• Juan María Solare, pianista argentino residente en Alemania, es noticia en Argentina

    Con motivo de su ciclo de conciertos y clases magistrales que estuvo desarrollando en Buenos Aires, La Plata, Mar del Plata y Tandil, los medios de comunicación de Argentina se han interesado por difundir su trayectoria y entrevistarlo. Lo escuchamos en dos oportunidades en la emisora Conexión Abierta de la Universidad Abierta Interamericana en el programa de Roque Vega. A continuación reproducimos la nota que ha publicado Margarita Pollini en Ámbito Financiero.

    Se emitirá también un reportaje a Juan María Solares en "Radio Universidad de Buenos Aires (UBA)" frecuencia 87.9 o en la Web. Estará en el programa "Concierto Derecho" que conduce Juan Carlos Figueiras. Produce Radio UBA. Se emite el domingo 2 de octubre a las 8 hs. (de Argentina), 13 hs. (C.E.T.). Redifusión el viernes 7 a las 24hs. (Argentina), sábado 8 a las 5 hs. para Europa. 
     

    A manera de introducción comentar que Juan María Solare representa de alguna manera a centenares de artistas y profesionales argentinos que residen desde hace décadas en Europa (hablo sólo del continente  que comparto con ellos), realizan una gran labor, aportan sus creaciones, son muy respetados y valorados, se convierten en excelentes embajadores culturales y  científicos de Argentina y, la mayoría de las veces, son unos desconocidos en el país natal.

    Ésta es la entrevista de la colega porteña:

    ¿Qué sensaciones le despierta cada regreso a la Argentina?


    Parafraseando a Andrés Calamaro, estoy radiante por volver, pero sé que el diamante es carbón. Me lleno de actividades donde no gano dinero para mantener un contacto vivo con mis amigos. Si no, tras una ronda de intercambio de narraciones se acaba el diálogo, al no haber actividades compartidas la profundidad de la amistad tambalea. Venir a la Argentina sólo como turista me produciría mucho dolor. Hay sensaciones diversas, como volver a oler el piano de mi casa, o comer en la fonda de la esquina con los tacheros, estar en la única ciudad en la que aunque me pierda sé siempre dónde estoy. Del otro lado, hay gente que me dice "esto no es Alemania" para justificar su ineficiencia.

    ¿Cuáles suelen ser sus puntos de partida para la composición? ¿Cómo es el desarrollo y concreción de sus ideas?

    La inspiración está en todas partes, si uno está alerta. Los puntos de partida pueden ser pinturas, conversaciones, formas, números, rostros, libros, comportamiento animal, mapas, estar enamorado, un ejecutante desprejuiciado… El punto concreto de partida suele ser una idea pequeña, un chispazo melódico o rítmico. Luego salto a inventar una forma general, una estructura robusta y confiable donde esta pequeña idea pueda rendir al máximo. Componer es adaptar las ideas aisladas a un contexto realista, practicable. Y luego se trata de unir ambos extremos: la dimensión menuda, subatómica, con la macro-dimensión. Es un trabajo en dos direcciones simultáneamente.

    ¿Cómo influye lo académico en su abordaje del tango y viceversa a la hora de interpretar?


    La técnica pianística del tango no es intrínsecamente distinta de la clásica, y esto lo aprendí de Horacio Salgán, que admira a Albéniz como yo a Liszt. De lo académico rescato sobre todo la disciplina de estudio y el amor a la precisión, y del tango la flexibilidad y la relativización de la partitura. Yo no le voy a cambiar las notas a Chopin, pero consta históricamente que él mismo tocaba muchas de sus obras de manera bastante distinta en cada concierto, y no por error. La comunidad musical académica no lo aceptaría de un pianista actual, pero en el tango es casi obligatorio, porque no se ve bien a un intérprete que copie literalmente lo que ha tocado otro. Tocar perfecto implica transmitir algo, no únicamente acertarle a las teclas. 

    Juan María Solare en los estudios de Conexión Abierta, emisora de la Universidad Abierta Interamericana de Buenos Aires, Argentina¿Y a la hora de componer?

    El mundo académico me dio una técnica de escritura a prueba de balas. Nada es más triste que tener una buena idea y no ser capaz de plasmarla. Del tango obtuve la certeza de que cualquier idea que se me ocurra puede, con técnica, transformarse en una obra entre decente y estupenda. Si se mantiene el nivel de autocrítica a raya, la intuición puede desarrollarse. Esto que aprendí del tango lo aplico también a mis obras "académicas".
     

    Respecto de las interpretaciones de obras suyas por otros músicos, ¿cuál es su actitud y la de ellos? ¿Lo consultan sobre determinadas cuestiones? ¿Hace sugerencias o les da una completa libertad?

    Entra en escena el Tao de la Diplomacia, y en ese punto he visto mancar a muchos compositores. Los intérpretes que me consultan es porque respetan la obra y creen que vale la pena invertir tiempo en estudiarla, yo admiro muchísimo eso. En general conozco perfectamente mi obra y puedo advertir el más mínimo error, lo cual aumenta mi autoridad ante los intérpretes. Creo que el compositor es responsable del resultado sonoro de lo que ha escrito, incluyendo el estreno, y luego, si no es sordo, hará correcciones y precisiones en la partitura.

    Otros intérpretes no consultan, y por esta razón no puedo saber cómo han trabajado hasta que es demasiado tarde, o a veces jamás, pero me he llevado gratísimas sorpresas. Es bueno poder dar un paso atrás y darles rienda a los intérpretes para que descubran en la obra cosas que uno no había visto. El intérprete que logra una expresión personal con tu obra es como si creara un ángel. Doy sugerencias sobre todo cuando veo que están algo perdidos, para acercarlos a la obra, pero en un punto deben tomar decisiones estéticas por sí mismos.

    Si el resultado no lo satisface, ¿se los hace saber?

    Si veo que la persona no tiene interés en volver a tocar la obra en general le doy las gracias sin decir nada que pueda sonar a reproche. Pero si la persona es uno de mis intérpretes habituales se los digo lo más diplomáticamente que pueda, fundamentando con claridad. No debe dar jamás la impresión de que estoy escupiendo sobre el trabajo del intérprete.

    Un profesor de un instrumento puede transmitir fácilmente su técnica y su experiencia a sus discípulos. ¿Qué desafíos plantea en ese sentido la enseñanza de la composición?


    La diferencia básica es que el maestro de piano transmite una técnica y el de composición debe reconocer rasgos del estilo que está en embrión en su alumno y mostrárselo para que lo reconozca, lo desarrolle y llegue a un sistema de expresión coherente y consonante con su personalidad. En general el estilo no se decide, se descubre; no se transmite y mucho menos se impone. El éxito de un profesor de composición estará dado por la diversidad estilística de sus alumnos. Le doy mucho valor a la notación, porque aquí la falta de claridad es mortal.

    El compositor no transmite mediante la partitura su pensamiento musical sino una secuencia de instrucciones para reconstruirlo. Una segunda faceta es conocer repertorio actual de los orígenes más diversos para formarse un bagaje amplio de experiencia sonora, sin hacer ascos a priori a ningún tipo de música: ni las populares ni las del pasado ni las de otras culturas. Podemos pensar que los maestros están más anquilosados que los alumnos y niegan condición artística a determinadas músicas, pero muchas veces es al revés, y los jóvenes tienen más prejuicios y decisiones tomadas que un hombre maduro. Y es una lástima.

    Margarita Pollini   - Ámbito Financiero – Buenos Aires, Argentina – Viernes 23 de setiembre de 2011


    Agradecemos a nuestros colegas en Argentina poder compartir parcialmente sus notas para darles otro canal de acceso a nuestros lectores en Europa y el mundo.

    Más notas y entrevistas sobre Juan María Solare
    ¿Por qué la Ricordi de Munich publica `Tango Piano´ del músico argentino Juan María Solare?  Gira 2011 de Juan María Solare, pianista y compositor, por Argentina  Noviembre 2011 en Londres. Festival Latinoamericano de Piano. Juan María Solare por Argentina   El cólera. Recuerdos argentinos esperando avión en Bremen   Saúl Cosentino y Juan María Solare hablan del tango argentino  Pasaje Seaver, tango autobiográfico de Juan María Solare  Juan María Solare, pianista argentino, lleva el Tango Olimpico a Londres 2012   Argentina tango. Nacimiento, cantata de Juan María Solare. Algo diferente  Juan María Solare, pianista argentino en la Novena Cumbre Mundial del Tango. Seinjoki, Finlandia  Tangos para piano a cuatro manos del argentino Juan María Solare. Presentación en Musikmesse de Frankfurt  Argentinos y el tango a la caza de los premios LUKAS en Gran Bretaña  Juan María Solare, pianista argentino, residente en Alemania, es noticia en Argentina  
    Desde Alemania, el argentino Juan María Solare se-plantea ¿Y yo quien soy?

    Eduardo Aldiser
    Argentina al Mundo con los artistas argentinos que difunden nuestra cultura en España y el Mundo

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html