y flamenco, a partir de la aportación de arreglos musicales de instrumentistas de gran valía en cada caso.

    Alguna vez nos dijo, cuando la tarde caía tras el Parque del Retiro de Madrid que… “Mi padre era gardeliano puro y por su influencia en la infancia me tengo que pelear con la gente que me dirige para que entiendan que las mujeres tenemos un hueco en esto y que no solo es Carlos Gardel. Y por ello, desde el respeto y el amor a Gardel, le dediqué todo el primer espectáculo de tango a las mujeres en la historia del Tango. Aunque a los argentinos cuando se los cuento en Buenos Aires o en cualquier lugar del país les parece increíble, que no se conozca por ejemplo a Mercedes Simone. Pasado el tiempo, ahora sí canto a Gardel, pero la primera vez que me subí a un escenario a cantar tangos, no canté a Gardel. He tomado mi tiempo en cantar a Gardel porque creo que cada uno tiene su manera de ir paso a paso”.

    La cantante argentina de tango, fado y canciones francesas y griegas María Lavalle, cantando en la Sala Clamores de Madrid“Uno tiene que disfrutar y de alguna manera divertirse con lo que está haciendo. Si yo me enfrento a uno de los grandes textos de Edith Piaf, yo no puedo hacer un calco de lo que hacía la Piaf. Lo ideal es encontrar un gran texto con una gran música... pero si me das a elegir, lo más importante para mí es el texto. Tengo una especia de obsesión para que los textos tengan una calidad o un encanto. Pero no canto cualquier texto. Mido muchísimo lo que estoy diciendo... cantando”.

     

    Amalia Rodríguez cantó rancheras en tiempo de fado; Aznavour le hizo una canción francesa que cantó, cantó en inglés, italiano, lo mismo que hizo Gardel. Edith Piaf se apodera de un valcito argentino de Ángel Cabral y se transforma en “La Foule”. El mundo del arte está todo muy conectado”.

    “Es sagrada para mi la Argentina. Pero la primera vez que fui a cantar tenía mucho pánico porque iba a hacerles mi propuesta, cómo yo entendía que se podía cantar el tango, renovar las cosas. Y he estado en Teatro Avenida y se llenó, además estuve en es maravilla de Buenos Aires que es el teatro Margarita Xirgu que ha sido una de las actuaciones más maravillosas. Y me llevé a los fadistas más el maestro Berlingieri con un trío de tango de primera línea”.

    Y yo te digo María Lavalle, en las cercanías de ese Portugal al que cantas como portuguesa, gracias por las emociones que me has hecho aquilatar y mantener en mi memoria de  tus presentaciones en el Alcázar, Teatro de la Abadía, el Calderón… y algún otro escenario madrileño…



    Niño Bien
    Tango 
    Letra : Víctor Soliño y Roberto Fontaina
    Música : Juan Antonio Collazo

     
    Niño bien, pretencioso y engrupido,
    Que tenés berretín de figurar,
    Niño bien que llevás dos apellidos
    Y que usás de escritorio el Petit Bar.
    Pelandrún, que la vas de distinguido
    Y siempre hablás de la estancia de papá,
    Mientras tu viejo, pa´ ganarse el puchero
    Todos los días sale a vender fainá.
     
    Vos te creés que porque hablás de ti,
    Fumás tabaco inglés,
    Paseás por Sarandí,
    Y te cortás las patillas, a lo Rodolfo
    Sos un fifí.
    Porque usás la corbata carmín,
    Y allá en el Chantecler
    La vas de bailarín,
    Y te mandás la biaba de gomina,
    Te creés que sos un rana
    Y sos un pobre gil.
     
    Niño bien, que naciste en el suburbio
    De un bulín alumbrao a querosén,
    Que tenés pedigrée bastante turbio
    Y decís que sos de familia bien.
    No manyás que estás mostrando la hilacha
    Y al caminar con aire triunfador
    Se ve bien claro que tenés mucha clase
    Para lucirte detrás de un mostrador.
     
    Eduardo Aldiser
    Argentina Mundo con los intérpretes del tango que lo difunden por el mundo

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html