• Lunes de homenaje con Los Tagini en la Academia Nacional del Tango, Buenos Aires

    En la Academia Nacional del Tango de Buenos Aires, Argentina, los amigos se siguen juntando por amor al Tango. En la oportunidad será el número dieciséis de estos encuentros mágicos que tienen lugar en la sede de la entidad, ubicada en la Avenida de Mayo 833, en el mítico Palacio Carlos Gardel, cita de tantas veladas que trascienden a nivel internacional y por donde se pasan visitantes de todo el Planeta.

    Lunes11 de Abril

    Ese día el Cuadro de Amigos de la Academia Nacional del Tango ha presentado un espectáculo de música popular, realizando un homenaje a “una Familia Tanguera de Ley, los Tagini”. La presentación estuvo a cargo del Académico Fabio Zerpa, coordinador del elenco, presentando a Claudio Rubén Tagini. Este ha glosado la figura de su padre, el gran autor de tangos inolvidables, recorriendo a grandes intérpretes de las décadas de los años veinte, treinta y cuarenta del pasado siglo que incluyeron los temas de su progenitor, tradición que en la actualidad siguen sus propios hijos, Vanina y Flavio excelentes cantantes que actuaron acompañados por el virtuoso ejecutor del bandoneón Gabriel Merlino con temas de nuevos creadores de nuestra música popular.

    Rubén Tagini, hijo del poeta y letrista de tango Armando Tagini. Es el propulsor del proyecto de Tango en la Escuela, en Buenos Aires,  Argentina



    Recordando a un grande

    Armando José María Tagini , recuerda Horacio Ferrer en  “El Libro del Tango”, “apareció con la pléyade de letristas promovida en torno a la presencia creadora de Carlos Gardel, intérprete éste de su producción inicial: Misa de once, Perfume de mujer, La gayola, Gloria, Mano Cruel, Buey Manso. Escritor de singulares aptitudes anticipó en alguna de sus páginas, muy especialmente con Marioneta, la corriente que más tarde renovaría la literatura del tango con Homero Manzi a la cabeza.” Señala Ferrer que sus páginas fueron repetidamente premiadas. Perfume de mujer por ejemplo, obtuvo el segundo premio en el cuarto concurso organizado por Glucksmann en el Palace Theatre. Misa de once, en el sexto concurso de la misma empresa. Con otros compositores, colaboró en piezas inolvidables que han quedado para siempre en la historia de la música popular.

    Desde Madrid, donde varios de los Tangos de Tagini han quedado en la memoria colectiva de los españoles, quiero evocar el comienzo de la letra de uno de los más populares en colaboración con  Juan José Guichandut y que Gardel nos dejará en aquélla grabación de 1929, “Misa de once


    “Entonces tu tenías diez y ocho primaveras,
    yo veinte y el tesoro preciado de cantar...
    En un colegio adusto vivías prisionera
    y sólo los domingos salías a pasear.
    Del brazo de la abuela llegabas a la misa,
    airosa y deslumbrante de gracia juvenil
    y yo te saludaba con mi mejor sonrisa,
    que tu correspondías, con además gentil”


    RODOLFO GHEZZI         


    ARGENTINA AL MUNDO, una  historia,  el país recordado para los argentinos que viven en el extranjero
     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html