• Argentina Tango -Recuerdan con “Nostalgias” a Juan Carlos Cobián

    Será el sábado 25 de agosto 2012 a las  18 hs en  Usina del Arte, Av. Don Pedro de Mendoza 501, esquina a  Agustín R. Caffarena, Buenos Aires, Argentina. Este concierto dedicado al genial pianista y compositor Juan Carlos Cobián se presenta en las tres ciudades que marcaron su vida: Pigüé, Provincia de Buenos Aires, donde nació; la también bonaerense Bahía Blanca, donde se inició profesionalmente y Buenos Aires, donde logró la consagración definitiva.

    Cuenta con la producción artística de José Valle, Director de Dandy Producciones, y llega a la Capital Federal tras los dos encuentros en Bahía Blanca y Pigüé. El espectáculo “Nostalgias” recorre su obra con las voces de Gaby, la voz sensual del tango y el cantor porteño  Esteban Riera. El pianista Norberto Vogel es el responsable de los arreglos y del acompañamiento musical. Completamos la información puntual con este trabajo que glosa la vida del gran pianista del tango argentino y del tema que musicalizó, que refleja su propia vida...

    La casita de mis viejos

    Por Eduardo Giorlandini y José Valle

    Orquesta del pianista argentino Juan Carlos CobianHay, entre tantas casas perdidas en el tiempo, una que en Bahía Blanca adquiere una dimensión singular. Estaba ubicada en calle Moreno al 300, a pocos metros de la esquina con calle Castelli, y en ella vivía, desde fines del siglo XIX, la familia de los Cobián. En ella vivió, llegado junto con su familia desde Pigüé cuando tenía 3 años de edad, quien sería uno de los grandes compositores y ejecutantes más destacados del tango: Juan Carlos Cobián. Luego de completar la escuela primaria y estudiar música en el Conservatorio Williams, Cobián se marchó a la Capital Federal, para probar suerte con su pasión musical. Era apenas un adolescente, pero su nombre se grabaría para siempre entre los grandes creadores del tango.

    Luego de mucho trajinar, Cobián encontró un ladero de lujo en Enrique Cadícamo, con quien compuso, entre otros temas, los tangos Los Mareados, Nostalgias y La Casita de Mis Viejos. Precisamente este último tema da cuenta a esta historia. Porque la letra de La Casita... fue escrita por Cadícamo en referencia a la particular historia de Cobián, quien tras alejarse de Bahía Blanca en 1913 no regresó sino luego de 22 años, para visitar a sus padres, en 1930. La historia recién se hizo pública en 1976, cuando en una nota en TV el propio Cadícamo señaló que la letra del tango estaba inspirada en ese hecho.

    Ese mismo año, un periodista de La Nueva Provincia se acercó al lugar para conocer la de pronto "singular" casona y solo encontró... escombros: había sido demolida unas semanas antes para dar lugar a la construcción de un edificio en altura. Para la historia, la modesta referencia histórica que al menos da cuenta al ocasional transeúnte de tan  trascendente circunstancia.
     
    "Vuelvo vencido a la casita de mis viejos,
    cada cosa es un recuerdo que se agita en mi memoria,
    mis veinte abriles me llevaron lejos...
    locuras juveniles, la falta de consejo.
    Hay en la casa un hondo y cruel silencio huraño,
    y al golpear, como un extraño, me recibe el viejo criado...
    Habré cambiado totalmente, que el anciano por la voz
    tan sólo me reconoció.
    Pobre viejita la encontré
    enfermita; yo le hablé
    y me miró con unos ojos... Con esos ojos
    nublados por el llanto
    como diciéndome por qué tardaste tanto...
    Ya nunca más he de partir
    y a tu lado he de sentir el calor de un gran cariño...
    Sólo una madre nos perdona en esta vida,
    es la única verdad,
    es mentira lo demás"
     
    (Del tango argentino “La casita de mis viejos”, fragmento, 1931, Cobián y Cadícamo)
     
    Plaqueta recordatoria colocada en Bahía Blanca como homenaje al pianista argentino del tango Juan Carlos Cobián, iniciativa de José Valle de Dandy Producciones. Artista: Pedro ArayaEste tango que se comenzó a gestar en 1929, fue estrenado en el año 1931 por Itala Ferreira, una cancionista brasileña de la compañía revisteril “Tro-lo-lo”, de Jardel Jercollis, en el desaparecido teatro Buenos Aires, de la calle Cangallo de la capital argentina.

    Juan Carlos Cobián fue un auténtico evolucionista del tango, tanto en su calidad de ejecutante como de compositor. Como pianista, fue el primero en llenar con adornos en los bajos de los silencios de la melodía –procedimiento que sería luego sistematizado por Francisco De Caro-, además de su delicadeza en la interpretación.

    Como compositor es, junto con Enrique Delfino, el creador del denominado "tango-romanza"; en 1917 este último produjo "Sans Souci", y Cobián, "Salomé", con los que abrieron el camino para el tango de avanzada. A tal punto fue un evolucionista Cobián que las editoriales le rechazaban sus tangos iniciales por considerarlos "mal compuestos". La realidad es que estaban muy por encima de la música popular de la época.

    Nació lejos de la ciudad que lo consagró, en Pigüe (provincia de Buenos Aires), el 31 de mayo de 1896 –hijo de Manuel Cobián, español,  de Galicia, y Silvana Coria, argentina- y ya de pequeño se sintió irresistiblemente atraído por el piano de su casa, que tocaba su hermana Dolores, cuando ya la familia estaba radicada en Bahía Blanca. Admirada por lo que los dedos del pequeño conseguían arrancarle al teclado, Dolores influyó con los padres para que lo hicieran estudiar música. Así ingresó Juan Carlos en el Coservatorio Williams de esa ciudad, donde tuvo como profesor a Numa Rossotti, quien a su vez, fue alumno de Vincent d`Indy, en París, donde llegó a estrenar la "Berceuse heroïque", de Debussy.

    En 1913, ya recibido, Cobián arribaba a la ciudad de Buenos Aires, y se ganaba sus primeros pesitos como pianista en un oscuro trajín por una cervecería alemana y varios cines, en los que ponía la cuota de música al silencio de las películas.
    Como hombre de la noche, este bonaerense con cuerpo de atleta, y dedos brujos, sentía atractivo especial por las mujeres, pero todos sus amores, que fueron abundantes y a la vez fugaces, concluían siempre cuando se toca el tema matrimonial. No obstante fue un amor...quien lo llevó a Nueva York. El amor se deshizo pronto, pero la gran ciudad americana lo atrapó durante 4 años. No le fue fácil, en un ambiente hostil a los latinoamericanos.

    Agrupación del pianista y compositor argentino del tango Juan Carlos CobiánPero... Cobián tenía luz propia, ese halo que acompaña a los ganadores, y pasado ese periodo lúgubre, consigue trabajo en un lujoso hotel, donde allí se estabilizó económicamente durante casi un año. Vuelve a Buenos Aires, más pulido, con un conocimiento más profundo de la música y la vida, hablando un correcto inglés, con experiencias increíbles entre las que incluía el género jazzístico que ejecutaba al piano, como cualquier negro norteamericano.

    De este genial compositor quedaron obras como: Rubí, La casita de mis viejos, Pico de oro, Nieblas del Riachuelo, Nostalgias, Mi Refugio, Almita Herida, Los Dopados (Los Mareados), Snobismo, La Adivina, Una Droga, Salomé , Bohemia, Carne y Uña, Mujer Mosca Muerta, A Pan y Agua, La Catanga, Pico de Oro, Shusheta, Piropos, Sea Breve, Viaje al Norte, Mario, Hambre  Vení,Vení; Lamento Pampeano, Mal Camino y otros... El estilo Cobián había prendido muy fuerte entre los músicos del Tango, fue quien le adosó la melodía al tango. La dio desde el piano, otra marcación rítmica a las Orquestas

    El 10 de diciembre de 1953, dejaba este mundo. Tenía 57 años, pero había conocido la vida como si acabara de cumplir un siglo. "¿Había algo que hacer en la tierra después de haberlo conocido todo?", dijo al respecto Enrique Cadícamo, su colaborador de siempre.
     
    Hasta aquí la nota firmada en Bahía Blanca por José Valle y el Dr. Eduardo Giorlandini. Nos asociamos desde España a este ciclo recordando al gran Juan Carlos Cobián, con esta versión de La casita de mis viejos, estupenda por cierto. Al piano Horacio Salgán, que realiza una introducción marca de la casa, como homenaje de un grande a otro grande del teclado, su orquesta y la inconfundible voz de Edmundo Rivero…


    Eduardo Aldiser
    Argentina Mundo recordando a los grandes del tango argentino que lo pasearon por el mundo

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Juan Carlos06/08/2012 13:15:46

    Soy bahiense y tanguero, me siento orgulloso por el trabajo que estan realizando Giorlandini, Valle y otras personas de aquí... por fin asumimos que Bahía Blanca es una de las grandes ciudades del tango.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html