• Lunfardo. Un estudio sobre el habla popular de los argentinos en Academia Nacional del Tango

    Ha sido presentado este libro de Oscar Conde, Doctor en Letras en la Universidad de Buenos Aires, en el transcurso del Plenario del lunes 17 de octubre 2011 a las 19.30 hs. en el Salón de los Angelitos “Horacio Ferrer”, del Museo Mundial del Tango, Av. De Mayo 833 1º Piso, Ciudad de Buenos Aires, Argentina.

    Se ha escuchado como Tango Ritual un tema enmarcado en el repertorio de lunfardo de Edmundo Rivero, “A Buenos Aires” de su autoría.

    Este Plenario estuvo presidido por Horacio Ferrer, Presidente y  Gabriel Soria Vicepresidente 1º de la Academia Nacional del Tango. El Académico Eduardo Bernal mantuvo una charla-presentación con el autor Oscar Conde sobre su libro "Lunfardo. Un estudio sobre el habla popular de los argentinos".

    Es un original tratado sobre el habla de los Argentinos que no se limita, solamente, al estudio del habla del porteño, como es tradicional en la gran mayoría de las obras editada hasta ahora, sino que su estudio se extiende originalmente, mucho más allá del territorio de las grandes ciudades puerto donde tuvo su nacimiento y su primer desarrollo.

    El autor pone de manifiesto en el ensayo, su profundo conocimiento sobre el tema, abarcando todos los aspectos que hoy se conocen en esta materia. Será, sin duda en el futuro, la gran obra de consulta para todo el que se interese por estas cuestiones del habla popular.

    Oscar Conde es doctor en letras por la Universidad de Buenos. Fue docente de griego cásico en la misma universidad y actualmente enseña latín en las carreras de filosofía de la UCES y en la Universidad del Salvador. Además es profesor e investigador en la Universidad Pedagógica de la Provincia de Buenos Aires y en la Universidad de Lanús. Es autor de las siguientes obras: Poéticas del Tango (2003) y Poéticas del Rock ( 2007) y del Diccionario Etimólogico del Lunfardo (2004). Es miembro de Número de la Academia Porteña del Lunfardo.

    Del reportaje del colega Jorge Dubatti en Tiempo Argentino seleccionamos conceptos del profesor Oscar Conde:

    La publicación de "Lunfardo. Un estudio sobre el habla popular de los argentinos" (Editorial Taurus), de Oscar Conde, es un gran acontecimiento para la cultura nacional. Porque conocer la lengua de un pueblo es conocer su alma. ¿Qué es el lunfardo con precisión? ¿Cuáles son sus límites? ¿De dónde salieron palabras como atorrante, otario, compadrito, colimba, pichulear, pibe, yapa, transar...? Con rigor científico y, a la par, expresión llana y amena, Conde responde estas preguntas, y rectifica incluso al mismo Jorge Luis Borges.

    Retomando afirmaciones de José Gobello, otro especialista en la materia, Conde propone la siguiente aproximación: “El lunfardo es un repertorio léxico, limitado a la región rioplatense en su origen, constituido por términos y expresiones populares de diversa procedencia, utilizados en alternancia o abierta oposición a los del español estándar y difundido transversalmente en todas las capas sociales de la Argentina.”

    Un repertorio léxico, es decir, un vocabulario, que incluye cientos de términos, como apoliyo, bagre, falopa, joda, ñoqui, quilombo, tano, timbear... El lunfardo no es, en consecuencia, ni un idioma ni un dialecto ni un argot. Ni tampoco una jerga de delincuentes, como se afirma todavía en más de un prestigioso diccionario.

    El joven Borges se equivocó en 1926 cuando en “Invectiva contra el arrabalero” (de su libro El tamaño de mi esperanza, no recogido en sus obras completas) aseguró: “El lunfardo es un vocabulario gremial como tantos otros, es la tecnología de la furca y de la ganzúa.” Error al que contribuyeron páginas de Benigno B. Lugones, Luis María Drago y Antonio Dellepiane en años anteriores. El lunfardo no es privativo de un gremio; como aclara Conde, “los delincuentes usan palabras lunfardas... también.”... y agrega: “Este vocabulario, originalmente compuesto por muchos términos inmigrados, fue usado primero por el hablante del Río de la Plata –lo que determinó un marcado localismo–, pero desde mediados del siglo pasado fue extendiéndose a todo el país”.

    El autor asegura que el origen del lunfardo está en el habla del compadrito, es decir, “en el joven criollo de las clases populares, que hacia fines del siglo XIX, por un lúdico afán, se fue adueñando de muchos de los términos llevados a Buenos Aires por los inmigrantes –particularmente los italianos– y los fue incorporando a su propia habla, por lo general adaptándolos fonéticamente”. Es decir que, en la génesis del lunfardo, están los jóvenes del último tercio del siglo XIX, pero el ciclo no está cerrado: “Siguen siendo hoy los jóvenes los que realizan los mayores aportes al lunfardo”, dice Conde.
     
    La obra se compone de una primera parte fascinante, donde se formula la definición del lunfardo; la segunda, a la formación del léxico; la tercera, al pasaje del lunfardo histórico al lunfardo actual y especialmente a su presencia en la prosa literaria y periodística, el tango, el sainete, la poesía, los medios de comunicación masivos y las letras de rock y de cumbia villera.

    Rodolfo Ghezzi
    Argentina al Mundo con las manifestaciones culturales en torno al tango argentino

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html