• En Argentina Tango Luciano Londoño recordaba a los amigos

    Con una labor de gran calado en el estudio del tango tanto argentino como uruguayo, Luciano Londoño llega nuevamente a nuestro multiportal para hablar de este fenómeno que es más que música, canto o baile… es la expresión surgida de unas sociedades modificadas por las grandes olas inmigratorias europeas.

    De ese gran abanico tanguero ¿Hay una etapa que sea su favorita, motivo de más estudios o la preferida como oyente de tangos? En su búsqueda ¿Lo sorprende los amigos que ha ido aquilatando?


    Diría que mis preferidas son las décadas de los ochenta y los noventa del siglo XX, pues fue la época en que más tuve que investigar por las charlas que dictaba, los programas que hacía y las notas que publicaba. Desde esa época es que trato y tengo una cordial amistad, por asuntos de tango, con el doctor Hipólito Paz, quien al publicar sus memorias me envió un ejemplar de su “Vida pública y privada de un argentino en el siglo XX”.

    En esa época también nació mi amistad con otros hombres reconocidos, como el cubano Cristóbal Díaz Ayala, quien me hizo publicar varias notas de tango en periódicos de San Juan de Puerto Rico y en la revista "Latin Beat Magazine", la más importante publicación de música popular latina en los Estados Unidos. 

    La puertorriqueña Rosaura Vega Santa, quien me publicó varias notas en la revista de la Asociación de Coleccionistas de Música Popular de Puerto Rico o mi paisano colombiano Javier Navarro, quien me publicó varias notas en la revista “Tiempo de Tango”, como Reinaldo Spitaletta quien me publicó varias notas en el periódico “El Colombiano”.

    Por Argentina el maestro Julio De Caro y el doctor Luis Adolfo Sierra, estandartes de la “escuela decareana del tango”, quienes me distinguieron con su amable amistad.  El poeta Horacio Ferrer, uruguayo aporteñado y Presidente de la Academia Nacional del Tango,  renovador de las letras del tango; don Gaspar Astarita, quien me publicó varias notas en su revista “Tango y Lunfardo” o Oscar B. Himschoot, quien me publicó varias notas en su revista “Club de Tango”. Don Horacio Loriente, amable maestro en temas gardelianos y Miguel Ángel Morena,  quien me cita en los agradecimientos de su libro “Historia artística de Carlos Gardel”.

    Don José Gobello, me dedicó su libro “Tangueses y Lunfardismos de la Cumbia Villera” y don Ricardo Ostuni, me cita en su libro “Repatriación de Gardel”.

    También quiero mencionar a S. Nicolás Lefcovich, quien me mantuvo al día con las discografías de tango que publicaba. Doña Martina Iñiguez, quien me ha publicado varias notas en su portal gardeliano y Héctor Blotta, quien en 1.994 colaboró para que una nota mía sobre el tango en Colombia hiciera parte del libro “Colombianos y argentinos: historias y encuentros” y además me conseguía en Buenos Aires los CDs con las rarezas discográficas que publicaba el japonés Akihito Baba, en su colección “Club Tango Argentino”. No me olvido del uruguayo Nelson Bayardo, quien me dedicó su libro “Carlos Gardel a la luz de la Historia”.

    Álbum de Julio De Caro autografiado por el gran músico, director y compositor del tango argentino para el estudioso colombiano de la música rioplatense Luciano Londoño

     

    Como ejemplo, el famoso periodista argentino Jorge Göttling, columnista estrella del diario Clarín de Buenos Aires dijo en su libro "Tango, Melancólico testigo", (Editorial Corregidor, Buenos Aires, 1998) que “Luciano Londoño es un protagonista del tango que merece ser conocido” y agrega: "Para fortuna del tango y de la historia, en los últimos años vieron la luz criteriosos trabajos, algunos en forma de libro, otros manifestados en folletos, obra de prolijos investigadores, con pulcritud de lenguaje y de intenciones y también motorizados simultáneamente por una clara actitud docente y por una fervorosa adhesión a la tanguitud.

    Esta obra "… intentará acopiar algunas de las precisiones enumeradas por esos autores (José Gobello, Idea Vilariño, Horacio Ferrer, Horacio Salas, Luciano Londoño, para citar sólo a algunos) con un afán paralelo de homenaje al género y de reconocimiento intelectual a estos contemporáneos, en plena etapa creativa, indemnes e intactos en la búsqueda de la verdad"
     

    Es una buena cosecha de gente importante del tango, Luciano. Ya hemos hablado algo del parlache pero quisiera volver sobre el tema y adentrarnos más aun hablando del tano en Colombia… pero será después de escucharnos ¿por ejemplo a Don Julio De Caro en "El Monito"?

    Esta serie de notas realizadas a Luciano Londoño se puede seguir a través de estos enlaces:

    Luciano Londoño, referente del tango en Colombia. Comienzos. Las Academias
    Estudiosos del tango. Ricardo Ostuni, argentino. Luciano Londoño, colombiano
    Luciano Londoño, con el tango en Colombia. Sus amigos en Argentina y Uruguay

    Eduardo Aldiser
    Argentina Mundo indagando en la historia del tango desde la óptica del colombiano Luciano Londoño

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Iván bustamante18/04/2014 05:18:29

    Con alegría me encuentro con este rostro conocido y para más hablando de tangos que todos los paisas llevamos en el corazón.
    Felicitación Luciano y fue un placer saber de ti
    Ivan bustamante ( 5 primaria escuela boyara)

    FABIO MEJÍA FERNÁNDEZ, historiador (Medellín-Colombia)28/03/2012 22:04:52

    Me parecen muy buenas las cuatro partes que he leído de la entrevista concedida por LUCIANO LONDOÑO y considero que, en ella, Luciano realiza (como lo hace en todos sus ensayos) un juicioso proceso de investigación de fuentes, en el que utiliza la Historia Comparada y la Imaginación Histórica.

    En los textos de Luciano hay un ejercicio de contrastación y por derivación hace una comparación entre las versiones, con lo cual da un APORTE ORIGINAL, basado en argumentos de conocimiento y en fuentes, pues él en sus “trabajos” colige la existencia de un “autor público o social”, del cual forma parte importante el intérprete con su sello original.

    Luciano Londoño en sus textos muestra conocimiento sobre costumbres de la época que enfoca y realiza el lleno de vacíos de las fuentes. Hace uso formal de fuentes a modo de prueba documental. La diversidad documental se evidencia en la tipología (fuente primaria y fuente secundaria) y la diferenciación de las fuentes se hace por su soporte escrito, oral y musical.

    FABIO MEJÍA FERNÁNDEZ, historiador

    LUIS CARO RÍOS (Bogotá-Colombia)28/03/2012 21:51:46

    Felicitaciones para el señor Luciano Londoño por esta entrevista, la cual le hace sentir a uno envidia de la buena por la cantidad y calidad de personajes del mundo del tango que él trató y ha tenido como amigos.

    Don Luciano es indudablemente un intelectual del tango y un estudioso que escudriña con cuidado, para el bien del género y de aquellos que gustamos de la canción ciudadana.

    ¡Cuánto quisiera un tangófilo entrado en años como yo por tener un álbum de partituras autografiado por el Maestro JULIO DE CARO! (como se ve lo tiene don Luciano, según la fotografía que aparece en este fragmento).



    LUIS CARO RÍOS


    Jacobo Dussán (New York-USA)27/03/2012 17:15:45

    Felicitaciones al entrevistado Luciano Londoño y al entrevistador ARGENTINA ES TANGO por esta buena entrevista sobre tango y de contera sobre el tango en Medellín y Colombia.

    Luciano Londoño demuestra conocimiento del tango en general (y también del tango en Colombia). Demuestra además conocimiento de la Historia (en especial de la Nueva Historia), eso se nota en la metodología utilizada para responder y en la manera como suministra la información al entrevistador.

    Jacobo Dussán

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html