• Argentina es tango si decimos Horacio Salgán, pianista

    Y es tango con mayúsculas, de alta escuela. Un gigante en un delgado envase con una gran inteligencia y señorío. Casi centenario, Horacio Salgán crece y crece, aún cuando ya no presenta su arte en público. Como muchos grandes del tango, es del Abasto en ese barrio de Balvanera, como muchos proviene de una familia humilde, como muchos lo viene tocando desde la niñez, aunque la formación académica fuera clásica. En los cines de su barrio se ganaba unos pesos muy necesarios y muchas veces los acompañamientos de las imágenes eran tangueros.

    En este multiportal argentino en España ya nos comentó Alberto Mascheroni, cantante rosarino conocido como Raúl Escalada de la visita a su casa de don Horacio Salgán, allá por 1953, tras haber compartido escenario días antes y encuentros en el Hotel Savoy de Rosario. Nos relata, en torno a una foto con don Horacio al centro, apoyado en el teclado del piano, rodeado de rosarinos, anécdotas de esa noche. Y que le hizo caso a un consejo del gran pianista y siendo casi octogenario… mejor nos lo recuerda él mismo: “El maestro Horacio Salgán me aconsejó que no dejara de estudiar nunca. Le hice caso y en la actualidad estoy estudiando con un tenor joven, que está en Rosario, con mucha predisposición a la enseñanza” 

    El Quinteto Real tal como nació en 1960: el violinista Enrique Mario Francini, sentado delante. Parados, a la izquierda el bandoneonista Pedro Laurenz, a la derecha Horacio Salgán. Sentados detrás, a la izquierda Ubaldo de Lio y a la derecha Rafael Ferro, guitarra y contrabajo del quinteto de tango que significó toda una innovación en Buenos Aires, ArgentinaEn aquella noche con Mascheroni tocó también temas de jazz, folklore y música clásica. Y nos recuerda este rosarino amigo… “En esa oportunidad habló mucho del estilo de Carlos Di Sarli y Osvaldo Fresedo, con marcada admiración y respeto para ambos. Merece un recuerdo especial la interpretación que hizo de La Cachila. Hizo la aclaración, cuando tocó folclore, que estaba "aprendiendo" con Adolfo Ávalos, porque lo consideraba uno de los mejores pianistas dentro del género”.

    Y esto nos trae a la actualidad, el viernes 12 de abril 2013 al mediodía de Argentina. En el programa A vos te cuento Buenos Aires el colega y hombre del teatro Roque Vega, en un momento del programa lo entrevista a César Salgán para recordar cosas de su padre. Y es así que ha contado  que don Horacio nunca habla del pasado, de lo hecho en los cuarenta… nada, siempre se refiere a lo que tiene que hacer ese día, el siguiente… menciona orquestaciones  hechos por Salgán a temas para el Quinteto Real actual,  que este conjunto no ha tocado cuando él lo dirigía… es un muchacho porteño enamorado del tango que piensa ahora en sus nuevos sonidos, siempre  manteniendo intacta la esencia de la música ciudadana... uno lo escucha a Salgán y escucha tango, no música de Buenos Aires o de cámara que a veces se cataloga como tal.

    Mi recuerdo personal es de una noche de 1960. Comenzaban las clases en esos días y era un oyente más de la gran LR1 Radio El Mundo, a través de LT3 Cerealista de Rosario. En aquella audición ese maestro de la locución, el de tantos y mío también, Antonio Carrizo, los anunció… fue dando los nombres de cinco monstruos del tango como Horario Salgán al piano, Pedro Laurenz en bandoneón, Enrique Mario Francini al violín,  Ubaldo de Lío en la guitarra y Rafael Ferro en contrabajo…  recuerdo aún la emoción que me embargó cuando esos sonidos nuevos, cristalinos, marcados… fueron llegando a través de ese mágico aparato de radio que habíamos traído desde Baldissera y al que, como otras veces, miraba embobado, creyendo ver a esos cinco grandes del tango, a Carrizo, al auditorio de Radio El Mundo… había nacido un nuevo sonido, el umpa umpa, con tanta personalidad como la yuuumba de Pugliese. Al año siguiente, 1961, otra noche inolvidable en la emisora porteña de Maipú 555, cuando se presentó Miguel Caló reagrupando la Orquesta de las Estrellas. Para este director realizó Salgán orquestaciones siendo muy joven.

    Horacio Salgán al piano, el cantor Edmundo Rivero apoyado en el mismo, la orquesta atrás. Estan grabando en 1962 el disco con las grandes creaciones del tango de ambos en la década de los cuarenta. En Buenos Aires, ArgentinaSonia Ursini, que compartió una etapa de su vida junto a don Horacio Salgán, ha escrito un libro sobre el maestro que me comentan, es delicioso, aún no lo tengo para leerlo. En el programa de Roque Vega lo definió así: “Horacio Salgán como ser humano y maestro es una de las personas que tienen total coherencia. Siempre fue fiel a sí mismo y al más alto concepto de la música. Coherencia total en el ser humano y el maestro”

    Amigos de Argentina Tango como Jorge Dragone, Leopoldo Federico y Juan María Solare, entre otros, le dedicaron tangos tales como Horacio Salgán, Es para Horacio Salgán y Don Horacio Salgán, respectivamente en el caso de los citados, a los que podemos agregar unos cuantos temas más que este genial pianista y creador del Abasto ha inspirado.   El maestro Horacio Salgán falleció el 19 de Agosto de 2016.

    Nada más que decir… dejamos para otra vez al compositor que hay en él. Quise reunir un puñado de emociones propias y ajenas surgidas en torno a Horacio Adolfo Salgán, tan joven ahora como cuando tocaba en el cine del barrio o, poco después, en la orquesta de Roberto Firpo. Este maestro que nos llega con toda su frescura y creatividad musical cuando, desde el piano, dirige su orquesta para inmortalizar, en 1962, ese binomio maravilloso que formó con otro “Don” del tango, Edmundo Rivero

    El maestro Horacio Salgán falleció el 19 de Agosto de 2016

    Alma de Loca
    Tango argentino (1927)
    Letra: Jacinto Font
    Música: Guillermo Cavazza


    Milonguera bullanguera, que la vas de alma de loca
    La que con tu risa alegra vibrarás el cabaret,
    La que lleva la alegría en los ojos y en la boca
    La que siempre fue la reina de la farra y el placer.

    Todo el mundo te conoce alocada y jaranera
    Todo el mundo dudaría lo que yo puedo afirmar,
    Que te he visto la otra tarde parada en una vidriera
    Contemplando una muñeca con deseos de llorar.
     
    Te pregunté qué tenías y me respondiste: nada
    Adivinando al verte tan turbada,
    Que era tu intento ocultarme la verdad...
    La sonrisa que tus labios dibujaba velada
    Y una imprevista lágrima traidora
    Como una perla de tus ojos fue a rodar.
     
    Quién diría, bullanguera, vos que siempre te reíste
    Vos que siempre te burlaste de la pena y del amor,
    Que ibas a mostrar la hilacha, poniéndote seria y triste
    Ante una pobre muñeca, modestita y sin valor.
    Yo te guardaré el secreto, no te aflijas, milonguita
    Por mí nunca sabrá nadie que has dejado de reír,
    Mas no vuelvas a mirar a la pobre muñequita
    Que te recuerda los días que ya no podrás vivir.
     
    Ríe siempre milonguera, bullanguera, casquivana,
    Para qué quieres amargar la vida
    Pensando en cosas que no pueden ser.
    Corré un velo a tu pasado, sé milonga, sé mundana,
    Para que así los hombres no descubran
    Tus amarguras, tus ternuras de mujer.
     
    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango ha sido distinguida en el Congreso de la Nación, Buenos Aires, Día del Tango de 2012
    Aldiser Argentina Tango - Argentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina

     


     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Mary03/06/2017 11:13:47

    Qué maravilla el tango, si no existiera tendríamos que inventarlo porque es imposible vivir sin él.
    Argentina es tango y hace huella en el resto del mundo. Felicidades por el Canal.

    jorge hugo zejan06/01/2014 19:50:28

    Aunque su modestia le haya impedido reconocerlo Don Horacio esta en el Olimpo tanguero
    junto a otros grandes como De Caro, Troilo, Pugliese y otros

    Carlos15/04/2013 19:39:40

    Ay don Horacio Salgán
    cumpa de Edmundo Rivero,
    fundacional y tanguero
    y más buenazo que el pan;
    tanto le debe el gotán
    al genio de tu talento,
    surgidas a "Fuego lento"
    las notas de tu pianola,
    como te debe Piazzolla,
    el duende de su instrumento.

    Abrazos muchos.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html