• Academia Nacional del Tango de Argentina, la gran institución

    Podríamos agregar, la necesaria institución que, como ocurre siempre, surgió por la inspiración de una sola persona, `un sueño´ confesado por su creador y presidente, el poeta e historiador del tango rioplatense Horacio Ferrer, personaje ideal por su doble condición de uruguayo de nacimiento, argentino por vocación y raíces maternas. Ese sueño se plasmó con fuerza de la ley por el Decreto 1235 del gobierno argentino del 28 de junio de 1990. Un paso muy grande para el tango argentino y su proyección como música universal.

    Por tres años podríamos decir que tuvo una sede itinerante. En 1993 el Touring Club Argentino le otorga en comodato el primer, segundo y tercer piso del Palacio Unzué, en Avenida de Mayo 833, que fue rebautizado como Palacio Carlos Gardel. En los bajos se encuentra el Café Tortoni y tiene mucho sentido el emplazamiento en ese tramo de la popular vía porteña, sobre los salones por donde ha transcurrido gran parte del acontecer cultural de la Reina del Plata en el último siglo y medio, cuando ya se hablaba en enciclopedias españolas de la música rioplatense. En la actualidad el edificio, originalmente los fondos del palacio levantado en Rivadavia 830 de Buenos Aires, por donde se accede desde 2003 al Museo Mundial del Tango que se puede visitar de lunes a viernes de 14 a 20 h, es propiedad de la Academia.

    El bandoneón de Aníbal Troilo "Pichuco" y otras piezas del Museo del Tango, en la Academia Nacional del Tango, Buenos Aires, ArgentinaJunto a la comisión directiva que rige las actividades, se ha estructurado la Academia Nacional del Tango de Argentina en estamentos de académicos, como lo son el Cuadro de Académicos Titulares o de Número, integrado por artistas, autores, compositores,  historiadores y difusores del tango; el Cuadro de Académicos de Honor, al que pertenecen figuras destacadas de la cultura y la música popular argentina; el Cuadro de la Generación Intermedia tiene la misma composición que el anterior, pero está integrado por figuras más jóvenes; el Cuadro de Académicos Honoris Causa, con personalidades del mundo cultural y social porteño; el Cuadro de Académicos Consultos reúne a grandes poetas e historiadores; en el Cuadro de Académicos Eméritos se sitúa a quienes fueron titulares e integran este grupo en razón de sus edades; en el Cuadro de Jóvenes se encuentran artistas del tango de la nueva generación, entre ellos argentinos amigos nuestros que viven en España como Sacri Delfino y Patricia Ferro Olmedo.

    Uno de los salones del Museo del Tango que funciona en la Academia Nacional del Tango, Palacio Carlos Gardel entrando por Rivadavia 830, en Buenos Aires, ArgentinaFinalmente existe un Cuadro de Académicos Correspondientes, personalidades del mundo del tango con el mismo status que los académicos titulares, pero con residencia en las provincias argentinas o en el exterior.  Entre éstos últimos, esta sección nuestra de tango fue iniciada con la valiosa colaboración de Rodolfo Ghezzi, cordobés de Villa María, que fuera académico correspondiente en Madrid, donde residía. Lo mismo ocurría con el asturiano Antonio Belaústegui, prestigioso médico español que difundió el tango como cantor. También tuvimos la oportunidad de saludar al Dr. Juan Montero Aroca, Catedrático de Derecho Procesal de la Universidad de Valencia, Magistrado del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana y autor del libro “La Cumparsita, Vida y Derecho en el Tango más universal”, cuando recibió su nombramiento en Abril 2011.

    Para quienes visiten la Academia Nacional del Tango, los acompañamos… se van a encontrar en el primer piso con los salones Pascual Contursi, Ángel Villoldo, Carlos Vega, Carlos Gardel, Astor Piazzolla, Julio y Francisco De Caro, Aníbal Troilo y De los Angelitos Horacio Ferrer. En ellos funciona la presidencia, la secretaría académica, el Museo Mundial del Tango, la galería de arte, las oficinas administrativas y de atención al público. En el segundo piso se encuentran los salones Luis Adolfo Sierra y Enrique Horacio Puccia dones, desde 1995, funcionan el Liceo Superior del Tango y los cursos de baile. Además están la Biblioteca del Tango, el Archivo General del Tango, la videoteca y la discoteca.

    En sus sesiones plenarias semanales y en otras actividades y actos especiales, el tango es dueño y señor, siendo interpretado y analizado histórica, musical y culturalmente por importantes personalidades. La Academia Nacional del Tango es una institución viva, que sale a las calles adyacentes cada año, para participar entre los organizadores de La Gran Milonga Nacional, en La Noche de los Museos, etc. Se proyecta en Argentina y a nivel internacional, como difusor y garante de las esencias de esa música, canto y baile que nos representa e identifica en el mundo, el tango.

    Eduardo Aldiser
    Argentina Tango - Radio Aldiser - Argentina Mundo  - Argentina Folklore


     

     

    Compartir en

    Lista de comentarios

    Piluca Fernández Llamas21/01/2018 00:00:02

    Próximamente visitaré la ciudad y quiero saber si en la Academia es posible consultar algún archivo de la historia del tango.
    Un saludo

    REYNALDO ANSELMI--- (PARIS).20/07/2014 00:36:14

    MUY BUENO!!---- PERO... SIN COMENTARIOS!!!-- (FRATERNAL ABRAZO-- PARA HORACIO RERRER)!!--- PARIS.

    1

    Escribe un comentario

    Nombre (requerido)
    Email (requerido, no será publicado)
    Recordar los datos en este equipo
    Protección de datos
google-site-verification: googled79617e5f852b5e6.html