• Argentina Tango - ¿Qué pasa en las milongas? - Buenos Aires - Cartagena - Roma

    Al publicar la nota sobre el libro del psicólogo y escritor italiano Silvano Marconi, Cómo elegir pareja…   y ya que hicimos la nota en el marco de una afamada milonga alicantina, se suscitaron comentarios varios sobre la obra, el matrimonio, las parejas, etc. Pero también desde Buenos Aires, Elsa, milonguera cabal, pone sobre el tapete un fenómeno que va creciendo en las salas de baile con el tango como testigo , que no cómplice.

    Esta lectora se acerca a Silvano Marconi para profundizar en el tema base del libro comentado, las relaciones de pareja, cómo enriquecerlas, sus nacimientos, etc. Y así plantea su inquietud:

    “Estimado Silvano, me atrevo a solicitar su amistad; primero porque estuve viendo algo de su libro "Como elegir pareja". Segundo,  por ser bailarín de tango y eso es una pasión compartida... y tercero porque le gusta Rodolfo Biagi.

    Como escritor y bailarín de tango sabrá lo difícil que es relacionarse afectivamente en la milonga; hablo desde mi experiencia en las milongas de Argentina.  Desde ya agradezco su tiempo. Desde Buenos Aires le envío un abrazo tanguero.  Elsa”

    Desde Cartagena nuestro amigo italiano Silvano Marconi le responde:

    “Estimada  Elsa, es un placer confirmarte mi amistad, y espero que podamos continuar dialogando en asunto de tango y de pareja. El libro trata de la dificultad de relacionarse en general y es perfectamente válido para relacionarse  afectivamente en las milongas. En el libro deberías leer con atención el apartado con el título "El mercado de las relaciones".   Me quedo a tu disposición. Un abrazo”

    Acota Elsa desde Buenos Aires:

    “Gracias Silvano!!!  Por supuesto que podemos seguir dialogando; en las milongas de Argentina  me atrevo a decir que muchos “señores”  van a bailar con cierta actitud....y  nosotras  debemos tomar ciertos recaudos. Si tiene la posibilidad de visitar la Argentina se dará cuenta y lo verá con ojos de escritor para poder volcarlo a sus escritos.”

    La respuesta de Silvano, tras retornar de “su”  Roma a España:

    “Estimada Elsa, le dedico estas notas de mi viaje tanguero a Roma: 

    “Noche de Agosto en Roma”

    En la orilla del río Tevere que habla de historia en cada grano de su  arena, han construido una tablado tanguero. Noche profunda de música y emociones con testimonio de una luna llena al 100%: pocos metros arriba está el  Castel Sant Ángelo, histórico refugio de Papas asediados y, ahí al fondo, el perfil de la basílica de San Pietro donde durante siglos se han decidido los destinos de la cristiandad.

    El correr del río  a pocos metros de distancia acompaña las notas de “Todo te nombra” (Biagi, naturalmente!) despertando nuevas y pasadas emociones de un amor perdido. ¿Qué más se puede ofrecer a un tanguero y a su  pareja? Nada más! Estamos a tope! Entre una tanda y otra un Campari-Fritz amargo y bien fresquito. Una noche inolvidable, se puede afirmar.

    Pero……tenemos un "pero"….! Aquí ocurre algo que a un Romano pura sangre, tanguero  y además escritor/psicólogo no se le puede escapar. Alguien aquí está contaminando esta maravillosa milonga. ¿Quién? ¡Los romanos mismos!

    Me quedo observando la multitud de tangueros llegando. Las mujeres elegantes y animadas para bailar poniéndose sus tacones, pero los hombres tienen algo diferente y repito… nadie mejor que yo puede percibirlo. Muy pocos hombres están acompañados de sus parejas; la mayoría se presentan solos y su actitud, su vestuario, su aparente elegancia esconde algo: ellos, tangueros, no están ahí para bailar…….sino para buscar una mujer y llevarla a casa en la noche y tal vez, vivir con ella una pocas semanas de aventura.

    Esta actitud es tan intensa que se puede percibir en la piel y tiene también un efecto en el baile; se percibe una “competitividad” entre los machos para llamar con el tango la atención de las hembras: un exagerado uso de figuras, normalmente muy mal hechas, y un “buscar” asiduo de miradas de mujeres, que podría, en la esperanza del tanguero,  significar “algo más”.

    Los  hombres ya conocen a la mayoría de estas  mujeres  por lo tanto,   dedican la máxima atención a tangueras “nuevas”, más fáciles presas. Una actitud que no percibo entre las tangueras: la mayoría de las mujeres están ahí para bailar, si es posible, con un buen bailarín, pero para bailar y nada más.

    Tengo una pregunta para los tangueros y tangueras de toda la vida: ¿Es éste el espíritu del Tango? ¿Es La Milonga un terreno de caza para los hombres?  Me encantaría saber las opiniones de los lectores de Argentina es Tango y en la espera,   vuelvo a escuchar “Todo te nombra”, el himno a un amor perdido”.      

    Desde Buenos Aires comenta Elsa:

    “Silvano… Cuando tú dices ¿Es el Tango un terreno de caza para los hombres? yo te contesto que hace unos años era fácil caer en las garras del milonguero. Pero de un tiempo a esta parte las tangueras ya nos hemos "apiolado". Esto corresponde a señoras de cierta edad, que han hecho entonces que los tangueros acechen a las jóvenes.  A ellas les sirve porque aprenden y ellos se dan corte. Al poco tiempo los veo solos nuevamente.  El resultado es que la joven aprendió y voló y además el milonguero no obtuvo réditos monetarios; es un gran tema que da mucha tela para cortar.”

    Un diálogo surgido por la presentación de un libro que habla de las relaciones amorosas hombre-mujer y la vida en pareja… precisamente donde “la pareja” es fundamental, el tango bailado. El hilo del carretel nos fue llevando a realizar un análisis de ese micromundo vivido en tardes y noches de tango en tantísimos países del mundo.

    No debemos olvidar que el baile mismo de esta música nacida en el Río de la Plata es provocativo y hasta estuvo prohibido precisamente por la Iglesia de Roma por lascivo… hasta que llevaron a una pareja para que el Papa los viera… y absolviera al tango. Hicieron una sutil trampa: los bailarines eran dos hermanos de la nobleza italiana de aquellos años previos a la Primera Guerra Mundial. Y ya se sabe que un dicho muy popular entre los argentinos: “Más aburrido que bailar con la hermana”.

    Para ilustrar la nota, nada mejor que una pintura del flaco Bono, pintor y bandoneonista rosarino que se piantó, se tomó el piro en octubre del 2010. En este caso, vista parcial del mural que realizara en su ciudad natal, Rosario. Alberto Bono ha sabido plasmar la pasión del baile del tango con todos sus matices.

    Sus cuadros están en diferentes pinacotecas de Argentina y el mundo, siendo entregados por la Municipalidad de Rosario a grandes personalidades que visitaron la ciudad… entre ellas al Presidente de Italia, que llevó una obra… a Roma, donde en esta nota llegamos una y otra vez porque todos los caminos… conducen al tango!.               


    Vamos don Rodolfo, háganos a lo Biagi ese "Todo te nombra" y que lo cante Jorge Ortíz




    Estas imágenes fueron captadas durante el Tour Europa 2011 del DJ tanguero argentino Damián Boggio en su ciclo "Hoy como ayer...Tango en vinilo", en "Milonga Diferente" Circolo Canottieri, Caprera, Italia,  el viernes 18 de febrero de 2011


    Todo te nombra
    Tango (1939)
    Letra: Ivo Pelay
    Música: Francisco Canaro


    Desterrado de un amor...
    Peregrino de un querer...
    Fugitivo de tus ojos,
    sólo sueño con volver
    y mis noches se despueblan
    y de brumas es mi amanecer.

    De tu amor soy un cautivo
    porque en mí todo te nombra;
    desde el mar que brama altivo
    hasta el valle, que furtivo,
    de tu amor me habla en la sombra.
    Al cantar, te nombra el ave...
    Al morir, te nombra el día...
    Y al pasar, el aire suave
    ecos trae de lejanía
    que te nombran sin cesar...

    Que me puedas olvidar
    mientras sólo pienso en ti,
    que me niegues el cariño
    mientras tengo tu alma en mí,
    son las dudas que me envuelven
    desde el día que te conocí.


    Eduardo Aldiser 
           
    Argentina al Mundo con el tango argentino que se baila, toca y canta en todo el mundo

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Elsa Acuña19/09/2011 21:49:04

    Gracias Silvano por este pequeño aporte que me has permitido,me gustó toda la nota y el video alucinante !!!!!! Un abrazo tanguero desde Argentina.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html