• Carlos del Mar, recuerdos de tango y boxeo en Mar del Plata, Argentina

    Vamos recorriendo tramo a tramo los recuerdos y vivencias de este personaje peculiar que es Carlos del Mar, a la vez cantor que difusor y productor de eventos del tango argentino. Lo vivió desde la cuna en ese Rancho Grande porteño en un camino que nos llevó a por los cien barrios porteños con Alberto Castillo. Y nos tenemos que ir para Mar del Plata, donde vive una etapa importante de su vida… y que le ha servido para conformar su marca como cantor.

    Pero antes de irnos, Carlos… ¿Nos quedan más cosas de esa Buenos Aires y Argentina de tu niñez?

    Claro que sí… a medida que hablamos voy recordando cosas, por ejemplo que los padrinos del Rancho Grande, ya que lo nombraste, fueron Amanda Ledesma y Hugo del Carril. ¿Qué te parece?

    Que con figuras como esa al nacer… cómo no iba a ser un lugar con éxito!

    Y una para vos que sos del Ciclón, cuando  nació  el Club San Lorenzo de Almagro en lo que ahora es el barrio de Boedo, entre los fundadores había parte de mi familia paterna, los De Filippo. Como te podes imaginar dejo un montón de cosas en el tintero.  Son casi sesenta y tres años de tango…

    Esto se lo cuento a Rubén Serrano de allá y los Gandulfo de León, aquí, que son sanlorencistas de ley… pero, veamos, ¿Por qué Mar del Plata?

    Foto tomada en la Confitería Pastorivo de Mar del Plata, Argentina. Gente del tango argentino como Julio Dávila, Carlos  Del Mar, un amigo suyo, sigue Argentino Ledesma y Raúl GalánFue por  razones de trabajó que me radico en Mar del Plata, en la provincia de Buenos Aires. Voy a vivir a la casa de Julio Dávila, hoy director de la Orquesta Municipal de la Ciudad Feliz y acompañante obligado de todos los grandes cantantes que venían para hacer  la temporada veraniega. Te imaginas, yo al lado del piano escuchando ensayar a Floreal Ruiz, Aberto Morán, Manuel Ureiro, Oreste Cufaro, el autor del tango La canción de Buenos Aires, entre  otros temas, mientras la mamá de Julio nos daba el café.

    Entre tanto cantor… tú también…

    Claro, porque allí conozco a Omar Da Rocha, que  daba clase de canto con Julio.  Con  ellos cante mis primeros tangos, un poco en serio, pero  con grandes limitaciones. Pero lo que más aprendí con Da Rocha, fue  como producir un espectáculo, una enseñanza que sigo aplicando hasta el día de la fecha.

    ¿Qué salió de ese encuentro con esta gente tan importante?

    Un momento del programa de la televisión marplatense “Sábados de mar y sierra”. De Izq. a der.  Omar da Rocha, Julio Dávila, Jorge Marchesini, el conductor. Le siguen Raúl Galán, Carlos  del Mar y Marcelo MoroQue con ellos, más Raúl Galán, formamos  Las Luminarias del Tango. Yo era el presentador, debutamos en televisión, en el programa Sábados de Mar y Sierra que conducía Jorge Marchesini. Luego actuamos en todas las milongas de Mardel. Qué de anécdotas con Julio Dávila! Recuerdo  que al Club Kimberley concurría un bailarín apodado Gardelito, la verdad que además de bailar bien, vestía como un cajetilla. Yo  me lo imaginaba, como diría el Dr Víctor Sassón, un hombre con muchos bienes personales. Un día de madrugada salíamos con Julio Dávila del cabaret Folies Pigall, de la vieja Ada… donde le compré mi primer smoking a Chandía, el Arisco, afamado bailarín, hoy radicado en España… Encaramos por la calle Luro y nos encontramos con un hombre que portaba una escalera y dos tachos de pintura y un delantal que tenía mil batallas. Le digo Julio  “Ese  ¿No es Gardelito?”  y ante el asombro de este me dice que le parecía que sí. Le pregunto… ¿Usted es Gardelito? Y me contesta “Si pibe”… y me larga… ”El  almanaque me dice que es lunes que comienza una nueva semana”

    Otra con Julio. Estaba acompañando a Alberto Morán, en  una confitería que no recuerdo el nombre y me dice “¿Me acompañas? que tengo que pasar por el local, que Frutero está afinando el piano”… allá nos fuimos y cuando  llegamos al lugar, estaba la afinación terminada  y Julio me dice “¿Te acordás la letra de Charlemos de amor de Rufino?”… asentí y me dijo “Cantalo un poco, así lo repaso para la noche” En esa época yo imitaba al flaco Morán y conocía todo el repertorio. Empiezo a cantar y pasados casi un minuto emerge la figura  de Alberto que estaba escondido detrás del mostrador. Todos  los presentes se mataban de la risa cuando vieron mi cara de sorpresa… el flaco se está riendo todavía.

    Cartel de la Federación Argentina del Boxeo de Buenos Aires donde figuran grandes boxeadores argentinos como Acavallo, Selpa, Lausse, Madariaga, etc. Presentador: Carlos del Mar¿Cómo recuerdas aquellos años en Mar del Plata?

    En Mar del Plata pase  los momentos más lindos de mi vida, intercalando el trabajo con el futbol, el tango y el boxeo. En la Ciudad Feliz conocí al Toto Vallejos, ex  boxeador y encargado del famoso Estadio Bristol, de Luro y España. Él  me vinculó a sus dueños que eran Juan Pathenay, el que le ganó un combate a Justo Suárez, el Torito de Mataderos, y el Señor Muñoz.

    Las de peleas que habrás visto…

    Huyyy… allí  presencie las tenidas entre Ubaldo Sacco y Andrés Antonio Selpa, ”El Cacique de Bragado”, realmente un personaje irrepetible. Cuándo peleaba Andrés el estadio tenía otro color. Recuerdo  sus combates con  el Puma Rivero, Víctor  Salazar o el mismo Carlos Monzón, que terminó en empate en  el Bristol, de Mardel. Como  decía mi amigo Miguel Ángel Páez, en un reportaje que le hice cuando le pregunté si subió asustado, cuando tuvo que enfrentar al Cacique de Bragado, ésta fue su respuesta ”Andrés Selpa cuando subía arriba del ring era un verdadero cacique, no solamente yo me achique, también un campeón del mundo como Carlos Monzón, que se las vio mal y que empataron en Mar del Plata en un combate que le fue favorable a Andrés”

    Que muchachada  la del boxeo marplatense! Recuerdo con cariño a Mario Tarsetti, Oscar Lucero ”Gatiquita”, Juguete García, Alfredo  Burani, Ubaldo Sacco, que nunca entendió cómo le podía ganar Selpa, Avenamar Peralta, Cacho Dremonis, Santos Villalba, los hermanos Coria, Roberto  Palavecino, Antonio Ponzo, el Cacho Pathenay, con quien comía en El Lazo, los entrenadores Héctor de Pilato, Barrios, Santiago del Río y el Tigre De Alfara. Sé que muchos nombres quedan en el tintero, pero están presentes en mis recuerdos, Eduardo… esto es una regadera!

    Fotograma del vídeo con reportajes de Carlos del Mar, en Argentina, a los boxeadores Andrés Selpa, Acavallo y Lausse.Pero tú siempre con el tango argentino al frente…

    Bueno en Mardel, creo que hice todo desde el Provincial al Club Boca Juniors, donde tuve orquesta propia. Me  la dirigía Alberto Núñez, que fuera primer bandoneón de Alfredo Gobbi.  Fíjate vos que tenía de cantores a Cecilia Saja, Raúl Galán y al consagrado Guillermo Galvé, siempre apoyado por los Torcas de la Feliz, Eduardo  Valentini, Carlos Algañaraz, los bandonistas Oscar Capazoli, Daniel Moreno… una muchachada maravillosa…

    Lo mejor que podemos hacer ahora es pedir más de lo mismo y quedarnos callados, si podemos, porque los dos somos de mucho palique, porque hoy no nos vas a cantar… te vamos a escuchar hablando de boxeo y en el reportaje a Andrés Selpa primero y luego, en cámara, con Horacio Acavallo y Eduardo Lausse… ¡que te pariente!… Ya nos cantarás más tangos, hoy boxeo… que tango y boxeo son dos mundos muy cercanos… como el turf…

     


    Carlos del Mar, cantor de tango de Argentina, con el boxeador Miguel Ángele Páez en el Bar El Tío, de Mar del Plata, años `60

    Muy bueno Carlos del Mar... un documento increíble. Ya nos encontramos para seguir charlando, chau!

    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango ha sido distinguida en el Congreso de la Nación, Buenos Aires, Día del Tango de 2012
    Aldiser Argentina Tango - Argentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina

    Compartir en

    Lista de comentarios

    jose luis hayime23/09/2016 11:38:59

    IMPERDIBLE , CUANDO MARDEL Y LA ARGENTINA ERA FELIZ , YA LO CREO . CARLOS GRACIAS POR DARNOS TANTO DESDE TAN LEJOS , UN FUERTE ABRAZO !!!

    luis27/04/2014 21:19:19

    En aquellos tiempos cantaba mi tìo Luis Casanovas, lo hacìa en clubes como el Nacion ,Kimberley tambien en la orquesta de Enrique Porfiri mucho me gustarìa si tiene informaciòn o lo conociò,fué tambièn amigo de Miguel Paez al que acompaño con la guitarra cuando este cantò en canal ocho, desde yà muchas gracias

    cesar j. tamborini duca31/07/2013 17:27:07

    ¿Y el zurdo Eduardo Lausse? Nos estamos yendo un poco más lejos en el tiempo, pero si mal no recuerdo fue Andrés Selpa quien le ganó el título de campeón argentino y/o sudamericano; si bien yo andaría por los 10 años de edad, recuerdo que se comentaba que al zurdo lo obligaron a realizar esa pelea -decían que cuestiones políticas- pese a estar fracturado, creo que de alguna mano (son tantos años que si la memoria me está jugando una mala pasada, pido perdón)

    el pulpero31/07/2013 14:35:20

    Que lindo recordar aquellos tiempos, todos los nombres del boxeo me resultaron conocidos, es más haber visto las peleas en el viejo estadio Bristol. El personaje que cita como "Gardelito" era hermano de un compañero mío bancario del Provincia, Crispín García y yo era uno de los tantos admiradores del bailarín, con su hermano Crispín solíamos jugar a las bochas, era un buen jugador y un mejor amigo.-
    Gracias por los recuerdos, un abrazo

    Rody Groppo - Buenos Aires23/04/2013 23:31:44

    Querido amigo, a veces busco el tiempo para leer algunos mails que sé me llevaran a rincones del alma donde uno tiene el capital de los recuerdos y con estos que me envías cobro los intereses del tiempo en amigos como...Carlitos del Mar, un grande, groso de todo comentario, en el está la voz de Rufino, las trompadas de Uby Sacco, el juez Sason y la Gardeliana, un Buenos Aires que nunca más volverá, se fue con los compases de Darienzo, o el violín de Franchini, las melodías y valses de Chupita Stamponi "Pedacito de cielo" "Un momento" "Flor de Lino", Troilo y el Caño 14, Goyeneche...Carlitos del Mar...nombrarlo no es sólo él, es el tiempo de las mejores páginas vividas en la tierna melancolía del Tango, es el regreso de Jorge Göttilng, el Alemán, amigo de mi alma, bailar un tango en el Social Rivadavia...pensar en Carlitos del Mar es verse en la foto de "Chau no va más"... Querido Eduardo creo que existimos porque existen amigos como Carlos del Mar... para él y vos un abrazo, Rody

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html