• Argentina Tango con Carlos del Mar que lo canta y difunde en Madrid

    En varias notas de nuestro multiportal lo tenemos al cantor argentino de tango Carlos del Mar presente, a veces cantándolos por televisión, en España. Con muchos años en Madrid, artista exclusivo del restaurante Viejo Almacén de Buenos Aires,  su trayectoria y contacto con gente importante del tango durante décadas en Buenos Aires y Mar del Plata, lo hacen un testigo veraz de tantas cosas…

    Pero vayamos por partes Carlos… aunque ese Del Mar nos llevé Atlántico abajo, sos un porteño flor y flor… de un barrio donde estaba un local famoso… mejor lo cuentas tú, enhebrando tus recuerdos de la niñez…

    Yo nací en el hospital Rivadavia. Mis padres fueron propietarios de famoso Rancho Grande, del  barrio de Devoto, con un éxito hasta hoy recordado, donde desfilaban las grandes figuras del tango como Francisco Canaro, Roberto Firpo, Juan D´Arienzo, Edgardo Donato y un Aníbal Troilo, Pichuco, con Fiorentino, que fue el primer cantor que hizo parar a la parejas cuando bailaban.

    Comenzaban a brillar con luces propias y según el afamado periodista y autor Antonio Cantó, nos dice en la revista Cantando que los éxitos de Troilo con Fiorentino en el Rancho Grande del Club Estudiantes de Villa Devoto y Flores, que surgen de Villa Ballester, posibilitaron  a que grabara  en RCA Víctor de la Argentina.  Debemos  recordar que el maestro director había registrado en Odeón dos temas, Comme il faut  y Tinta Verde.

    Quiero agregar que el maestro Troilo era  amigo de mi papá Domingo y mis tíos Rafael y Aníbal di Filippo y que los contratos con Pichuco eran de palabra. Luego de la actuación, le iban a pagar al Cabaret Chantecler, de Paraná y Corrientes. Mi mamá siempre me hablaba de la dulzura del Tano Fiore. De la potencia de voz de Roberto Rufino, con Carlos Di Sarli y la calidad de Alberto Castillo. Pero mi amor por el tango nació en  la casa de mi abuela Avelina Castro, gallega  de Sarria, cuando  apareció entre una montaña de discos Victoria, un  tango de Discepolo, cantado por Gardel, que yo escuchaba en el gramófono de mi tío Amadeo Castro, un personaje increíble y un aventurero incansable, en la calle Milton del barrio de Villa Luro.

    Luego cuando nos mudamos al Tigre, vivíamos  en una casa mansión en la calle Liniers y cuyo fondo daba al Río las Conchas. Allí se reunían mis padres y mis tíos e invitados en una mesa circular con un roble en el medio, donde  mi mamá y mi tía Anita, deleitaban  a los concurrentes con Los Piconeros y todo lo que cantaba Libertad Lamarque.

    Contigo, Carlos, podemos adentrarnos en detalles de aquellos años grandes del tango argentino. Nos dejas contratos de Rancho Grande con Roberto Firpo, Juan D´Arienzo y Francisco Canaro. Además nos recuerdas que el maestro Miguel Buchino, compositor de muchos tangos, como Bailarín compadrito, y que además ha sido director de la orquesta estable de LR1 Radio el Mundo de Buenos Aires.

    Contrato de la orquesta de Edgardo Donato con el local Rancho Grande del Club Estudiantes de Buenos Aires, ArgentinaContrato con firmas célebres de gente del tango, acordando actuaciones en Rancho Grande, espectáculo de tango del Club Estudiantes de Buenos Aires, Argentina, en el barrio de DevotoContrato de actuaciones en Rancho Grande del Club Estudiantes de Buenos Aires, ArgentinaPágina de la Revista Cantando de Buenos Aires, Argentina, que publicaba notas, entrevistas y letras de tango


    Tiempos viejos
    Tango (1926)
    Letra: Manuel Romero
    Música: Francisco Canaro


    ¿Te acordás, hermano?  ¡Qué tiempos aquéllos!
    Eran otros hombres más hombres los nuestros.
    No se conocían cocó ni morfina,
    los muchachos de antes no usaban gomina.
    ¿Te acordás, hermano?  ¡Qué tiempos aquéllos!
    ¡Veinticinco abriles que no volverán!
    Veinticinco abriles, volver a tenerlos,
    si cuando me acuerdo me pongo a llorar.

    ¿Dónde están los muchachos de entonces?
    Barra antigua de ayer ¿dónde está?
    Yo y vos solos quedamos, hermano,
    yo y vos solos para recordar...
    ¿Dónde están las mujeres aquéllas,
    minas fieles, de gran corazón,
    que en los bailes de Laura peleaban
    cada cual defendiendo su amor?

    ¿Te acordás, hermano, la rubia Mireya,
    que quité en lo de Hansen al loco Cepeda?
    Casi me suicido una noche por ella
    y hoy es una pobre mendiga harapienta.
    ¿Te acordás, hermano, lo linda que era?
    Se formaba rueda pa` verla bailar...
    Cuando por la calle la veo tan vieja
    doy vuelta la cara y me pongo a llorar.

    De esta misma serie  Marche un tango argentino cantado por Carlos del Mar

    Eduardo Aldiser

    Argentina Tango ha sido distinguida en el Congreso de la Nación, Buenos Aires, Día del Tango de 2012
    Argentina Tango en Facebook
     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    jose luis hayime 20/10/2017 01:15:48

    Carlos Del Mar , he leido detenidamente tu trayectoria como historiador , compositor y cantante de nuestra música , que siempre nos sorprende , donde tangos de Gardel Por una Cabeza lo emplean en películas de Schwarzenegger y Al Pacino , y son peliculas nuevas relativamente , pero la difusión del tango logra esas cosas mágicas... lo cantan Julio Iglesias , Raphael , Manolo Escobar , Marujita Díaz , y tantos cantantes por el mundo , que no solo llevan el canto , también la danza por distinto escenarios de todo el mundo !!!

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html