• Argentina Tango - Osvaldo Cambria le chamuya a Horacio Ferrer...

    Algunos amigos me han pedido que publique mi artículo sobre el gran Horacio Ferrer, que he intentado escribir en ese estilo surrealista tan suyo ,refiriendo fragmentos de sus propios tangos; tanta es la admiración que profeso por el Maestro. Esto es como si alguien quisiera cantar como Carlos Gardel más o menos, pero bueno, ya que me animé a publicarlo en Planeta Baigorria, lo comparto con Eduardo Aldiser que también es un admirador del trovero uruguayo a modo de homenaje.

    Horacio Ferrer, Pintor de Poesía
    Por Osvaldo Cambria, Granadero Baigorria, Provincia de Santa Fe, Argentina

    De una rara conjunción de pinceles y palabras surgen versos que se extienden sobre lienzos amanecidos con colores de tango,entre whiskies penúltimos, la amistad de las mesas de café y la bohemia de las noches de Buenos Aires y de su amada Montevideo.

    Es el poeta enamorado de Picasso y perfumado de Shakespeare. En su paleta está la luz de un claro de luna sobre el Río de la Plata, y una comparsa de acuarelas de amor por el Tango. Es el vate brujo que ha elegido la ciudad y la hora exacta para su muerte, que vendrá a buscarlo tangamente, seducida por sus versos y por su irresistible flor en el ojal.

    Pero el loco ríe, porque se sabe inmortal , y sabe que desde su eternidad renacerá en el año 3001, y con su ternura de loco pintará en los porteños muros, una orgía de tangos salpicados de gorriones. Renacerá de mil formas por amor a Buenos Aires, para contarnos de sus charlas y de la locura de Gardel, y también de su ansiado reencuentro en un café de cualquier mundo, con aquel famoso bandoneón que le puso más música a sus ya musicalísimos versos. Volverá por fín transformado en espíritu de vino enamorado, para ser bebido de un sólo sorbo por su grela última, y así poder amar más hondamente aún, en un escándalo de labios, a su musa minusa, a su mujer amada, a su eterna novia Madam Lulú.

    Hasta aquí me he permitido jugar (de visitante y con vocación de suicida) este ajedrez literario y canyengue que profesa el Maestro, y que me ha deparado en una sola movida (la relectura de cualquiera de sus poemas) mi propio jaque mate. Sin embargo confieso que ha sido para mí un juego muy divertido y altamente enriquecedor, y... como soñar no cuesta nada, creo que, al menos por lo osado, Don Horacio no lo reprobaría.

    Sobre Horacio Ferrer ilustres personalidades del mundo han expresado pensamientos que merecen ser citados: "...poeta de fertilidad caleidoscópica, es un hombre que logra conservar la simplicidad aristocrática de quién no se ha convertido en servidor de su celebridad" - "...es el más suntuoso de los poetas modernos; y es el Xul Solar de la poesía". Dos definiciones cabales sobre el alto perfil humano y sobre su genio de artista total.

    Poeta con pinta de poeta, Horacio Ferrer encontró su propia voz en la expresión de un surrealismo "reo", y en el uso de un lenguaje perfecto para el tango postmoderno, tan íntimo y tan propicio a los porteños de las dos orillas. Basta un recorrido por su vasta obra poética y por sus célebres y enciclopédicos ensayos sobre el Tango y su historia, para comprender la dimensión y el compromiso con la cultura rioplatense de este dandy, tal vez el último "cajetilla" de galera y bastón de Buenos Aires.

    Alguna vez tuve el privilegio de estrechar su mano en la Academia Nacional del Tango. Quizás en ese fugaz contacto haya recibido alguna chispa, algún rayo misterioso de esa mágica corriente de energía poética que corre por sus venas, y que siento me permite erigir hoy este monumento mínimo en homenaje a un Venerable del Tango y del Arte Poético.


    Enero 2015 -   IN MEMORIAM HORACIO FERRER
    A Eduardo Aldiser

    Nos dejaste hace poco, profeta de tu propia muerte. Por tus venas corría un río tan ancho que dividió tu corazón en dos orillas.Tu alimento fue el tango, esa hereje danza nacida en los arrabales, ese reptil de lupanar, como lo llamó Lugones, ese que fue diablura para Borges, que le inventó un pasado irreal pletórico de malevos cuchillosos, urgidos por derramar sangre ignominiosa.

    Pero vos llegaste más tarde Horacio. El destino te puso en el declive, cuando parecía que todos los versos del tango ya habían sido escritos. Eran los tiempos de John Lennon y vos escribías con una fe inquebrantable y a contramano del mundo, tu "Romancero canyengue"... Ya no quedaban las grelas de aquellos tiempos, pero Dios (que ama a los poetas) te tiró una soga y te sugirió a través de tu amigo el gordo, el gordo triste, si, Pichuco, que escribieras un tango en homenaje a esas mujeres, y vos te mandaste "La última grela" y te consagraste, y entonces vino Piazzolla (ché Horacio, que amigos que tenías !!! ) y le puso música a tu grela y a tu vida, y allí tus ojos emocionados pudieron finalmente ver a Gardel (o a Dios, que es lo mismo).

    En tus versos tangueros hubo cosas que los viejos tangos no tenían : el perfume inconfundible de Shakespeare, alguna pincelada de Picasso y de Paul Klee, la admirada huella de Rubén, y sobre todo una importante dosis de locura : justo cuando el hombre llegaba a la luna, vos hacías rodar la luna por Callao !!! Loco, loco, piantao igual que el otro, el loco del bandoneón, Ástor, si, tu compinche, ese que de pibe tocó con el Morocho en Nueva York.

    Ahora, en un café irreal de cualquier mundo, vos seguirás componiendo tangamente,tus versos para la eternidad con tus amigos, inaugurando la bohemia de la noche cósmica. Mientras tanto, aquí abajo, en Montevideo, en Buenos Aires, en todo el mundo, nosotros ya te empezamos a extrañar...  Gracias por tanto amor al tango, y hasta siempre querido y generoso Duende.

    Osvaldo Cambria, profesor porteño residente en Granadero Baigorria, Provincia de Santa Fe, Argentina. Es poeta y escritorOsvaldo Cambria

    Notas relacionadas con Horacio Ferrer
    Horacio Ferrer. Dícese de poeta del tango, uruguayo, rioplatense
    Argentina Mundo. Dr. Guillermo Fernández D´Adam, prestigioso psiquiatra y profesor receta poemas
    Conciertos en España de Gabriel Alustiza, pianista, concertista y director argentino
    Por Buenos Aires, Argentina, con Carlos Casellas, poeta porteño
    Baldosas que cantan tributo al tango en Buenos Aires, Argentina
     
    Argentina Tango - Radio Aldiser - Argentina Mundo  - Argentina Folklore
     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Graciela Martha Quinteros20/01/2015 06:19:03

    EXCELENTES PALABRAS , QUE MERECEN SER COMPARTIDAS.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html