• España sabía del tango rioplatense a mediados del Siglo XIX

    Visitaba a Carlos y Cecilia Trotta en Galapagar (Comunidad de Madrid), ambos de Argentina, el uno de Pergamino, la otra de Lanús, ambos de la provincia de Buenos Aires, días atrás. Me mostraron unas colecciones de revistas y una enciclopedia españolas con más de un siglo de antigüedad.  En las revistas aparece un artículo dedicado al tango. Es entonces cuando, por curiosidad, buscamos la entrada “Tango” en la enciclopedia.

    Se trata de…”Diccionario Nacional o Gran Diccionario Clásico de la Lengua Española” por Don Ramón Joaquín Domínguez, Tomo III. Se autodenomina “El más completo de léxico español” y ha sido impreso en Establecimiento Tipográfico de Mellado, Calle de Santa Teresa, 8  Madrid, con distribución en Madrid, Gabinete Literario, calle Príncipe Nº 25 y en Barcelona, Librería de Don Francisco Oliva, Calle de los Baños, 41. Atención al año de edición: 1853. Y es por esa época, mediados del Siglo XIX, cuando el autor en la entrada “Tango” escribe:

    “Americanismo. Canción entremezclada con algunas palabras de la jerga que hablan los negros, la cual se ha hecho popular y de moda entre el vulgo en estos últimos tiempos”. La otra entrada habla de una ciudad de la “Provincia de Japón”, llamada Tango, en la parte occidental en la isla. De lo que se deduce: la relación con el colectivo de los mulatos rioplatenses, llegados a ambas orillas del gran estuario con el tráfico de esclavos africanos décadas antes.

    Que ya menciona la existencia de un hablar diferente al español culto y que bien puede enlazar con el lunfardo, donde habitan restos de expresiones que se remontan a épocas anteriores a la llegada masiva de inmigrantes europeos y sirios libaneses.

    Se puede presumir que el autor ha preparado esta obra, de gran enjundia por otra parte, con mucha información histórica de España, por lo menos en 1850 o aún en años anteriores. La labor de recopilación y confección de fichas, realizadas a mano y escritas con las plumas de entonces, requería mucho tiempo y paciencia. Lo dejamos apuntado: el tango trasciende el Río de la Plata y se tienen noticias de él en torno a la cuarta década del Siglo XIX en España. Vaya dato.

    Pareja de baile de tango a comienzos del Siglo XX en Buenos Aires. Ilustración de J. Pastor

    Piensen que en "El Tango, su Evolucion y su Historia" publicado en  la publicacion Crítica de Buenos Aires, Argentina, el 22 de Septiembre de 1913 se menciona en el capítulo “Historia de Tiempos Pasados. Quienes lo Implantaron”  que:

    “Corría el año 1877 y en el barrio del "Mondongo", como en aquel entonces se le llamaba a la parte sud del municipio, se había establecido el cuartel general de las sociedades candomberas, formadas por hombres y mujeres de color, cuyo origen se remontaba a la época de esclavitud. Existían algunas divisiones entre los asociados de mayor prestigio y, esto como es natural, hizo nacer enconos y rivalidades.

    Llegada la fecha de carnaval, salían a la calle con sus estrambóticos trajes chillones y sus enormes sombreros de plumas, bailando tras largas horas al compás monótono de candombes y masacayas. La supremacía que cada una pretendía ejercer, dio margen a enfurecidas rivalidades y con ello a sangrientos encuentros en plena via pública.

    La repetición de los sucesos, trajo como consecuencia la disolución de asociaciones belicosas y la clausura de sus candombes. Ahogadas asi las expansiones africanas, se formaron centros de baile con los mismos elementos, naciendo a poco, el memorable tango, pero en una forma bien distinta de la que hoy se ejecuta. Las parejas en lugar de acercarse se separaban a compás, imitando las gesticulaciones y contoneos del pasado candombe. El nuevo baile se hizo general y a poco de ser difundido, lo tomaron para si los compadritos de arrabal y lo llevaron al barrio crudo de los corrales, donde ya funcionaban los peringundines con la tradicional milonga”.   (Copiado sin corrección gramatical)

    Está citando el autor como muy lejano el año 1877.  Don Ramón Joaquín Domínguez da razón de la existencia de ese “tango negro” hacia 1850 (su conocimiento del  tema en Madrid, España). Mi agradecimiento, claro está, a Carlos Trotta, de Pergamino, Provincia de Buenos Airesy su esposa, Cecilia, por permitirme acceder a ese cofre de viejas publicaciones españolas…  además de agasajarme con exquisitas viandas.


    Eduardo Aldiser 

    ARGENTINA AL MUNDO, la historia del tango, el país recordado para los argentinos que viven en España, Europa, el Mundo
     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    LUIS HUMBERTO LEONI RATTO15/06/2017 00:43:54

    MUY ABUNDANTE EN INFORMACION Y DE DISTINTOS COLABORADORES QUE AGREGAN SU APORTE AL ARTICULO EN SI, GRACIAS A TODOS Y EN PARTYICULAR AL DIFUSOR EDUARDO ALDISER.

    Eduardo Aldiser05/06/2014 12:48:47

    Querido rosarino Julián Augusto... en alguna medida intento significar que la existencia de un baile / canto identificado como tango, (fíjate que habla de una jerga especial... luego continuaría con el lunfardo) tiene que ser muy anterior a la fecha de edición de la enciclopedia, que era de varios volúmenes y enorme tamaño cada uno. Por haber trabajado en temas de edición y pensando que a mediados del Siglo XIX...y hasta gran parte del XX... para hacer estos trabajos el autor elaboraba fichas que se ordenaban por fecha o tema. Un trabajo enorme y lento. Por lo tanto para editar en 1850 debió estar trabajando es posible de desde una década antes. Agreguemos que la información la tuvo en fechas anteriores... dices bien, se remonta a la época rosista.

    Para abundar en tu comentario: en la batalla de Maipú, librada en Chile por el ejército sanmartiniano y con gran participación de O´Higgins, el efecto desencadenante de la victoria fue el ataque, por unos de los flancos, del batallón creo de "Pardo y Morenos" capitaneados también por un mestizo, el General Gregorio Las Heras. De ese batallón o regimiento no quedaron casi supervivientes tras la batalla. Y participaron los negros africanos en muchas otras contiendas ya que los estancieros armaban a sus peones como se hacia en Castilla con las mesnadas de los nobles feudales.

    Un abrazo hacia esa hermosa Patagonia Andina

    Julián04/06/2014 21:54:59

    Eduardo, muy buenos su aporte. Lo que creía era que en realidad los negros de los barrios del sur (porque los barrios del norte no "existieron" como tales hasta la fiebre amarilla), hacían sus fiestas (candombes o candomblés) y me animo a pensar que serían ya durante la época de Rosas, donde la colectividad africana todavía era fuerte, que se terminaron porque los muchachos abusaron de la faca. Luego los afroamericanos fueron diezmados por la fiebre amarilla y la guerra con el Paraguay. Vez pasada me preguntaban en Montevideo porque en Buenos Aires había tan pocos negros, cuando en realidad hubo un fuerte comercio de esclavos con los franceses y con el asiento de ingleses (en Belgrano y Paseo Colón, hasya donde llegaba el río), y les conté las desventuras de estos desdichados, pero la verdad nunca imaginé que ya en 1850 ya alguien denominara tango a baile alguno. Me dejaste asombrado.

    Javier Extremera05/02/2014 14:31:58

    Muy buenas.
    Mi nombre es Javier Extremera. Estoy buscando informacion acerca del Tango y Madrid. Tanto la historia de este genero en Madrid, como el aporte de la cultura madrileña en la historia del Tango. El objetivo de esta busqueda es el de realizar un trabajo fotografico denominado "Tango Castizo" en el cual llevo trabajando un tiempo. Me gustaria saber si tendrian informacion acerca de este tema, que me pueda ser de ayuda.

    Mil gracias y enhorabuena por este blog. Muy interesante.

    JAVIER EXT.

    Pepe Motta14/07/2013 20:09:33

    Muy interesantes trabajo.Tengo el deseo de saludar al Sr.Carlos Trotta, oriundo de Pergamino (mi ciudad natal). Atilio Enrique donde vive? Que sigan los aciertos.Abrazo.Pepe

    Eduardo Sibilin04/04/2012 10:22:17

    Estimado tocayo rosarino... sobre los tangos originarios, estuve leyendo en el libro “La historia del tango” que los aportes y primeras diferenciaciones en esa música nueva, aparecen por el 1850, pero sigue siendo una música de esferas bajas, mezcla de habanera, tanguillo español, y candombe traído por los negros africanos, (que derivó en la primigenia milonga, que luego, cambiando el compás derivó en el tango) los que aportaron, cadencia, melodía y ritmo y los musiqueros, como eran casi todos “orejeros”, agregaban o quitaban notas de un bailetín a otro, pero no había nadie que lo transcribiera al papel. Recién cuando algunos músicos comenzaron a escribir esos temas, más o menos ya equilibrados, en el pentagrama, se comenzó otra etapa y muchos jóvenes comenzaron a estudiar música, comenzando la producción tanguera. Pero antes de esto, como verán en los dos adjuntos, el tema “Señora casera” ronda el 1850 y “Señor comisario” sería del ´80, por supuesto, recopilados mucho tiempo después, ya que serían “El queco” y “ Dame la lata” y por allí cerquita “Andate a la Recoleta” serían los primeros tangos propiamente dichos, alrededor del ´80.
    En el informe “La música en la época de Rosas”, desde 1825 hasta 1852, vinieron muchos artistas europeos de música clásica y otras artes, o sea que no faltó música “culta” y quién la interpretara, sólo que los ambientes en donde se desarrolló el tango era de gente de bajas esferas sociales.

    Saludos tangueros de Eduardo Sibilin, www.hermanotango.com.ar
    Sibi.

    Atilio Enrique29/04/2011 06:30:20

    Del tango se conocen dos vertientes que dan origen a su natalicio, el primero dice que su aparición fue espontánea y progresiva con una ingenuidad y una pureza en el sentido ético mas estricto, necesidad que brota de lo espontáneo del vulgo como simple manifestación y que progreso en forma impoluta exenta de mancha y de objeción moral. La segunda que tiene mayor asidero, y acorde a la documental existente, es en la que abundan antecedentes y referencias para decirlo “Derecho Viejo” (uno de los primeros tangos cuyo autor fue Arolas dedicado al centro de estudiantes de esa carrera) nace en la marginalidad prostituril donde crece según versiones, leyendas, crónicas y mitos de aquella época; cabe destacar partituras con títulos relacionados a las licencias y tolerancia que en forma marginal encubiertamente se aceptaban.
    Entre los sitios mas antiguos donde se toco y se bailó el tango figuran las romerías, denominadas carpas por el pueblo y que fueron celebres durante el ciclo XIX, la de Santa Lucia, en Barracas. Otra muy concurrida fue el de la Virgen del Pilar, también conocida como carpas de la Recoleta. Algunas estaban ubicadas en Solís y Estados Unidos, Pozos e Independencia, Plaza Lorea. Se agrega a la lista una ubicada en Corrientes y Uruguay conocido como “Baile de Pepín”. Como el que estaba ubicado en Corrientes y Talcahuano “Casa de Provín”. Con el ingreso de la inmigración europea allá a mediados del mil ochocientos, los conventillos estaban sobre poblados de extranjero que traían consigo nuevas expresiones culturales. Con un leguaje particular el tango progresa en casas de baile que orillaba el riachuelo, donde se agrupaban boliches de carreros y cuarteadores. Dicen que aquellos compadritos, malevos y taitas, hombres de averías y de antecedentes policiales practicaban en las calles con música organillera, la gestación de figuras que mas tarde madurarían en la danza para llevarlo luego a la práctica con las damas de los burdeles, mujeres públicas habilitadas para aproximarse a ellas y asirlas.
    El aporte de otros estudiosos agregan que: es complicado precisar el nacimiento del tango, unos dicen que nació musicalmente como danza pero sin letra. Versiones distintas sostienen que la letra la tarareaba el pueblo en ocasiones diversas y con múltiples significados interpretativos Lo cierto es que pasaron muchos años para que el tango se presente en sociedad con música y letra. También se comenta que las raíces provienen de origen Africano, quizá, de la “importación” de negros que por mucho tiempo habitaron en cantidades significativas en el Buenos Aires de ayer. Así mismo la tendencia antropológica que desmenuza permanentemente la cultura enfatiza que el candombe le dio paso conjugados con otros ritmos de diferentes latitudes eje; la
    habanera al tango.
    Volvamos a las disposiciones restrictivas que reprimieron bailar el tango, recuerda Scalabrini Ortiz: que el baile llego a ser sinónimo de licencia y disolución, incluso se votaron impuestos inhibitorios para los restaurantes que le permitieran bailar a los parroquianos

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html