• Horacio Ferrer. Dícese de poeta del tango, uruguayo, rioplatense

    Como tantos otros, de las dos orillas son sus orígenes. Padre uruguayo, madre argentina, nacido en Montevideo un 2 de junio de 1933. Antes de cruzar el gran charco dulce,  Horacio Ferrer realiza en su país una importante tarea de estudio y difusión del tango, destacándose los programas de radio y televisión en SODRE, la cadena oficial de emisoras de la República Oriental del Uruguay.

    Buenos Aires lo acoge como a tantos uruguayos que llegan para seguir cimentando la sólida estructura de la música ciudadana, el tango. Ya había participado en la creación, por proposición de Astor Piazzolla, de la obra lírica “María de Buenos Aires”. En los años siguientes, transitando las calles porteñas, habrían de llegar sus aportes en forma de tangos baladas donde va retratando a la ciudad y sus personajes, marginales pero llenos de aristas que los hace poéticos.

    Así van llegando entre el `68 y `69 ese “Chiquilín de Bachín”, esa otra “La última grela”, las “Coplas del Viejo Almacén”, con música del alma mater de esa esquina del tango, Edmundo Rivero, donde fue desgranando sus decires las noches  de esos años… aquel “Juanito Laguna ayuda a su madre” y, entre otros, el tema que no ganó un gran concurso de manera oficial, pero que sí lo hizo por el voto que vale, el del público, “Balada para un loco”.

    En 1971 acomete una tarea ciclópea y sale a las librerías, con el sello de Ediciones Ossorio, “El libro del Tango, Historias e Imágenes”, dos volúmenes aún de gran vigencia en los que Horacio Ferrer compila y graba el paso de la gente del tango, los locales más famosas, las esquinas clásicas, esos personajes en apariencia tangenciales… pero que todos fueron y son hacedores de un milagro que se vive en unos tres minutos. Esta obra ha sido nuestra Biblia a la hora de realizar los guiones de tantos y tantos programas de tango, de cuando no estaba Internet y la información escrita y bien organizada brillaba por su ausencia.

    Fueron años de cercos y glicinas, que le diría Cátulo Castillo a Homero Manzi, en los que el muchacho uruguayo dejó su impronta, abriendo ventanas grandes para el tango, para que entrara la brisa de su poesía para cantar, haciendo que el tango saliera de un socavón, producido  más por  la industria discográfica que por el sentimiento del pueblo, que siempre lo siguió sintiendo, silbando, viviéndolo.

    Horacio Ferrer, poeta y estudioso del tango uruguayo, presidente en Argentina de la Academia Nacional del TangoEs muy difícil señalar una de sus producciones, decir “¡Ésta!”. Sin embargo y a mi gusto, hay dos temas que merecen ser escuchados y aún leídos con detenimiento.  En esa mega ciudad que muchas veces nos da la espalda de cemento, que dijo Eladia, antes otras zonas del centro… la noche de la calle Corrientes… ahora el Puerto Madero, San Telmo… enceguecen nuestras miradas, sin dejarnos ver las almas que transitan con tristeza y dolor cada noche, las esconden.

    Horacio Ferrer supo ver a ese pibe criado en la calle,  que merodeaba entre las mesas de la Parrilla Bachín,  y  percibir la dureza de esas eternas noches,  de las mujeres que se arraciman en los locales oscuros y antes humosos, donde el tango sigue recordando un poco una etapa de su venida para el centro.

    Como quiera que una canaria aporteñada, que puede sentir el mundo de Argentina y el tango desde su Santa Cruz de Tenerife, María Cristina Alba, ha realizado un magnífico trabajo de interpretación en imágenes asociadas, de “La última grela”, cantado y recitado con soltura, prestancia y la hondura necesaria por Susana Rinaldi, es este tema el que nos sirve para ilustrar esta nota  que quiere ser un reconocimiento más a la gran labor de Horacio Ferrer, también a la que realiza como presidente de la Academia Nacional del Tango, un montevideano más que ha cruzado con su talento para hacer de la Reina del Plata su escenario.



    La última grela
    Tango (1969)
    Letra : Horacio Ferrer 
    Música : Ástor Piazzolla

     
    Del fondo de las cosas y envuelta en una estola
    De frío, con el gesto de quien se ha muerto mucho,
    Vendrá la última grela, fatal, canyengue y sola
    Taqueando entre la pampa tiniebla de los puchos.
    Con vino y pan del tango tristísimo que Arolas
    Callará junto al barro cansado de su frente,
    Le harán su misa rea los fueyes y las violas,
    Zapando a la sordina, tan misteriosamente.
     
    Despedirán su hastío, su voz, su melodrama,
    Las pálidas rubionas de un cuento de Tuñón,
    Y atrás de los portales sin sueño, las madamas,
    De trágicas melenas, dirán su extremaunción.
    Y un sordo carraspeo de esplín y de macanas,
    Tangueándole en el alma le quemará la voz,
    Y muda y de rodillas se venderá sin ganas,
    Sin vida y por dos pesos, a la bondad de Dios.
     
    Traerá el olvido puesto, y allá en los trascartones,
    Del alba el mal, de luto, con cuatro besos pardos,
    Le hará una cruz de risas y un coro de ladrones
    Muy viejos sus extrañas novenas en lunfardo.
    Qué sola irá la grela, tan última y tan rara,
    Sus grandes ojos grises trampeados por la suerte,
    Serán sobre el tapete raído de su cara,
    Los dos fúnebres ases cargados de la muerte.
     
    Eduardo Aldiser

    Memorial Rodolfo Ghezzi
    Argentina Mundo con los poetas y escritores que aportan sus creaciones al tango

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Perla Azcoitia09/12/2013 21:56:16

    Muy bueno tu reportaje a un grande del Tango como es Horacio Ferrer. Pero esos comentarios de Ma. Cristina y su video, me han encogido el alma. Cuántos y cómo sentimos su ausencia...

    Maria Cristina Alba04/08/2012 20:19:14

    Gracias Ernesto, sabes que ando regular, pero esta página de mi entrañable amigo Eduardo Aldiser al gran poeta con mi vídeo ha sido en estos momentos como una "caricia" que me ha ofrecido la vida.
    Un beso

    Ernesto04/08/2012 01:32:10

    Una felicitacion grande a mi amiga Maria Cristina,un excelente trabajo,como otros tanto que con mucho cariño me envia, un beso y que sigas mejor.

    Perla Azcoitia04/08/2012 00:22:50

    Mi reconocimiento al Sr.Eduardo Aldiser,este argentino que desde España difunde nuestras raíces y cultura, valorando en esta ocasión la labor de Horacio Ferrer, Presidente de la Academia Nacional del Tango.
    Felicito también a María Cristina Alba por su precioso trabajo sobre este tango de Ferrer y Piazzola. Ella, tinerfeña de nacimiento ,pero muy argentina en su sentir, difunde con seleccionadas imágenes la más pura esencia de nuestra música ciudadana:el TANGO y también de otros géneros argentinos. A Eduardo y María Cristina, mis felicitaciones.



    Maria Cristina Alba03/08/2012 23:25:52

    Una vez mas querido amigo Eduardo, demuestras que eres todo un caballero y que no te quedas en la superfice de las cosas. Cada cual tiene sus valores aunque a lo mejor no coincidan los unos con los de otros.
    Gracias

    Eduardo Aldiser03/08/2012 21:58:52

    Estimado amigo lector, como verás, en ningún momento hablo de su carácter, ni si es de Peñarol o Nacional... lo considero a Horacio Ferrer un grande muy grande del tango. Si hubiéramos conocido personalmente a esos nombres sagrados, algunos bastante recientes, habríamos podido comprobar que no eran hombres o mujeres ideales, sino de carne y hueso, con todos los defectos que solemos llevar con nosotros, unos unas cosas, otros las contrarias... Me apetece mucho poder tener una nota que glose a la figura que este uruguayo representa para el tango y mucho le agradezco su soberbio libro que todos los tangueros deberían leer, un magnífico trabajo y gran enciclopedia. Pero respeto por supuesto tu punto de vista, un abrazo

    tito03/08/2012 20:52:35

    ESTIMADO EDUARDO ALDISER:
    como músico intérprete y de los escenarios, me duele mucho la manifestación a éste señor Ferrer que ya tuve otras informaciones al respecto de su carácter despreciable.
    no es posible, me imagino vos cuantas veces también habrás pasado momentos amargos con este tipo de gente, recuerdo una vez que Lupi estaba mirando en la calle una vidriera y una mujer se le acercó con todo aprecio, cariño y éste señor que es alimentado por la gente que lo sigue e insisto les paga para que vivan, la miró con una cara tal cual hiciera Ferrer y se alejó.
    disculpame, siempre veré a la verdad y a los despreciables no se merecen más que eso.
    por eso, yo te admiro a vos como persona entregada a tu público, aquellos que te siguen, te quieren y sobre todo te respetan.
    esta realidad, merecería una nota tuya con esa capacidad que siempre te ilustró.
    abrazo a la distancia y gracias por la página muy bien, tengo una foto con Susana que fué al teatro a ver a Laura (la soprano) que la visitó en el camarino, la verdad, ella sí tiene una humildad y congratula a su gente.
    abrazo tito

    tito03/08/2012 20:46:21

    En una exposición de tangos de Piazzolla; este señor Ferrer me demostró un sentimiento oculto muy soberbio, la verdad me molestó mucho, pues le solicité, porque yo tenia un libro de Piazzolla, por favor me dedicara un autógrafo de él; se negó rotundamente, con un rostro, a parte de ser muy feo,con una mirada completamente despreciable, manifestando que a nadie le autografiaba; la gente de ese entorno en esos momentos, no les agradó para nada su reacción y consideró lo que voy a expresar:
    todos coincidimos que "LOS HUMOS DE ESTE SEÑOR, INVADIERON SU CEREBRO"
    lamentamos no haber poseido una cámara oculta y algún periodista, para demostrar que Ferrer no entiende por lo menos, los Derechos Humanos; somos duros porque él lo merece, es inaceptable que la gente que los admira, les paga entradas para que coman y ellos desprecian al público.
    simplemente nos queda expresar: ¡CHAU FERRER!

    Liliana Alvarez03/08/2012 16:44:28

    Felicito a María Cristina Alba por uno más de sus excelentes trabajos, con tanta calidad y calidez que se recibe al verlos.
    Ma. Cristina siente y piensa “en argentino” , si se me permite la libertad en describir de esta forma su amor por nuestra tierra.
    La percepción que tiene de los sentimientos vertidos en las músicas y letras maravillosas de los tangos que han recorrido los cinco continentes, desde las dos orillas del Río de la Plata, nos sumerge en un mundo que a lo mejor no solemos recorrer tanto.
    Tal es mi caso.
    No solo en la interpretación de Susana Rinaldi, no solo tangos de Piazzola y Ferrer, sino toda la música, incluso folclórica, de este “sur que también existe”.
    Gracias amiga, y mil gracias al Sr. Eduardo Aldiser por publicar tan buenos y sentidos trabajos.

    María Cristina Alba03/08/2012 13:56:37

    Querido Eduardo una vez más me dejas sin palabras....
    Solo me atrevo a decirte MUCHAS GRACIAS, me llena de satisfacción, esto que me has "regalado".
    Un abrazo grande.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html