• Argentina Tango - Héctor Gagliardi - Poeta de los barrios porteños

    …de fondo y en el corazón mismo de cada uno de sus versos. Por esas cosas que uno no entiende, este muchacho porteño, nacido como Héctor Francisco Gagliardi en el barrio de Constitución… yunta brava trotando en la tarde… pero que vivió ahí pegado, en San Telmo, gran parte de su vida, considerado entre los primeros poetas en venta de libros en Argentina… más los discos con sus recitados!, sólo por detrás del Martín Fierro, de José Hernández , siempre se lo ha dejado un poco de lado en los cenáculos del tango y la poesía lunfarda.

    Su lenguaje refleja al que se escuchaba en las calles de Buenos Aires, Montevideo, Rosario… más que la lunfardía, su palabra clara y diáfana era la que hablaban todos, precisamente aquellos que captaron al momento la emoción de sus glosas encendidas, léase… el pueblo!,  el mismo que se ha reconocido siempre en Alberto Castillo.

    Junto a Julián Centeya, fueron los dos poetas de un par de décadas largas del tango recitado, cuando la radio era patrón y soto. En los grandes ciclos de invierno, horario central, de Radio Belgrano (donde debutó) y Radio El Mundo, complementaba Gagliardi la presentación de las muy grandes orquestas tangueras argentinas, haciendo un par de poemas por noche… y allí estaba uno prendido, siguiendo cada giro, cada expresión de un hombre cálido en su decir, limpio en el pensamiento expresado.

    Uno de los muchos discos grabados por Héctor Gagliardi, el poeta porteño que escribía a ritmo de tango y mostraba los barrios más populares. Como sus libros, los discos se vendían en cantidades muy importantes en ArgentinaDesde que hago radio más tango, casi toda la carrera, iniciada siendo veinteañero allá por Rosario, he tenido incorporados poemas suyos como este “Pelota de 30” que he vuelto a realizar en Cibeles FM de Madrid y se recuerda en el vídeo que ilustra la nota. Otro tema que recité mil veces, La Maestra, me ha servido para coronar fiestas en escuelas y colegios nuestros, por esas provincias pampeanas… Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. “El rusito” lo recordé en una noche de Sala Clamores, cuando presenté al conjunto israelí Pitango junto al maestro Efraín Scheinfeld. Los muchachos israelíes se llevaron el poema y ha circulado por allá.

    Un buen amigo rosarino, Aldo Calderón, cuando volvió de recalada a nuestra ciudad Cuna de la Bandera, tenía en su repertorio Medianoche, con música de Aníbal Troilo, letra de Héctor Gagliardi… curiosamente Pichuco no lo dejó grabado, hizo el otro Medianoche… pero lo cantaba Calderón cuando estaba en la orquesta. De la pluma gagliardiana salieron muy buenos tangos, valses y milongas como Primer beso, Perdoname hermano, Vencido, Yo te recuerdo tranvía… compuestos por músicos muy importantes y cantados por grandes voces… pero lo suyo eran los poemas y dichos en su voz. Contrapongo algún poco feliz apodo que no se corresponde con su personalidad y su aporte al tango y la cultura argentina… simplemente digo… Héctor Gagliardi, un poeta importante, de hablar al pueblo con su propia voz, inteligible y claro… un muchacho de Buenos Aires que me emociona cuando lo escucho, lo leo o recito… un ser auténtico.

    En el vídeo del Canal Aldiser lo recordamos con “Pelota de 30” a Héctor Gagliardi y completa el momento de poesía y tango, con el fútbol de los baldíos ciudadanos, “El sueño del pibe” cantado por Enrique Campos con la Orquesta Los Indios que dirigía Ricardo Tanturi. Y ya que hablamos de fútbol, Gagliardi ha sido un racinguista militante y el hijo de Enrique Campos fue un gran jugador de fútbol, Ricardo Enrique Troncone.

    El sueño del pibe
    Tango argentino - 1945
    Letra: Reinaldo Yiso
    Música: Juan Puey


    Golpearon la puerta de la humilde casa,
    la voz del cartero muy clara se oyó,
    y el pibe corriendo con todas sus ansias
    al perrito blanco sin querer pisó.

    "Mamita, mamita" se acercó gritando;
    la madre extrañada dejo el piletón
    y el pibe le dijo riendo y llorando:
    "El club me ha mandado hoy la citación."

    Mamita querida,
    ganaré dinero,
    seré un Baldonedo,
    un Martino, un Boyé;
    dicen los muchachos
    de Oeste Argentino
    que tengo más tiro
    que el gran Bernabé.
    Vas a ver qué lindo
    cuando allá en la cancha
    mis goles aplaudan;
    seré un triunfador.
    Jugaré en la quinta
    después en primera,
    yo sé que me espera
    la consagración

    Dormía el muchacho y tuvo esa noche
    el sueño más lindo que pudo tener;
    El estadio lleno, glorioso domingo
    por fin en primera lo iban a ver.

    Faltando un minuto están cero a cero;
    tomó la pelota, sereno en su acción,
    gambeteando a todos se enfrentó al arquero
    y con fuerte tiro quebró el marcador.

    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango Argentina Mundo - Aldiser Argentina Tango - Argentina Folklore - Argentina Mundo en Facebook - Provincia 25 Argentina

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Julián23/02/2014 00:30:27

    Evidentemente los centrodelanteros de la época tenían que ser muy habilidosos para que no los fajaran los fullbacks de entonces (no se usaban canilleras y otras yerbas como los de hoy, es mas, había muchos que les gutaba jugar con las medias caídas), ustedes en el fortín tenían una defensa que hachaba de lo lindo. Creo que con Chaca que tenía a Scriminachi y Araíz eran los que daban mas.

    Carlos21/02/2014 20:48:47

    Evidentemente surgen los recuerdos,de la calle Caxaraville esq. con la calle Mozart del barrio de Floresta, salíamos todos los domingos de futbol camino al Fortín de Liniers, me llevaban mis hermanos mayores y mi tío, caminábamos por la vía casi muerta del Sarmiento hasta la Av. Rivadavia a tomar o " pescar " el tranvía ¿Quién nos acompañaba en esa excursión? El gran centro forward de Velez Sarsfield y luego integrante de la Selección Nacional Argentina, JOSE FERRARO que, como nosotros, había comido una horita antes un buen asadito o unos suculentos ravioles. ¿La digestión? si claro, la caminata por la vía del tren, no eran muchas cuadras, no vayan a creer... y el resto, la hacía en la cancha.

    Julian21/02/2014 01:18:04

    Eduardo: Que lindo lo que me hacés recordar y lo que aprendo con esto. Para esa época yo vivía en Barrio Belgrano, que era la perisferia de Rosario, con calles de tierra y la ambulancia de la Asistencia Pública tirada por 4 caballos. Además no sabía que Baldonedo había jugado 5 partidos para la Lepra allá por el 45 antes de irse a México, siempre lo recordé con la camiseta de "los quemeros", Martino hacía la tripleta con Farro y Pontoni (luego de pasar por la lepra) para los gauchos de Boedo (tu querido club) y "cabecita de oro" Boyé siempre en la Boca. Si mal no recuerdo junto con Pontoni pusieron una pizzería en Blanco Encalada y Amenabar o Ciudad de la Paz. Un recuerdo para mi vieja que era vicedirectora de una escuela en Rufino y me contaba que allá por 1936 (año de mi nacimiento), todos los sábados a la noche, Bernabé Ferreyra tomaba el tren Trasandino que venía de Mendoza con destino Retiro. Pero parece que Bernabé era muy afecto a reunirse con amigos a comer asado y tomarse unos vinos, razón por la cual a veces perdía el tren. Cuando eso pasaba se enteraba todo el pueblo porque desde Buenos Aires le pedían a la Panagra (Pan American Grace Airways) que venía de EE.UU. vía Santiago de Chile para que bajaran a buscarlo. Me imagino que por la época debían ser Douglas DC2 porque la pista de Rufino era su aeroclub. Otro detalle: el artillero de Rufino calzaba 36 ya que tenía pié equino.
    Un abrazo y salute

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html