• Carlos del Mar en Argentina Tango / España - Recuerdos de Mar del Plata

    En esta recorrida contigo, que ya repasamos tu niñez, Carlos del Mar en Buenos Aires, dijimos Marche un tango argentino por Alberto Castillo, con Carlos del Mar, nos fuimos al Tango y boxeo en Mar del Plata con Carlos del Mar… y dijimos que aún quedaban recuerdos para enhebrar en la Ciudad Feliz, allá, en la Costa Atlántica de la Provincia de Buenos Aires, Argentina. Como con los barriletes, te soltamos hilo para que vueles en tus andanzas por esas calles bonaerenses de Mar del Plata…

    En que en esos años, Mar del Plata lo tenía todo. Era  sin dudas “La Ciudad Feliz”, los cabarets presentaban a los mejores cantantes de tangos, con  una particularidad, dejando a un lado a las mujeres, eso era un poco caro. Uno podía ir pagando una consumición normal a ver a los grandes. Recuerdo a Macumba, local de la calle Luro, donde desfilaban por ejemplo Carlos Dante, Alberto  Podestá, Roberto  Goyeneche. Te imaginas, los tenías a un metro tuyo, los  oías cantar y charlabas con ellos.  Para  los amantes del tango era la gloría. Noches en Café Ópera de la calle Independencia, dónde Taco Morales, el de Los Wawancó, nos cantaba sus tangos. Carlitos  Moreno con Amadeo Mandarino brillaban en Las Vegas. Noches en el boliche Mi Tío de la calle Salta, donde  Vega y señora, nos aguantaban hasta la madrugada y Miguel Ángel Páez cantaba boleros.

    Me estás haciendo acordar de La Cueva del Tango en Rosario, Carlitos… pero cuéntanos de tus cosas entonces…

    El pianista, compositor y director de orquesta de tango Osvaldo Pugliese, junto al boxeador argentino Andrés Selpa y el difusor y cantor de tango Carlos del MarLo recuerdo bien. Debuto en LU6 Radio Atlántica de Mar del Plata‎, en el Programa “Pregón de los Barrios” y en el Cabaret Maracaibo de Osvaldo Pojati, un personaje increíble por sus despistes. Voy a recordar uno de ellos. Andrés Selpa, el boxeador,  concurría habitualmente y Osvaldo lo invitaba con una Coca Cola, miraba  el show y se iba. Pojati sabía que era boxeador y nada más. Pasa  el tiempo y un día aparece Andrés, que todavía no era “El Cacique de Bragado” y le larga esto “Che Pibe,  vos que sos boxeador ¿Conocés  a ese paquete que le ganó al Zurdo Lausse?  Va Selpa y le dice: “Si querés que te lo presento”. “Bueno” le contesta Osvaldo… y va el otro y todo serio le dice… “Mucho  gusto, Andrés Selpa

    Allí presenté a Armando Blumetti y sus Cinco Estrellas, con  Carlitos Eduardo, hoy Marco, Marta  y Martín, Ebe  Darno, Horacio Aldao, Argentino Ledesma, Horacio Deval, Los Cantores del Alba. El país concurría  a Maracaibo, gente de Buenos Aires y toda Argentina. Agrego también en el elenco a Roberto  Carles.

    ¿Y después? Por donde siguió Carlos del Mar

    Luego viene La Tuerca de Adolfo Berón, corría  el año 1970. Mira Eduardo, La Tuerca era la verdadera catedral del tango en La Feliz, independientemente del elenco, donde estaban Ricardo Sandoval, Luís  Correa, el  Indio Apachaca. Venían todos los números  uno, cada uno en especialidad, imagínate… Imperio Argentina, Alberto Palazón, uno  de los grandes difusores, fijate  vos que le hacia los libretos Homero Manzi. Y ahí estaban Roberto Caló, Suárez Villanueva, el del tango La Luz de un fósforo, con Enrique Cadicamo. Venía Tita Merello que lo llamaba El Potro a Adolfo Berón. A veces, por las tardes, pasaba Aníbal Troilo “Pichuco” con Zita. Venía Nelly Vázquez, el gremialista Lorenzo Miguel, toda la familia Berón: Rosita, Elba, Raúl y José que hacia doblete con El Túnel de  Enrique Mora, buen tipo Enrique, el de la anécdota famosa ”Si  Aníbal Troilo cobra  ese dinero, cuánto  hay que pagarle a  Enrique Mora”. Sabrás Eduardo que cuando Enrique salía por el interior, cartón lleno en todos lados. Horacio Deval, el Vasco Izurieta, Horacio  Quintana, un joven Rubén Juárez, Vicente Demarco, que  talento! ¿Te acordás? Por ejemplo su tango “Tu pálido final”.

    Háblanos un poco más de Adolfo Berón, gran guitarra del tango…

    El difusor y cantor de tango Carlos del Mar junto al guitarrista del tango argentino Adolfo BerónBueno Adolfo Berón, además  de presentarse en La Tuerca, salía  con su elenco por distintos lugares de Mardel como por ejemplo el Hotel de los Metalúrgicos, de Nicolás Severo Gerardi, el que le puso el pecho a los balazos para Augusto Timoteo Vandor, “El lobo”, siempre al lado de mi querido Amadeo Mandarino. Allí nació el “Tango es azul” de 1971 que hicieron Gerardi, Berón y Demarco estrenado por Nelly Vázquez cuando era su representante Marcelo Guaita, un hombre con gran sentido del humor porteño. Recuerdo como anécdota que Amadeo Mandarino, que  era muy  cuidadoso con el dinero, había comprado un Renault Gordini  y lo invitó a Marcelo a dar una vuelta. Luego Guaita contaba ”¡Qué fenómeno este Amadeo! Hace cinco meses que compró el Gordini y aún tiene nafta (gasolina) de fábrica”… sabiendo lo difícil que era Amadeo con el dinero, que casi nos morimos de risa. Pero lo importante de Demarco era  que Adolfo, en los lugares donde íbamos con el elenco, en  los momentos previos al mismo presentaba a Vicente, a la familia y luego de una conversación, ellos empezaban el show con palabras de Vicente Demarco y era tal el poder de improvisación de Vicente, qué  hablaba durante veinte minutos de esa familia, pareciendo un integrante más de la misma y no el presentador del espectáculo.

    ¡A ver! Que alguna cosa te habrá pasado con Berón…

    Encuentro del pianista, compositor y director de orquesta Mariano Mores con el difusor y cantor argentino de tango Carlos del MarRecuerdo de mis noches en La Tuerca que Adolfo Berón a veces era difícil sacarle una copa de más, pero yo notaba que cuando tocaba Mi noche triste, el tango de Castriota y Contursi, entraba en concentración suprema, cerraba  los ojos hasta el final del tango. Cuando me avivo de esto, todos los días le pedía ese tango a Adolfo y, mientras lo tocaba, yo me servía un cañonazo, esto  iba fenómeno. Duró bastante, hasta que una noche mientras tocaba “Mi noche triste” me dice ”Largá  Carlitos, qué te estoy mirando”. Me acuerdo que esa noche actuaba la orquesta de Roberto Caló. Era  gente para ponerle la oreja. Era la historia del tango en vivo y en directo.

    Luego del show, nos  íbamos con Adolfo, a comer pizza a una terraza de la calle Rivadavia y tuvimos otra noche mágica…  pasa  Mariano Mores con su representante, Leonardo Barujel. Te imaginás! Adolfo, los  invita a tomar algo, aceptan pero Mariano le dice “Nos quedamos un ratito Adolfo, porque  nos esperan en casa”. Entre charla y anécdotas, aparece el Bar Vicente en la volteada…  ahí se paró el tiempo!. Fue el comienzo de sus carreras, Mariano Mores y toda la familia Berón en el elenco. Era tal el éxito que el dueño los despidió porque los parroquianos le destrozaban el mobiliario, ante la euforia que despertaban cuando tocaban. Volvimos a la realidad cuando los primeros rayos del sol marplatense impactaron en nuestras caras, como una derecha en punta de Miguelito Páez. Ya que lo nombro a este boxeador, un amigo mío protésico, que tiene su clínica en Avenida de Guadarrama 17 de San Sebastián de los Reyes, en la Comunidad de Madrid, Daniel “El Roncador Marplatense”, me llamó emocionado por el recuerdo a este grande del boxeo, dado que era amigo personal de Miguel su  padre, él mismo, toda su familia.

    Ya ves, Carlitos… hoy hablamos más de tango, pero siempre se nos cuela un gancho al mentón de los recuerdos. Te vamos a dejar cantando como bien lo haces… trayéndonos este Farolito de papel con otro amigazo, Carlos Echegaray y su conjunto de guitarras argentinas.


    Farolito de papel 
    Tango argentino
    Letra:    Francisco García Jiménez
    Música: Teófilo y Mario Lespés


    En tus grupos me ensarté
    Y en tu arrullo me dormí,
    Y dormido me quedé
    Sólo, pato... y hecho un gil.
    Esta noche me encontré
    La cartita del adiós,
    En la almohada donde ayer
    Me juraste eterno amor...
    Farolito de papel
    Que alumbraste mi bulín
    Con la luz amiga y fiel
    De amoroso berretín.
    Otro lao alumbrás hoy
    Te apagaste para mí,
    Y yo a oscuras aquí estoy
    Sólo, pato... y hecho un gil...
     
    Sólo quedé...
    ¡Yo no tenía más que a vos!
    Pato... porque
    ¡Eras mi mundo de ilusión!...
    Vuelvo a encender
    El triste pucho del ayer,
    Para aliviar
    Esta amargura brava, que hoy me das.
     
    Vos sos linda... vos tenés
    Pinta fina... y engrupís,
    Vos un mundo prometés
    Y sin dar te despedís...
    Vos el traje te adornás
    Con mi otario corazón,
    Y los de otros, que al pasar
    Tu reflejo encandiló...
    Pero al fin apenas sos
    Farolito de papel,
    Y una noche en lo mejor
    Chamuscada has de caer...
    Cargarás también tu cruz
    Cuando sepan que tenés,
    Mucho humo y poca luz
    Farolito de papel...

    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango ha sido distinguida en el Congreso de la Nación, Buenos Aires, Día del Tango de 2012
    Argentina Mundo - Aldiser Argentina Tango - Argentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina

     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Pepe Motta29/07/2018 14:57:24

    Estimado Eduardo.
    Saludos para Carlos del Mar a quien conocí con motivo del Festival OTI 1992.
    Saludos a Angeles, magnifica interprete. Ojalá que algún día podamos concretar de juntarnos para actuar juntos.
    Para vos. Un gran abrazo amigo. Pepe Motta.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html