• Argentina Tango - Cosas de negros - Su historia

    Querido César Tamborini Duca, va el muchas gracias hasta tu León de elección…y mis recuerdos, aún en el pueblito cordobés, que verás cómo encajan con los tuyos. Mi padre, con patio por medio… tenía su herrería y taller… los años de mis recuerdos son anteriores, nos fuimos a Rosario desde General Baldissera en 1954. Me mandaba a buscar El Gráfico para él, Vosotras y/o Para Ti, para mi mamá… y “mi” Billiken… aquí sí que el dueño de la librería,  Porto, era gallego,  la atendía toda la familia. Y allí repasaba los títulos de todos los diarios, La Nación entre ellos, claro… el diario argentino de tirada nacional más influyente en las actividades agropecuarias y especialmente las ganaderas.

    Más o menos veinte años después teníamos cada octubre un suplemento exclusivo, hecho por la agencia desde Rosario, en el diario La Nación de Buenos Aires, sobre Agroindustria Argentina, que salía justo un sábado al año,  coincidiendo con su excelente suplemento rural. Vamos al comentario de Miguel D. Etchebarne que nos has enviado nuestro buen amigo, realizador de Tangueando y Pampeando.

     

    Cosa de negros

    El tango es una de las Cosas de negros (Córdoba, Río de la Plata 1926) de Vicente Rossi. Su origen provendría, según este autor, de los remotos candombes precursores de la milonga, que engendra a su vez, la posterior melodía ciudadana. Es lindo libro el de Vicente Rossi, hoy tan difícil de hallar; Borges lo ha glosado con aguda certería en Ascendencias del tango, capítulo de El Idioma de los Argentinos (Bs. As., Gleizer, 1928).

    Los negros, pintorescos profesores de piano de la época colonial (los retratan en coloridas imágenes, J. A. Wilde y S. Calzadilla), son también para José Luis Lanuza (Morenada, Bs. As., Emecé, 1946) los progenitores del tango. Rossi afirma que “en 1866-67 se propagó en Montevideo un tango titulado El chicoba (en bozal, El escoba o El esobero), pero era un candombe, según los que lo conocieron; sin duda un tango a lo raza africana.

    En el 89-90 aparecen en el Plata ciertos tangos compuestos y editados en Buenos Aires por profesionales criollos, y lo sugestivo del caso es que esos mismos compositores ya editaban milongas. Los tales tangos eran habaneras, y las milongas, de tipo académico montevideano.

    Ese cambio de nombre a la habanera no tuvo otro objeto que el de ofrecer una novedad para piano, e influyó en ello la milonga, que circulaba en ediciones que fácilmente agotaban los aficionados. Se adoptó el vocablo tango por elogación de tanguito, cubano como la habanera, y ambos danzas eran de negros”.

    Miguel D. Etchebarne  (La Nación, domingo 17 de marzo de 1957)

    Veamos que nos cuenta de "El tango en el teatro"
     
    Eduardo Aldiser
    Argentina al Mundo con la historia del tango argentino, sus intérpretes, sus orígenes

    Compartir en

    Lista de comentarios

    isabelle Leymarie04/06/2016 17:35:03

    He publicado: "Del tango al reggae - Musicas negras de América latina y del Caribe" Prensas de la Universidad de Zaragoza.

    Eduardo Aldiser21/10/2011 13:06:55

    Me permito hacer una acotación sobre el comentario final del escritor Miguel D. Etchebarne, donde da un origen cubano a habanera y tanguito... realmente tanguillo y andaluz, como las habaneras. Éstas florecieron especialmente en los puertos de Cádiz y Sevilla, donde llegaban los barcos de La Habana. Y son en su mayoría españoles con añorazas de aquella ciudad y de Cuba quienes canalizan así su "morriña". Aún hoy, la habanera tiene vigencia en España y cada año se realiza un festival en el Levante. Recomiendo nuestra nota http://argentinatango.es/En-Espana-se-hablaba-del-tango-rioplatense-a-mediados-del-Siglo-XIX-en-un-diccionario-enciclopedico/46 Saludos cordiales

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html