• Barrio de Floresta en Argentina Tango - Ciudad de Buenos Aires

    Si uno enfila desde el centro de Buenos Aires, la capital de Argentina, por la Avenida Rivadavia y va balconeando la vida por Caballito, Flores… lo que sigue es el barrio de Floresta. Allí, enmarcada por las avenidas Directorio, Gaona y Segurola, y las calles Portela, Cuenca, Joaquín V. González, Juan Agustín García y Mariano Acosta, Floresta es un barrio de tango… luna y misterio, donde viven unas treinta y siete mil personas que celebran el día de Floresta cada 29 de agosto.

    Podríamos decir que el silbato de largada para que surgiera en la trama porteña de barrios, calles, esquinas, avenidas, sonó el 29 de agosto de 1857, cuando llegó por primera vez esa locomotora, La Porteña, tirando del primer tren del Ferrocarril Oeste que entraba en la estación La Floresta. Los que se bajaron del vagón principal son ahora nombres de esas calles, plazas y muchas más cosas de Argentina: Bartolomé Mitre, Valentín Alsina y Domingo Faustino Sarmiento, gente de esa para la que las obras fueron amores. 

    Pero después fue llegando el tango que se instaló en milongas, algunas de ambiente muy bravo. Y nacieron muchachos que serían importantes y hasta fundamentales en su historia, como Alberto Castillo, que llegó con otro nombre y apellido, bien tano, allá por diciembre de 1914. Más tarde, en el `32, nació un pibe hecho para tocar el bandoneón, Ernesto Baffa, que le dedicó al barrio la “Oda a Floresta”. Y todavía estaba por llegar Hugo Marcel, que lo hizo por enero de 1943. Y hasta sus calles, bares y esquinas se asomó y apareció para quedarse un tal Enrique Cadícamo, que era de más allá, de los pagos de Luján. Y también se aquerenció Juan Miguel Velich que también lo glosó en versos de tangos, `En un rincón de Floresta´.

    Y todavía otro tango empezaría a sonar por el año `60, Callejón de Floresta, firmado por Pascual Librandi, que también es Clausi como el hermano bandoneonista, con música de Faustino Luis Rodríguez. Como en el tango que ilustra este recorrido tanguero por Floresta, siempre las historias son de mucho amor peleado a punta de cuchillos y puñales filosos, como los que nos deja siempre entrever Borges. Ya más descriptivo, Hernán Fortuna le da forma a otro tango, Desde el Barrio de Floresta. Y allí surgieron unos colores que muchos argentinos por Europa siguen recordando en banderines, camisetas, bufandas futboleras, los colores del Club Atlético All Boys.

    Para la muchacha de este rioba porteño, En un rincón de Floresta por la Orquesta Típica Víctor

    En un rincón de Floresta
    Tango argentino (1927)
    Letra:    Juan Miguel Velich
    Música: Mario Licarse


    Roncan los fuelles un tangazo...
    y entre requiebros de gracia
    la maleva aristocracia
    rinde culto al carnaval;
    y mientras Momo sonríe,
    en su mueca se adivina
    que va urdiendo, Colombina,
    una tragedia brutal.

    Dos hermanos la disputan...
    y al terminar de la fiesta,
    en un rincón de Floresta
    van a dirimir su honor.
    Desenvainen los aceros
    Y en titánica partida
    se juegan cara la vida
    por un quimérico amor".
     
    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango  ha sido distinguida en el Congreso de la Nación, Buenos Aires, Día del Tango de 2012
    Argentina Mundo - Aldiser Argentina Tango - Argentina Folklore - Argentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html