• Argentina Tango en Pergamino - Juan Calderón - Pianista y director

    Nos llegamos hasta esos pagos donde tenemos tantos amigos, como Adolfo “Vasco” Zabalza, Eduardo Gassa, Pepe Motta, pergaminense viajero como Carlos Trotta, Elida Cantarella, Ricardo Biglieri...  desde su “Madrugada” radiofónica en Buenos AiresJuan Imperial, que lo difunde siempre… todos ellos y muchos más me hablan de “Juancito” Calderón, como se lo conoce a este pianista de Pergamino, Provincia de Buenos Aires, Argentina

    Vamos a ver querido Juan Calderón… en esas tierras muy pampeanas y yupanquianas ¿De dónde te vino la pasión por el tango?

    Mi amor por la música y el tango comenzó desde chico, porque en mi casa estuve rodeado de músicos y cantantes, tanto de Pergamino y la zona, como de Buenos Aires porque mi Padre era cantor de tango y se rodeó siempre de amigos. Se hacían peñas en mi casa paterna, y por supuesto no faltaba el asado con música y canto. Yo tenía ganas de tocar el bandoneón pero mi Madre, muy astuta en eso, me dijo “No, si querés estudiar música y tocar un instrumento tiene que ser el piano (Que en ese tiempo valía por dos bandoneones, eran muy caros, no existían los electrónicos), porque si vos aprendes el bandoneón tu padre te va a llevar a todas las peñas y asados que tenga".

    Y así fue como del fuelle pasaste al dientudo…

    El maestro Juan Calderón al piano, en una de sus muchas presentaciones realizando tango en ArgentinaEntonces a aprender el Piano se ha dicho, jajaja! Comencé con la profesora Hilda Viola, que vivía en la calle Libertad en ese tiempo, ahora Estrada, entre Belgrano y Mitre, de Pergamino. Como yo no tenía piano me facilitaba el suyo  una hora por día de lunes a viernes para estudiar. Seguí con Susana “Vita” Basualdo, también un par de años, pero era pobre como yo y no tenía piano. Por suerte quien fuera su profesora donde ella se recibió, la señora Blanca Biglieri de Del Piano, nos facilitaba a los dos el instrumento en su casa. De las dos no me puedo olvidar nunca, Vita por ser tan buena persona y  Blanca también y nos prestaba el piano.

    Y te ibas formando como pianista…

     

    Sí, hasta que un día mi padre se encuentra en una Cena en el Fortín con Armildo Carmelino, un gran pianista de Pergamino y maestro de muchos. Le cuenta lo mío y don Carmelino me cita para que fuera yo con los libros que estudiaba. Ahí fuimos con mi padre y me hizo tocar algunas lecciones de estudio que llevé. No tenía tiempo libre pero le dijo a mi padre “Mire Don  Diego, yo lamentablemente no tengo lugar, pero lo voy a mandar con un alumno mío que se recibió conmigo y es mejor que yo, y ya lo hablé para que vaya a verlo, se llama Pedro Ángel Manzoni”.

    El profesor Manzoni me tuvo una paciencia bárbara, me prestaba su piano en la única hora que yo podía ir, que era después de las 20,30 h, porque a la mañana y parte de la tarde trabajaba y de 17,45 a 20.30 hacía el Comercial Nocturno en la Escuela Nº 1. El primer año, en 1955, lo hice en la Escuela Comercial Esteban Echeverría, que así se llamaba si no me equivoco, a la tarde, y luego de segundo a cuarto año en el mencionado instituto nocturno. Eran años difíciles y a mis padres les costaba un sacrificio enorme comprarme los libros de estudio para el Secundario, más el piano, por eso tuve que cambiar y seguir el Comercial de noche, para trabajar y pagarme los estudios.

    El pianista argentino Juan Calderón actuando en El Viejo Almacén de su ciudad natal, Pergamino, Provincia de Buenos Aires, ArgentinaEn 1957 me recibo de Profesor de Piano. Cuando fui a buscar el Diploma, el Profesor Pedro Ángel Manzoni me dice “Avísale a tu Papá que me venga a ver, necesito hablar con él”. Mi viejo pensó que me había mandado una macana.  Cuando llega y se saludan le dice “Mire Don Calderón, su hijo se ha recibido de profesor de Piano, Teoría y Solfeo, pero necesita tener un instrumento propio porque no puede estar sin tocar el piano, todo lo que aprendió no va a servir de nada sino sigue estudiando y tocando a diario. Yo le vendo este que es con el que estudiaba aquí”… mi padre le dice cuánto puede pagarle mensualmente, se dan la mano y al otro día a la tarde estaba en mi casa… ¡El barrio era una fiesta! porque tenía mi piano. Mi Madre recuerdo lloraba de la emoción. Estas cosas, este gesto humano del querido profesor, el de las profesoras que me ayudaron al principio, no se pueden olvidar jamás. Es mi eterno agradecimiento a estas personas, pero en especial a don Pedro Ángel Manzoni.

    Pero bueno… que ya te quiero ver tocar tango, Juancito Calderón!

    Y llego a las actuaciones… 1958. Me había hecho de amigo de un bandoneonista de Alcorta que se habían radicado su padres en Pergamino con una sastrería muy importante. Es Víctor Di Fonzo, gran bandoneonista…

    Y gran amigo mío, Juan… además la habilidad en las manos también la supo tener para su otro oficio familiar de sastre… noches con Raúl Angeló, Rubén Taormina, Ricardo Mazzoni y tantos amigos más…

    Mirá… ¡el destino!  Para mí también un gran amigo. Estuvimos unos años sin vernos pero desde 2013 nos seguimos encontrando porque vamos a actuar seguido a Rosario. Hicimos entonces el dúo “Calderón-Di Fonzo”, hacíamos algunos arreglos y llegamos a grabar en el `58 dos temas, en esos discos de 78 rpm de pasta, de un lado “La Cumparsita” y del otro lado “Responso” de Aníbal Troilo. Nos grabaron en Publicidad Mon donde hoy tiene su oficina Carlitos Trincavelli, director de Radio Mon

    Me sigues nombrando amigos, me reuní varias veces con el fundador, el señor Montardít, creo que lo escribo bien…

    Claro… Sabés que el amigo Chalo Ricci, que se nos fue de gira antes de tiempo, manejaba la máquina de grabar en disco de pasta en la radio. Ahí no te podías equivocar porque, mientras tocábamos, Chalo echaba el líquido sobre el disco y la púa hacía el surco y grababa… ¡Qué linda experiencia!

    Ya te veo encarrilado…


    El maestro Juan Calderón dirigiendo desde el piano una de sus formaciones del Juan Calderón Nuevo Grupo Tango, en Pergamino, Provincia de Buenos Aires, Argentina¡Y cuánto! Porque al año siguiente, 1959,  el profesor Manzoni me avisa que Normando Nóbili necesitaba un pianista y me había recomendado. Ahí comienza otra parte de mi vida con el tango, tenía que reemplazar nada menos que al pergaminense Pepe  Motta que se proyectaba al futuro ya, y armó su primer Cuarteto “Cuatro Estrellas para el Tango”. Pepe fue un gran compañero y me ayudó, me enseñó algunos rebusques en el piano que se usaban en las orquestas. También, por supuesto, el Maestro Normando Nóbili que sabía un montón de todo los secretos musicales. Esa orquesta la integrábamos, Normando Nóbili, primer bandoneón; J. Ruiz Díaz el segundo; O.Saggio el tercero; de primer violín José A. García, segundo era Pepe Concilio; al piano estaba yo, Juan Calderón; en contrabajo, Gerardo “Cacho” Nóbili. El cantor era Hugo Glave. Al cantor Omar Gómez no lo alcancé acompañar, dejó la orquesta antes que yo comenzara. Hacia 1960 entra Alfredo Martín de cantor. Las presentaciones y glosas las hacía Hugo Santoro. Estuve hasta mayo de 1966. Formo un Cuarteto de Tango, pero en esos años había caído mucho la actuación del tango en los bailes, estaban ya los del Club del Clan tallando.

    Sí, justo tenía el programa La Ronda de los Tangos los sábados a la tarde, en la matiné de  LT3 de Rosario y recuerdo bien esa etapa dura. Muchos se pasaron a otros ritmos…

    Fijate que me pasó… Me vienen a ver Cheche Lentini y Guillermo Aguilar, que en ese entonces tocaban con  “El Combo Antillano” pero se había desarmado el conjunto. Formamos “Los Duques”, con Guillermo Aguilar, primera trompeta; Cheche Lentini como segunda; al piano, arreglos y dirección estaba yo, Juan Calderón; Bajo eléctrico el Ñato Peruggino; Tumbadora y canto Pepe Benedetti; Batería Jorge Ruiz Díaz, el cantor era Roberto Labbate. Siete integrantes, otra época muy linda, hacíamos temas de Sandro, Nino Bravo, cumbias estilo a los Cinco del Ritmo o la Sonora Kalingó, también temas de Los Wawancó, muchas cumbias eran románticas con ritmo, y otras alegres, pero fue una época de cumbia  muy linda, con lindos arreglos. También al integraron Daniel Pinto, Daniel Arias, otro muchacho de apellido Medina, Rubén Ghiotti, Palito Cepeda, Cachilo Sosa… y si me olvido de alguno, que me disculpe. Con esta orquesta estuvimos once años. Actuamos en muchas partes de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, y en Capital  Federal. La última actuación fue a finales de 1977 en Pergamino.

    Juan… ¿Te acordás de Grandes Valores del Tango? Bueno… ahora hacemos un corte, una quebrada y volvemos más tarde con esta charla… con tu Cuarteto Juan Calderón mientras tanto… te escuchamos en Libertango, de Astor Piazzolla

     

    Eduardo Aldiser

    Argentina Tango  - Radio Aldiser Argentina Mundo   -  Aldiser Argentina Tango   -  Argentina Folklore   -  Argentina Mundo en Facebook    Provincia 25 Argentina



     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    ADOLFO ZABALZA04/03/2014 19:04:02

    Con una sonrisa en los labios voy leyendo lo que estos dos grandes amigos han comentado en sus reportajes que vos Eduardo le hicieras en su oportunidad.-De Carlos "Lucho" Trotta ya hemos hablado muchas veces y ahora le toco el turno a Juancito Calderon.-A Juan lo conozco desde pibe y sus comentarios me permitieron volver a mis viejos tiempos de juventud, casi diría de mi niñez,con nombres que el menciona y que conocí prácticamente a todos, sobre todo a su padre, a quien solía oírlo cantar en la cocina de mi casa junto a mi padre.-Fueron muy grandes amigos.-Hablar de las cualidades artísticas de Juancito estaría demás, es un orgullo para los Pergaminenses tener un artista de su valía musical y personal.- A todos ustedes, entrevistador y entrevistados, mi fraternal abrazo.- Vasco

    Juan Calderón - Pergamino28/02/2014 00:47:16

    Para Carlos Trotta, yo tampoco me acuerdo de usted, pero estoy seguro que nos concocemos de jóvenes. Mi Abuela Paterna Doña Juana Rodríguez de Calderón, tuvo la "Pastelería Calderón" en Calle Mitre sobre la misma vereda donde vivían los Padres y Abuelos suyos, y frente justo a la entrada particular de la Farmacia Popular. La Patelerías estaba al lado del portón de entrada donde fue antes el Mercado Central de Pergamino, años 1940 a 1948 mas o menos, o quizás antes, porque mis Padres trabajaban con la Abuela y eran casados desde 1935, y yo nací en 1942, pero era chico e iba a la Pastelería. Después lo compró una Tía Natividad hermana de mi Padre con el esposo de apellido Támaro, le decían Poroto Támaro, y en esos años habia sido chofer de la regadora Municipal. Y en la misma vereda pero al lado de la casa de los Trotta, estaba la otra Pastelería que se llamaba "La Bartolita", seguramente de esto se va a acordar. Después míos Tíos vendieron el negocio a un Sr. Chida (el Turco, y le decían Gardelito). Gracias por sus palabras Carlos, un abrazo

    Elida N. Cantarella26/02/2014 08:01:40

    Argentina Tango llegó al pago chico, tierra de Yupanqui y de cuantos más que mostraron su música al mundo; y como al talento hay que agasajarlo, nada mejor que sea a quienes interpretan nuestra música ciudadana y de la mano de Juan Calderón. ¡Que sigan los éxitos para el Nuevo Grupo Tango!!!!Y un abrazo para Eduardo que "mima" nuestros valores locales.

    Carlos Trotta Costantino25/02/2014 20:21:37

    Eduardo, voy a presentar tu candidatura para "PERGAMINENSE EMÉRITO", por el gran apoyo que brindas a todo lo relacionado con Pergamino...
    No tengo el gusto de conocer a Juan Calderón, pero a través de este artículo puedo acercarme a su figura, que sin duda es de trascendencia en el quehacer pergaminense y por ende se involucra, y de que manera, en la "marca Pergamino".
    Mencionan a Chalo Ricci, con quien he coincidido varios años en Gimnasia y Esgrima, siempre recuerdo que antes y después de los partidos de basquet que disputamos nos decía :¡SOBRIO GIMNASIA, SIEMPRE SOBRIO...! que primero fue como respuesta a los "ataques" que provenían de nuestros adversarios, y después se transformó en el estribillo que adoptamos como seña de identidad.
    Chalo y Carlitos Trincavelli eran los yernos de Montardit, uno de los hermanos fundadores de Publicidad Mon, que luego pasó a ser Radio Mon; el otro hermano, Santiago, fue un gran cultor del boxeo y un excelente arbitro del mismo.
    Un fuerte abrazo y mis felicitaciones al coterráneo Juan Calderón.
    Carlos Trotta "Lucho"
    Galapagar, Comunidad de Madrid, España, 25-02-14

    Marta Susana Siciliano25/02/2014 17:20:47

    Excelente el Nuevo Grupo Tango y con una importante y reconocida trayectoria de Juan Calderón que enorgullece a Pergamino. Felicitaciones!!!

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html