• Argentina Tango - La vuelta al mundo en 80 Tangos con César Tamborini Duca

    Desde Velleguina de Órbigo, León, España, nos llegarán en capítulos estos datos y análisis realizados por César Tamborini Duca, publicados en su portal Pampeando y Tangueando. En su viaje por el mundo, va encontrando las claves de tangos, valses y milongas.

    `La vuelta al mundo en 80 Tangos´

    Por César J. Tamborini Duca

    1.    El tango, viajero impenitente

    Es innegable la incorporación al tango de palabras lunfardas, lo cual favoreció la difusión de este vocabulario del arrabal de las grandes ciudades argentinas (principalmente de Buenos Aires) a todo el país. Leemos que el …”tango, se hermana con el lunfardo a través de sus letras; pero éste es un baile restringido que sólo lo bailaban entre hombres, compadritos que en cualquier esquina o bodegón estampaban las filigranas de sus pasos en las veredas desparejas; cuando participan las mujeres, éstas son perdularias en cuyo espejo no se querrán mirar las damas copetudas de la oligarquía argentina; ni tampoco sus congéneres de ese otro peldaño que, al decir de Arturo M. Jauretche, constituyen el medio pelo en la sociedad argentina.

    Con su éxodo a Europa y tras convertirse en una ráfaga musical triunfante,… principalmente en París, que es el espejo donde se miran las familias adineradas de Argentina, le permite quitarse el corsé que le impedía su libertad de movimiento, y entonces rompe los cerrojos y abre los candados de los hogares de éstas familias para irrumpir cual avalancha incontenible haciendo partícipe de su gloria a todos los grupos sociales de su país de origen… por ser el tango vehículo de transporte de la palabra lunfarda, tiene tan trascendental e íntima influencia ese hermanamiento”.  (“CHE, lunfardiadas”  , de César J. Tamborini Duca, 2da. Edición, julio de 2010, pág. 12).

    Pero también debe mencionarse el fenómeno inverso, porque la incorporación al tango de palabras extranjeras propiciadas por la inmigración hizo que éstas, deformadas, adquirieran ese matiz propio del cosmopolitismo lingüístico para ser incorporadas de inmediato al habla coloquial de los argentinos deviniendo en “lunfardiadas”.  Por poner un solo ejemplo “jailafe” …”que quedó de aquél jailafe / que en el juego del amor / decía siempre mucha ‘efe’ / me tengo pa’ tallador”… (“UNO Y UNO”, letra de Lorenzo Traverso, música de Julio Fava Pollero), palabra que significa alta vida y proviene del inglés high life.

    Como en el caso de ésta palabra las hay muchas, del italiano, el inglés, el francés, y esto ya nos está dando una idea de la trascendencia mundial del tango. Pero como señalamos antes era ésta una música despreciada, prohibida; y tuvo que emigrar, hubo de ser un “producto de globalización” casi cien años antes que la globalización adquiriera seña de identidad propia, visitar y darse a conocer en Europa (y posteriormente en otros países de América) para convertirse en música y danza de moda  -principalmente en París, faro que transmitía sus luces al mundo-  para ser aceptado en los salones de la sociedad argentina y acometer un ascenso vertiginoso por la escalera del éxito que lo llevaría posteriormente a recorrer países más lejanos –geográfica y culturalmente- como Japón.
     

    Nos encaminamos de este modo al objetivo del presente trabajo, dar a conocer someramente “Tangos en el mundo” con capítulos por países, regiones, aportes temáticos, “El tango en París”, y “Bailarines de tango”,  por sus títulos y/o por sus contenidos, actitudes y referencias, humanas o geográficas.

    Argentina al Mundo
    con la historia del tango argentino, ahora música universal

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Nélida Caracciolo20/09/2013 21:15:30

    Espectacular! Qué buen estilo para escribir algo que no es fácil. Me encanta, en serio!!!
    Nélida

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html