• La Pulpera de Santa Lucia en Argentina Tango / España - Héctor Pedro Blomberg

    Creo y hasta podría asegurar que muchos de los argentinos, iberoamericanos y europeos no conocen a Héctor Pedro Blomberg, sin embargo, quién de ellos no se ha deleitado alguna vez escuchado ese maravilloso vals titulado “La Pulpera de Santa Lucia”. Es precisamente Héctor Pedro Blomberg el autor material de la letra de esa canción con ritmo de vals. Hoy a manera de homenaje haremos un recorrido histórico sobre la vida y obra de este gran poeta y escritor argentino nacido un 18 de marzo de 1889, precisamente en una casa ubicada en la calle Santiago del Estero Nº 236, del pintoresco barrio de Montserrat, Buenos Aires, Argentina. Héctor era hijo de Pedro Blomberg y de Arcilia López. Su padre, de profesión ingeniero, ha nacido en Argentina,  descendiente de marinos noruegos. Su madre de origen paraguaya se destacó como notable escritora y traductora.

    La Pulpera de Santa Lucía
    Por Andrés Hidalgo

    El saber de dónde venimos, donde estamos y adónde vamos es la base fundamental de toda cultura. Cuando se crea una obra literal, poética, o folklórica, y ésta es consumida y afianzada en su tierra es muy bueno pero, aún es mejor si se la difunde para que traspase las barreras locales; de esa manera  podremos introducirla en la literatura universal, y así  lograr que el legado de nuestros artistas trascienda. También lograremos con esto que nuestras futuras generaciones de argentinos puedan trasmitirla haciendo conocer la historia de sus pueblos, de su nación ó de su terruño.

    Lo vemos a Héctor Pedro Blomberg en Rosario, Argentina, atento, escuchando cantar un tamgo al Zorzal Criollo, Carlos GardelHéctor Pedro Blomberg comienza sus estudios primarios en la escuela de su barrio allá en Montserrat. El secundario lo realizo en el Colegio Nacional de Buenos Aires. Luego, alentado por su madre, y con el propósito de obtener un título universitario, ingresó a la Facultad de Ciencias Sociales, carrera que no completo, abandonó la facultad y libremente se fue dejando llevar por su vocación de escritor y poeta. Siendo muy joven, con tan solo 17 años, gana su primer premio literario, obtuvo la medalla de oro de la Asociación Patriótica Española de Buenos Aires con una obra a la que tituló “Oda a España”.

    En 1911, llevado por su impulso andariego, decide embarcarse con rumbo a Noruega, la tierra de sus ancestros.  Este, su primer viaje, duró dos años. El amor que él sentía por el mar era inexplicable, le atraían los puertos lejanos y aquellos barcos flotando en alta mar. Héctor suponía que ese fenómeno de atracción se debía a alguno de sus antepasados noruegos, de los cuales él desciende y dice: “Quizás alguno de estos viejos marinos parientes míos, hayan visitado los mismos puertos que yo hoy he conocido”, se sentía orgulloso de ser nieto de aquel viejo lobo de mar, su abuelo paterno, Juan Blomberg.

    Héctor Pedro Blomberg en los estudios de LT8 Radio Rosario, de Rosario, Provincia de Santa Fe, Argentina. Blomberg aportó muchos valses, tangos y canciones a la música popular argentinaBueno es aclarar que la obra literaria de Héctor Pedro Blomberg está impregnada de mares, puertos exóticos que huelen a tabernas, cigarros y a hombres de mar. Los títulos y el contenido de sus escritos lo dicen todo: A la deriva - Gaviota Perdida - Bajo la cruz del sur - Los habitantes del horizonte - La viajera perdida - Nave - Cuento de mar - Cantos navales argentinos.  Héctor fue un viajero incansable que, procurando ganar nuevos horizontes, cruzó el Atlántico en busca de los paisajes soñados, recorrió Europa y África. Todo fue registrado y en sus escritos relata uno a uno estos pormenores llenos de aventuras y nostalgias.

    Sus primeras historias fueron publicadas en formas de folletos que más tarde en 1920 fueron reunidas para conformar un libro titulado: “Las puertas de Babel”.  En 1921 su libro titulado “A la Deriva” recibe el Primer Premio Municipal de Poesía, incluye canciones de los puertos, de las tierras y de los mares. (Cabe aclarar que en este concurso el segundo premio literario le correspondió a Alfonsina Storni). En 1924 reunió otra serie de fascículos que publico en un libro titulado: “Los soñadores del bajo fondo”. Debemos destacar también la gran difusión que tuvieron sus relatos históricos sobre la época de Juan Manuel de Rosas, como así sus letras de tangos y milongas.

    La Pulpera de Santa Lucia. Reseña histórica - Ubicación del personaje

    Allá cuando el año `cuarenta moría´, Buenos Aires se desangraba acosada por el bloqueo naval francés y los movimientos revolucionarios que intentaban deponer al caudillo federal, Juan Manuel de Rosas. Este, con manos férreas y la suma del poder político, conducía los destinos de las Provincias Unidas del Río de La Plata imponiendo a sangre y a fuego sus ideas.Los salvajes unitarios, sus enemigos, y aún algunos sus propios adeptos, conocieron el filo del cuchillo de la Mazorca, sobrenombre de la Sociedad Rosista Restauradora que bajo la inspiración de la esposa del caudillo, “Doña” Encarnación Azcurra, constituyo un feroz ejército privado que impuso el terror como argumento político en la sociedad porteña. Sus tropas estaban formadas por malvivientes, gauchos alzados y desertores militares.                                                                        

    Fotografía de Héctor Pedro Blomberg, autor argentino de temas como "La Pulpera de Santa Lucía" incluida en la nota sobre este vals de Andrés Hidalgo para la web www.argentinamundo.com editada en EspañaEntre ellos trascendieron nombres como los de Ciriaco Cutiño, Silverio Badia, Leandro Alen (el padre de Leandro N. Alem), Manuel Leiva, Manuel Troncoso, Santa Colona, Salomón y otros que mancharon sus manos con sangre de sus adversarios políticos transformándose en ejecutores de verdaderas matanzas, tristemente célebres, como las degollinas y fusilamientos de 1840 y 1842. El General Lavalle fue la cabeza de algunos movimientos conspirativos contra Rosas que se organizaban desde Montevideo, contando con la ayuda de hacendados, militares e intelectuales de la sociedad porteña. Tiempos difíciles para el amor, pero no imposible. ¡Cuán grande habrá sido la desazón del enamorado mazorquero, al comprobar que otro galán y para colmo del bando enemigo, le había birlado su prenda!

    A mediados del siglo XVIII, al sur de la ciudad nacía el actual barrio de Barracas a partir de la instalación de las barracas negras, que fueron trasladadas en 1731 desde Montevideo al Riachuelo. Con la construcción del puente de Gálvez en 1791, la calle larga de Barracas, hoy Avenida Montes de Oca, comenzó a cobrar importancia como vía de tránsito hasta los campos del sur. A su vera se instalaron tradicionales familias alternando con quintas, modestos ranchos y hornos de ladrillos. La cercanía del puerto fue demandando la construcción de depósitos y barracas, donde se acumulaban los frutos del país; esto llevó a radicarse a muchos trabajadores en las zonas aledañas.

    Portada del libro escolar El Sembrador escrito por Héctor Pedro Blomberg, autor argentino con textos en prosa y poesía, creador de muchos temas del cancionero popular y el tango como La Pulpera de Santa Lucía

     

     

    En 1783 doña Josefa de Alquizolete, sobre esa calle y en el mismo lugar en que hoy se encuentra, Avenida Montes de Oca Nº 550, hizo levantar un oratorio en homenaje a Santa Lucia, que congrega todos los años a los habitantes de la zona a la romería en honor a la santa. En ese barrio de extramuros, no exento de romanticismo y coraje, ubicó el autor Héctor Pedro Blomberg a la inolvidable pulpera de los ojos celestes. No hay una versión cierta que el personaje de la Pulpera de Santa Lucia haya existido, sin embargo la anécdota ha quedado grabada en la memoria y el corazón de los porteños como  `la pulpera de los ojos celeste´, que con su encanto impactó, atrayendo a los soldados de Rosas “El restaurador”. Hay quienes dicen que en la esquina de la Avenida Caseros y Martín García, había una pulpería atendida por Dionisia Miranda, quien sería la musa inspiradora de los versos de Blomberg.

     

     

    Análisis poético de los versos de la Pulpera de Santa Lucia

    Sentado, el cantor argentino de tangos Ignacio Corsini, A la derecha, de pie, el guitarrista Enrique Maciel, compositor del vals canción "La pulpera de Santa Lucía"Tantas son las dudas al respecto de quien fue La Pulpera de Santa Lucia que se puede decir que pudo ser cualquier mujer que haya atendido una pulpería en cualquier pueblo, ciudad o barrio. Otro personaje de la canción es “El payador mazorquero” ¿Quién fue? Cualquiera pudo ser: Un cantor popular, un payador aficionado a la canción, o simplemente un simpatizante del grupo rosista a quien le gustaba la payada en las pulperías. En uno de los versos el autor habla del “año cuarenta moría”, en esta expresión Blomberg hace la ubicación de su personaje en el tiempo, fin de los año de represión más sangrientos del rosismo, en torno a 1840.

    También podemos alegar que hay algunas copias de esta canción que difieren en algunos de sus versos; hay quienes, razonando a su manera han cambiado palabras de los versos pero sin sentido poético, se han basados en un razonamiento personal. Esto lo podemos comprobar leyendo los versos de la sexta estrofa donde dicen: “No volvieron los trompas de Rosas”. El autor se refiere en esta estrofa a los músicos encargados de tocar la “trompeta” en el campo de batalla. Esta bella estrofa ha sido modificada por: “No volvieron las tropas de Rosas” Un concepto personal sin sentido poético.

    El 1929 Ignacio Corsini acompañado por el trió de guitarras formado por Enrique Maciel (compositor de este vals canción), Eduardo Pagés y Rosendo Pesoa, grabó e inmortalizó este maravilloso vals, interpretando la partitura original, con su letra original. Escuchamos esa versión y vemos a los intérpretes en la foto. Enrique Maciel está a la derecha, con su guitarra.

    La pulpera de santa Lucia (vals) - Letra Original

    Letra: Héctor Pedro Blomberg
    Música: Enrique Maciel

    Era rubia y sus ojos celestes
    reflejaban la gloria del día
    y cantaba como una calandria
    la pulpera de Santa Lucía.
    Era flor de la vieja parroquia
    ¿Quién fue el gaucho que no la quería?
    Los soldados de cuatro cuarteles
    suspiraban en la pulpería.

    Le cantó el payador mazorquero
    con un dulce gemir de vihuelas.
    En la reja que olía a jazmines
    en el patio que olía a diamelas:
    "Con el alma te quiero, pulpera
    y algún día tendrás que ser mía",
    mientras llenan las noches del barrio
    las guitarras de Santa Lucía.

    La llevó un payador de Lavalle
    cuando el año cuarenta moría;
    ya no alumbran sus ojos celestes
    la parroquia de Santa Lucía.
    No volvieron los trompas de Rosas
    a cantarle vidalas y cielos;
    en la reja de la pulpería
    los jazmines lloraban de celos.

    Y volvió el payador mazorquero
    a cantar en el patio vacío
    la doliente y postrer serenata
    que llevábase el viento del río:
    "¿Dónde estás con tus ojos celestes
    oh pulpera que no fuiste mía?
    Cómo lloran por ti las guitarras,
    las guitarras de Santa Lucía!".

    En dos fotos lo vemos a Héctor Pedro Blomberg en Rosario. Una junto a Carlos Gardel, escuchándolo cantar, siendo muy joven. En la otra, pasados los años, en los estudios de la emisora LT8 Radio Rosario. Vemos la tapa de uno de los libros escolares de Blomberg y la referida foto de Corsini con el "Negro" Maciel con su guitarra.

    Andrés “Lolo” Hidalgo - Juan María Gutiérrez - Berazategui - Buenos Aires - Argentina                                 andreshidalgo1948@yahoo.com.ar -
    eleoandres@gmail.com

    Otras notas de Andrés Hidalgo
    Félix Dardo Palorma. Folklore argentino que llega de Cuyo
    Argentina folklore. Los Hermanos de la Torre, sanjuaninos de ley
    Folklore argentino. Hilario Cuadros, “El Trovador de Cuyo”
    Amalia de la Vega, folklore uruguayo y argentino en su voz
    Y ahora Los Quilla Huasi. Roberto Palmer, historia de un folklorista argentino
    Folklore argentino. Saúl Salinas, un sanjuanino de ayer
    Música Argentina. Hermes Vieyra, El Pianista de San Juan

    Argentina Mundo y los grandes creadores del tango argentino
    Argentina Mundo en Facebook  - Provincia 25 Argentina Aldiser Argentina Tango -
    Argentina Folklore  - Argentina Tango Radio Aldiser

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Rosa Maria MolinaLópez21/01/2017 12:43:19

    Qué bella melodia. Ignacio Corsini después de la infancia tan cruda que tuvo, vivía lo que cantaba. Gracias por poder oir este Cd.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html