• Argentina Tango - Mi viejo de Julián Centeya, por Eduardo Aldiser

     

    En el Canal Aldiser y como primera producción 2015 llega para Argentina Mundo de España este trabajo de Eduardo Aldiser, que recita "Mi Viejo" de Julián Centeya, como ya lo había hecho en 2003/2004 en el ciclo de programas "Yosoytango" por Cibeles FM de Madrid. El poeta, escritor, letrista de tango y profesionalmente periodista, que firmaba como Julián Centeya, era, como relata en este poema, un chico italiano que llega con su familia al puerto de Buenos Aires, en Argentina, con muy pocos años y el nombre de Amleto Enrico Vergiatti. La familia se trasladó a San Francisco de Córdoba, pero a los pocos años retornaron a la Reina del Plata.

     

     

    Julián Centeya, periodista, poeta y escritor nacido en Italia y que vivió desde pequeño en Argentina, primero en San Francisco de Córdoba y luego el resto de su vida en Buenos Aires

     

     

    Mi Viejo de Julián Centeya en el Canal Aldiser

    Esta producción fue dedicada "A la memoria de los inmigrantes que llegaron a la Argentina con más sueños que equipajes". Con este lema final se corona este trabajo editado en Pontevedra, Galicia, España en el primer día de 2015. Forma parte de una serie en la que ya podemos encontrar La Maestra y Pelota de 30 de Héctor Gagliardi; El Punga de Julián Centeya; El tango de Jorge Luis Borges


    Mi Viejo
    De Julián Centeya (Tal como lo ha grabado el autor y lo recita Eduardo Aldiser)


    Quisiera amasijarme en la infinita
    ternura de mi barrio de purrete,
    con un cielo cachuzo de bolita
    y el milagro coleao de un barrilete.
    Verlo a mi viejo, un tano laburante
    que la cinchó parejo, limpio y claro;
    y minga como yo, un atorrante
    que la va de verso y se hace el raro.
    Vino en el Comte Rosso, fue un espiro.
    Tres hijos, la mujer, a más un perro.
    Como un tungo tenaz la fue de tiro.
    Todo se la aguantó: hasta el destierro.
    Y aquí palmó... aquí está adormecido
    mi viejo el pobre tano laburante.
    Se la tomó una cheno de descuido
    y me dejó un recuerdo lacerante.
    ¿Qué mundo habrá encontrado en su apoliyo?
    Si es que hay un mundo pa`los que se piantan.
    Sin duda el cuore suyo se hizo grillo
    y su mano cordial es una planta.

    Argentina Tango - Radio Aldiser - Argentina Mundo - Argentina Folklore - Canal Aldiser

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html