• Argenmtina Tango - Ricardo Bruno y sus preguntas

    Le surge la idea de preguntarles a sus amigos sobre el “tango nuevo”. Así Ricardo Bruno va recibiendo respuestas que se centran en el tema o que, hablando del tango en general, tal como lo entendemos en Argentina, enfocan distintos aspectos de “esa musiquita” que decía Borges, cuando para él mismo era mucho más.

     

    Ricardo Bruno es ese personaje que hemos entrevistado para hablarnos de sus poemas que se transforman en letras de tango cuando Juan María Solare, que vive en un barrio cercano a su PalermoBremen, Alemania, les pone música.

     

    He aquí algunas de las opiniones vertidas

    Daniel García, pianista, compositor y director de orquesta de tango en Buenos Aires, ArgentinaDaniel García es el director de Tangoloco - Daniel García Quinteto: Como en todos los rubros musicales, está la buena música y la descartable, más allá de los géneros y de las generaciones que lo interpretan. Y en el tango nuevo ocurre lo mismo, pero... ¿hay realmente un tango nuevo después de Piazzolla? El electrónico parece ser descartable y aún no vislumbro creadores de ese tamaño, aunque hay excelentes jóvenes bandoneonistas, instrumentistas e intérpretes en general.

    Yo creo que todos los que intentamos fusionar el tango con otras músicas o aggiornarlo de alguna manera tenemos la obligación desde el lado creativo de intentar hacer algo original por sobre todas las cosas. Con Tangoloco ese siempre fue el camino, y ahora estamos grabando nuestro sexto disco con temas 100% compuestos por nosotros. Es un riesgo que hay que correr, siempre con la pasión y el respeto que nos merece nuestra fuente madre sin distinción de rótulos: LA MÚSICA.

    Julián Graciano, guitarrista, docente, compositor y arreglador musical. Es argentino, hace tango y vive en Buenos AiresJulián Graciano, guitarrista, compositor, docente, arreglador: La palabra “nuevo tango” me parece que al segundo de leerla ya está fuera de su tiempo, en un pasado cercano. Los músicos y poetas siempre escriben en su propio ”hoy” cuando son sinceros consigo mismos, y ese “hoy” se queda eterno, pero en todas las épocas hubo “artistas de marketing” que repitieron moldes, los cuales funcionaron en el momento y se esfumaron al poco tiempo.

    Entiendo por nuevo algo que no ha sido usado, por ejemplo unos lindos zapatos charolados guardados en su envoltorio original sin uso; ahora bien, fueron realizados en 1920 y lo abro en el 2000. Si llevo esta comparación al terreno del tango, nuevo podría ser un CD con obras de Gardel realizadas por un joven cantante de tangos con las guitarras transcriptas tal cual de la grabación original. ¿Eso sería nuevo?

     

    Dada esa contrariedad, siempre preferí hablar de un tango “contemporáneo”, un tango que refleje su momento en tiempo real, que aporte ideas estéticas, armónicas o melódicas que sirvan como pilar para la búsqueda de las próximas generaciones de artistas de su futura contemporaneidad.

    Lina Avellaneda, notable cantante del tango y folklore argentino, autora y profesora de cantoLina Avellaneda es cantante, letrista, profesora de canto: Dejando de lado la filosófica cuestión de la vida misma, que se debate entre "el que no cambia todo no cambia nada" y en la aceptación de lo viejo y bueno conviviendo con lo nuevo, dilema que se nos presenta a diario y que no es exactamente a lo que se nos invita a hablar, debo decir que soy de las que creen que lo nuevo de cualquier actividad artística no es producto del talento de algunos individuos -aunque ellos se lleven la autoría- sino, en todo caso, de la enorme necesidad de plasmar los cambios de la vida cotidiana y contar otra historia, y que de la profundidad de esos cambios, de lo cruel de esas crisis, o de la bonhomía de las mismas, salen las bases de lo artístico. Pero que si no existen los suficientes canales de educación, cultura, producción y difusión de las artes, no aparecen en cantidad y ven la luz y por lo tanto es más difícil encontrar la calidad sobre lo poco o sobre lo no conocido.

    Cuando este país tenía radios con cantores en vivo y cada disco era esperado en la mayoría de los hogares, y la Industria Cultural del Cine llevaba los tangos por el mundo, los autores competían en calidad, en originalidad, en estudios... El tango en Buenos Aires http://argentinamundo.com/Argentina-Mundo.-Ciudad-Autonoma-de-Buenos-Aires.-La-Capital-Federal/334 era más difundido y escuchado, más consumido que ninguna otra música.

    La famosa penetración cultural nos hacía llegar algo de jazz y no mucho más. No digo que para bien, no digo que para mal. Solo estoy haciendo un diagnóstico. En ese contexto además el tango se multiplicaba en arrabales, en prostíbulos, en salones, y en miles y miles de sociedades de fomento, que nuestros abuelos y nuestros padres creaban para traer el gas y el pavimento. Nada de esto sigue en pie. ¿Por qué tendría que darse entonces el mismo fenómeno de cantidad y calidad de autoría? Este país ha sido de-vas-ta-do por décadas y décadas, y el arte no es ajeno a esta devastación. Habiendo aquí ya sentado mi posición al respecto, y sin perjuicio de ello, creo también que algo se les ha escapado tratar a los autores del tango "nuevo" para que dicha fuerza hubiera podido trascender como lo ha hecho en las mismas décadas de devastación buena parte del rock nacional. Seguramente no hemos estado a la altura de los impresionantes y conmocionantes acontecimientos que vio esta tierra y este mundo y que nuestras letras no hay podido plasmar del todo, con honrosas excepciones claro está.

    Por último y aunque no es menos importante, habría que pensar en qué significa escribir tangos nuevos... Hace unos años compartí un escenario con un colega que presentaba su material, bien escrito por cierto y de reciente factura. Nombraba sin embargo arrabales, faroles y cuchillos que remitían a antaño. Cabalgar sobre la nostalgia y sacar buen rédito de ella no siempre es escribir algo nuevo.

    En Argentina Mundo: Lina Avellaneda, maestra del tango y el folklore argentino

    Lucio Tapia, músico y artista plástico argentino. Realiza temas de tango

     

     

    Lucio Tapia es músico y artista plástico: Como autor de "Tangos nuevos" que soy, nacido en 1965, criado en la cultura Rock, cuando el Tango era casi una mala palabra en los 80 y reconciliado con ese estilo en el nuevo siglo, luego de una temporada viviendo en Londres, el Tango sigue siendo la expresión nacional más acabada y un salvavidas en un mar de llanto, como siempre lo fue en todas la épocas. No hago distingos entre tango Nuevo o Viejo. A fin de cuentas su historia es muy larga y ya se hablaba de Tango Nuevo en 1917 cuando se editó “Mi noche triste”.

     

     

    Lucrecia Merico, cantante argentina de tango. Vive en Buenos Aires

     

     

    Lucrecia Merico es cantante: El tango es una forma de vida, pero real. Cuando camino, cuando hablo, cuando me relaciono con los demás, en todo está. Cuando me levanto a la mañana y enciendo la radio y me tomo unos mates, también. Eso es tango: un modo de sentir. Para mí.

     

    Ilustra la nota uno de los cuadros inspirados en el tango del artista plástico argentino Ricardo Albisini (1941-2005), de Tandil, Provincia de Buenos Aires

     

    No se muevan que viene un corte, una quebrada... a lo Soldán... y volvemos con más opiniones

    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango  - Radio Aldiser  Argentina Mundo   -  Aldiser Argentina Tango   -  Argentina Folklore      Argentina Mundo en Facebook   -  Provincia 25 Argentina

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Violeta Viola01/09/2013 01:38:19

    tango para los más chicos. Por qué enseñar a bailar tango en la infancia.

    Cuando cursé mi escuela primaria había
    un espacio destinado a la música,
    entonces una profesora -de quien nunca
    supe el nombre-, sentada al piano, nos
    hacía formar fila india y así cantábamos
    el Carnavalito Santiagueño,

    Esa práctica se prolongó durante siete años, aún lo recuerdo, obviamente por repetición, pero no tiene gran significado para mí.

    En otra ocasión, en la misma escuela, la profesora de labores nosenseñó a bailar el vals, ya que haríamos trajes de época con papel crepé esa experiencia fue fascinante nos sentimos participativos y nos entusiasmamos por integrar el cuerpo y la mente, que necesitan estar en armonía única.

    En el año 2002, realicé mi primera experiencia con clases de tango para niños, fue en el Centro Cultural Carlos Gardel, en el barrio del Abasto, durante dos años me enriquecí y disfruté de ellos (un grupo dechicos de 4 a 9 años). Fue maravilloso y esos chicos ya no se olvidarán de lo aprendido, porque integraron el cuerpo al aprendizaje; así como nadie desaprende el andar en bicicleta o el nadar, por ejemplo.

    En 2006 conduje un Taller de Tango para chicos en una escuela dezona desfavorable del Gran Bs. As. donde concurren niños emergentesde familias de muy bajos recursos. Como pasaban allí todo el día, tenían talleres extra-programáticos y la directora, una joven amante del tango, me convocó para dar las clases.
    No quiero extenderme en los detalles y anécdotas que son muchas; solo diré que aquello fue simplemente maravilloso, no sólo por elaprendizaje del baile sino por la transformación actitudinal que se ibamanifestando en esos chicos, quienes de andar con sus cabecitas gachas y descuidar su imagen, empezaron a levantar su auto estima, a auto valorarse.

    ¿Por qué el tango?
    Porque el Tango forma parte de nuestro patrimonio cultural y es el folclore
    que nos representa en el exterior, porque es símbolo de nuestra Identidad
    Nacional.

    Cuando uno visita el interior del país, se da cuenta del fuerte arraigo al patrimonio cultural de cada región, no hay un niño, por humilde que sea su condición social, que no sepa bailar una chacarera en Santiago o unchamamé en el litoral. ¿Por qué entonces no inculcar también en nuestros chicos el folclore porteño?

    Claro, la Gran Aldea sufre y goza de diversidad, pues, como dijoEladia Blázquez, te pueblan tantos ecos y tantos sones, que cuesta imaginarse tu voz primera Por eso, porque el tango es el producto de nuestra diversidad cultural es necesario rescatar su poder integrador, unívoco y polifónico a la vez; y en él simbolizar nuestra Identidad, la que ya reconoció el resto del mundo.

    Considero importante aclarar que enseñar a los chicos a bailar tango no tiene por objetivo preparar bailarines profesionales, sino despertar el gusto por la música y la danza ciudadana en los chicos, además de conectarlos con el placer de expresarse a través del cuerpo y educarlos en la libertad de la expresión sensible.

    El tango no es cosa de viejos ni de oscura reputación, es parte de nuestra
    identidad; es la expresión artística que nos representa y el símbolo que nos
    identifica como argentinos en todo el mundo.

    (*)Violeta Viola es docente en el área de la comunicación.
    ************************

    Nicolás Cobelli26/08/2013 01:59:32

    Pienso que jamás va a existir el Tango Nuevo, lo dijo Troilo que un poquito sabía del tema: "No hay tango viejo ni tango nuevo. El tango es uno sólo. Tal vez la única diferencia está en los que lo hacen bien y los que lo hacen mal." Yo creo que el tango tiene que tener la esencia del tango, los yeites y un lugar casi metafísico de donde hay que pararse para hacerlo. No creo que ni el Tata Cedrón ni Piazzolla hayan hecho "tango nuevo", hicieron tango desde otra mirada, uno intelectual, poética y compositiva, el otro desde el virtuosismo y la sonoridad. Pero siempre mantuvieron la idea. Me parece genial que haya nuevas miradas y propuestas, incluso disfruto mucho de varias de ellas como La Chicana, 34 Puñaladas, La Guardia Hereje, La Fierro, Julio Coviello, Altertango, Quiero 24. Pero en todas advierto la esencia y una búsqueda en el tango clásico, un estudio previo y una pasión por los históricos. En cambio cuando escucho propuestas que están disfrazadas de tango para calar en el circuito o ser cool ya no me gustan. Creo que si se quiere escribir el Nuevo Testamento primero hay que leer el otro que fue el que tiró la posta y marcó una huella.

    Oscar J Benvenuto22/08/2013 15:12:24

    Agradezco a Ricardo Bruno,esta invitacion a dar mi opinion con respecto al Tango.
    Creo que todos y cada uno de los que me antecedieron,han dado una opinion bien acertada,
    especialmente,desde el punto de vista de un musico/compositor.
    Pienso tambien,que el tango ni pasa ni pasara de moda...las epocas ,las personas,van cambiando,y los autores,solo reflejan lo que van viendo al pasar los tiempos...Lo que reflejan ,en cuanto a las letras de tangos de hace 60/80 años atras,logicamente,deben de
    reflejar cosas de esa epoca....los autores generalmente van escribiendo el reflejo de lo actual..de cada particular momento....Lo mismo sucede con la musica....Desde el tango milonga,al tango cancion,mas lento,letras mas intensas,como decia Carlos Gardel,
    "Operas"contadas en 3 minutos......La musica a ido evolucionando continuamente,la maxima evolucion a sido la epoca "Piazolliana",donde un loco lindo,brillante musico e inspirado compositor,quiso agregar ciertas escalas opuestas,acordes mas completos y complicados,donde su armonia fue dejando marcado un estilo nuevo...ese mismo estilo,que,a pesar que los Tangueros clasicos,en un momento,rechazaron,a ido dejando entrar al tango en una nueva categoria,tanto que,hoy en dia,en cualquier escenario del mundo,cualquier musico,en cualquier sala de conciertos,por mas importante que sea,no se considera "completo en su mision",si no interpreta una obra de nuestro querido Astor Pantaleon....y esto a hecho que,nuestro tango en general,sea escuchado en mucho mas partes del mundo,como asi tambien,interpretado en mas partes del mundo,valga la redundancia,o sea que,no esta decayendo,sino que ha cumplido la "mayoria de edad" y ahora,ya identifican a nuestro pais,y a nuestro tango,gracias a quien tuvo la inspiracion de darle la categoria que el tango tiene actualmente en el mundo.Todo esto lo digo,con todo respeto,solamente producto de la experiencia de mis casi 83 años,y 46 vividos fuera de mi pais,llevando nuestra musica,folklore y tango,a lugares que,cuando empece,era una locura hacerlo.Hoy en dia,es algo normal.Una prueba de lo que digo es,un famoso concertista y director de origen Argentino,Don Daniel Baremboim,mezcla a Mozart,con Discepolo,a Agustin Bardi,con Chopin,o a Gardel/Lepera,con Brahams,explicando en varios idiomas que domina perfectamente,y a publicos,que tal vez,nunca hubieran podido compenetrarse en nuestra musica.Otra anecdota...un dia de otoño,en el Central Park de la Ciudad de New York,estaba el maestro Astor Piazolla
    con un grupo de excelentes musicos dando un concierto al aire libre,solamente el escenario tenia cubierta,y,de acuerdo a lo que vi,la mayoria de los expectadores eran
    musicos.....Estaba la orquesta tocando,cuando comenzo una llovizna,que de a poquito se convirtio en un chaparron,pero,nadie se inmuto,ni se movio,ni busco refugio de la lluvia,que queria a toda costa privarnos de tan apreciado concierto...El programa siguio hasta el final,lo que fue coronado con un intenso y prolongado aplauso....
    Logicamente,nuestros tangueros tradicionales,cuando dicen que Piazolla,no es tango,deberan ajustar sus oidos,para poder escuchar esas diferentes escalas,contrapuntos,y superacordes...es la unica forma de comprender esa musica.

    Alejandra Gorostiza14/08/2013 20:22:41

    Verdaderamente no me siento capacitada para hablar sobre el tango viejo o el tango nuevo.Me remitiré solo a decir lo que siento.El tango me representa, si estoy por la calle o lejos de mi país y escucho al pasar un tango me emociono, me alegro, porque lo siento propio , es de mi tierra es parte de mi raíz y enseguida pienso en mi país.También creo que el tango es nostalgioso,amoroso,y muchas cosas mas,habla de la vida,y la música es un clásico, como Mozart, Beethoven,Bach,Chopin en resumen para mi el tango es eterno

    Marta Pizzo13/08/2013 15:07:10

    Cuando pienso el Tango, cuando lo siento, se me aparece como baldosa de una vereda que tantos han caminado y que no obstante necesito acariciar con mi propio paso vivo. El Tango es respirar. Están los que ya no pueden hacerlo y estamos los que seguimos inspirando y exhalando el aire a su compás. El tango, sin presente, tal vez hubiera sido en vano. Sin voces frescas, sin oídos ávidos, sin cuerpos a movilizados, los acordes
    -por más maravillosos- quizás se hubiesen apagado en una esquina de su soledad. El Tango es un enigma hereditario que nos late. El Tango sos vos, el Tango soy yo. Ayer, hoy, mañana y mientras dure el Mundo.

    Violeta Viola13/08/2013 05:09:11

    El Tango es un micromundo que reproduce al mundo real en todas sus aspectos, tal como en El Aleph, -el célebre cuento de Borges- absolutamente todo está en el Tango. Sólo quien se mete en ese micromundo puede reconocerlo así. Tal vez por eso es infinito y nunca termnamos de aprehenderlo, tal como la vida se prevé o se improvisa, nos sorprende y nos enriquece a cada paso, cada experiencia de vida tiene su analogía en el Tango.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Proteccin de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html