• Argentina Tango en mesa de café y Floreal Ruíz

    Tiempo atrás y por iniciativa de César Tamborini Duca, odontólogo y tanguero, realizador de Pampeando y tangueando en Veguellina de Órbigo, León, en España, Juanjo Minatel de la Asociación Tanguería Villoldo en Concepción del Uruguay, provincia de Entre Ríos, Argentina, y uno mismo desde Pontevedra con Argentina Mundo … más otro webmaster desde Rosario, en la Provincia de Santa Fe, que también aporta lo suyo al tango desde su web…pero que en  la nota que ha editado Rosa Candelas para la revista Rosas de Otoño, publicación de la citada asociación tanguera entrerriana, queda como colofón para el cierre del relato, basado en recuerdos juveniles con todo un Floreal Ruíz compartiendo la vida familiar. Esto nos dice…

    Conociendo a nuestra gente… Floreal Ruíz

    Nuestro amigo, rosarino para más datos, nos cuenta en la Mesa de Café esta anécdota que pinta por entero al Tata Floreal Ruiz, que en 1963 graba por última vez con José Basso y ambos realizan los últimos bailes. A una de esas reuniones, en el Club El Tala de Rosario, fue nuestro amigo con su tío, fanático de Ruiz, tan fana era que a su hijo lo había bautizado Floreal como al cantor. Y como no pudo con su genio, lo visitó al día siguiente en el Hotel City para presentarle a su hijito (de un año y medio).

    Cuenta nuestro amigo que fueron recibidos por Floreal y por su esposa y cuando le presentan al niño, el cantor le dice al tío: “¿Vos sos loco? ¿Cómo le vas a poner Floreal a un pibe tan lindo”.  Se aclara que El Tata siempre había renegado de ese nombre, puesto por un padre anarquista.

    Como también estaba ahí el cantor argentino de tangos Jorge Durán, el tío los invita a cenar a su casa, cosa que Ruiz aceptó, no así Durán porque tenía una  actuación en otra localidad. Cuenta nuestro amigo que con el auto de otro amigo lo fueron a buscar a Floreal y a la señora y con ellos llegaron a la casa de sus tíos, donde los esperaba una suculenta comida (estilo campo, de donde eran).

    Demás está decir que durante y luego de la cena, tío y sobrino (tangueros de ley) ametrallaron a Ruiz con miles de preguntas, que siempre él contestó con una sonrisa y  las matizó con algunas bromas y al decir de nuestro amigo, todos lo pasaron muy bien esa noche.
    Luego de la con sabida sobremesa lo llevaron de regreso al hotel, donde Floreal se cambió y luego se fueron juntos al local donde actuaba y allí les hizo dar una mesa con todos los gastos a cuenta de él. Terminada la actuación, lo volvieron a llevar al hotel y se despidieron con el inevitable agradecimiento.

    Al día siguiente El Tata siguió su gira hacia Córdoba, en el centro de Argentina,  y al llegar le mandó una carta al tío, para agradecerle la amena velada que pasó junto a esa familia y la exquisita comida que había preparado la dueña de casa. Es decir, la tía de nuestro amigo. Esta es toda la historia. Es todo lo que nuestro amigo aún recuerda de aquellos tiempos.

    Y al decidir publicarlo, no solo pretendimos demostrar que tenemos amigos importantes (para que vean) sino además plasmar en este breve pantallazo, la personalidad y hombría de bien de ese cantante de tangos nacido en el barrio de Flores aquel 29 de marzo de 1916. ¡Un Tipazo!, como lo describe nuestro amigo rosarino que se llama nada menos que... Eduardo Sibilin y es el realizador de Hermano Tango

    Rosa Candelas – Juanjo Minatel
    Revista Rosas de Otoño, Asociación Tanguería Villoldo
    Concepción de Entre Ríos, Entre Ríos, Argentina
    boletin.tanguero@gmail.com  

    Argentina Mundo  recordando momentos del tango argentino en la ciudad de Rosario

    Compartir en

    Lista de comentarios

    César J. Tamborini Duca07/06/2013 16:34:43

    Muy bonita anécdota que nos pinta la personalidad humana de ese gran cantor, Floreal Ruiz, uno de los grandes del tango. Fantástico el recuerdo de Eduardo Sibilin cuya página nos simplifica la tarea a los que buscamos la letra perdida de algún tango, la acertada publicación de Rosas de Otoño (por Rosa Candela y el recordado Juanjo Minatel) y la de "Argentina es Tango" del gran amigo Eduardo Aldiser.

    Eduardo Aldiser28/05/2012 20:36:08

    Estimado Miguel Miqueo, por email he comentado con Eduardo Sibilin, Juanjo Minatel y César Tamborini, los dos primeros en Argentina y César y yo mismo en España, que es la Mesa de Café que se menciona en la nota, que a Floreal siempre le llamábamos en LT3 con Herminio Baggini y otros colegas rosarinos... el gallego Ruíz. Incluso digo más: a el, que no le gustaba el nombre que le puso el padre, como bien recuerda Sibilin, tampoco le apetecía que le llamaran "Tata". A nuestro programa de los sábados a la tarde en LT3, entonces La Trinchera del Tango, vino con Mario Busto justamente, Jorge Valdéz y Alberto Podestá, cuando tenían un espectáculo integrado por ellos y varios cantores más... Morán creo que estaba también.

    Un abrazo desde Pontevedra

    Sergio Gabriel bustos28/05/2012 19:48:28

    Un grande Floreal, y otro grande Eduardo, que es un tipo generoso que tanto hace por el tango. Buenísima la anécdota.

    Miguel Miqueo28/05/2012 19:17:38

    Muy lindo el relato de los momentos compartidos con Floreal Ruiz, por el amigo de todos los tangueros, Eduardo Sibilin.
    A propósito de Floreal, en los últimos tiempos de su brillante paso por el canto, me parece que fué Mario Bustos quien le puso el apodo de "El Tata"; mucho antes, cuando triunfaba en la orquesta de Aníbal Troilo, éste lo llamaba siempre "Gallego". Veo que Eduardo rescata el primer apelativo del garn cantor. Tanto uno como el otro revelan el aprecio enorme que se supo ganar en la vida. !Un grande de verdad!.

    Juanjo Sunda28/05/2012 16:06:52

    Esta semblanza nos deja el sentido de la hospitalidad que ,mayormente, han manifestado las personas de corazón generoso.En el relato, sencillo,se destaca el enorme aprecio que el tanguero de ley brinda a su referente,y la reciprocidad conque el destinatario actúa en consecuencia.Bella anécdota que,seguramente,para el amigo Eduardo Sibilin (Hermanotango)conlleva el valor agregado del protagonismo familiar.¡Gracias por compartir este sentimiento tanguero!

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html